Qué ver en Split

Visité Split en un Puente de Todos los Santos, cosa poco común. Probablemente la ciudad otoñal que conocí no tiene mucho que ver con la soleada (y veraniega), pero de todos modos me gustó mucho y recomendaría a todo el mundo ir. Por eso, te traigo esta guía para que sepas qué ver en Split fuera de temporada.

Aunque en noviembre no hay tanto ambiente como imagino que habrá en agosto, lo cierto es que es una buena oportunidad para disfrutar más de la ciudad que en la temporada alta, cuando seguramente estará hasta arriba de turistas. Esto, y que la temperatura es muy agradable (ni calor ni frío), es una buena combinación para perderte por sus rincones y laberínticas calles.

Pero… ¿qué ver en Split? Sin duda, hay mucho que ver, ya que la ciudad fue nombrada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1979. Aquí tienes un resumen de sus 7 atracciones turísticas más destacadas. 

Palacio de Diocleciano, Split
Así era el Palacio de Diocleciano en la antigüedad

¿Qué ver en Split?

1. El Palacio de Diocleciano. Los restos de este palacio ocupan gran parte del casco histórico de Split, el cual está formado por estrechas callejuelas. Algunas partes de este monumento están muy bien conservadas, como el Peristilo, aunque otras lamentablemente no. La ‘culpa’ es de que es uno de los pocos monumentos históricos en el mundo en los que aun hoy día habita gente (si no el único). La ciudad surgió en torno a este palacio, que fue el lugar de retiro del emperador romano Diocleciano (de ahí su nombre).

2. El Peristilo. Se trata de un patio con gradas rodeado de columnas al lado de la Catedral. Es uno de los lugares mejor conservados de la ciudad y uno de los lugares con más ambiente. ¿El motivo? En uno de sus laterales hay un bar en el que por las noches se puede disfrutar de música en vivo en dichas gradas. Éste es un lugar mágico y, sin duda, mi lugar favorito en Split.

Peristilo, qué ver en Split
El Peristilo es uno de los lugares con más encanto que ver en Split

3. La Catedral de San Domnius. Originalmente era el mausoleo del Palacio de Diocleciano, pero se convirtió en Catedral más tarde. Llama la atención su bonita torre, que sobresale sobre el resto de edificios del centro histórico de Split y a la que se puede subir por una escalera.

4. El Paseo Marítimo. Llamado Riva, es un lugar lleno de restaurantes y terrazas en las que tomar algo y disfrutar de sus vistas al puerto y el mar. Es un lugar con mucho ambiente y por el que pasearás seguro si visitas Split. Para tener una buena foto, puedes dar un paseo hasta el puerto. La vista desde allí, especialmente al atardecer, es preciosa.

Riva, qué ver en Split
La Riva de Split invita a pasearla una y otra vez

5. Estatua de Grgur Ninski. Se trata de un obispo que introdujo el idioma croata en las misas en la ciudad allá por el siglo X (algo insólito, ya que las misas hasta entonces solo se decían en latín). Se dice que tocar su pie da buena suerte.

6. El Monte Marjan y su mirador. Para tener unas buenas vistas de Split hay que subir al Monte Marjan. Se puede acceder subiendo unas cuantas escaleras y en la parte del mirador hay un bar en el que tomar algo disfrutando del paisaje. En este monte además hay más atracciones, que son las capillas construidas en él, algunas de ellas incrustadas en la roca.

Marjan, qué ver en Split
Las mejores vistas de la ciudad están en Marjan

7. La plaza Pjaca. Esta plaza se encuentra fuera de los muros del Palacio de Diocleciano, pero aun así es parte del centro histórico de Split. En esta plaza destacan la Torre del Reloj y el edificio del antiguo ayuntamiento. Se trata de un lugar también muy animado con terrazas y restaurantes.

¿Qué ver en los alrededores de Split?

Split es una ciudad grande, pero recorrer su casco histórico no te llevará demasiado. Para conocer bien la costa Dálmata, puedes combinar tu visita a Split con excursiones a las islas cercanas de Hvar y Brac o a la ciudad de Trogir, situada a pocos kilómetros y también declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO (en 1997).

Para llegar hasta las islas lo mejor es consultar los ferries. Cuidado si viajas en temporada baja, pues las conexiones no son las más idóneas (me quedé con las ganas de visitar Hvar por este motivo). Para visitar Trogir puedes desplazarte fácilmente en autobús. Para tomar ambos (ferry o bus) debes dirigirte al puerto de Split.

Trogir
¿No te parece que Trogir es un lugar precioso como para hacer una excursión desde la vecina Split?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 ideas sobre “Qué ver en Split”