Visitar Croacia: preparativos de viaje por el país de moda

País de la Unión Europea, mediterráneo, de moda y con paisajes y ciudades increíbles de los que todo el mundo habla maravillas. Con esta combinación, parece que planear un viaje para visitar Croacia sea coser y cantar, pero hay que tener algunas cosas en mente. En este post te cuento todo lo que debes saber para puedas preparar tu viaje de manera sencilla y ¡disfrutarlo!

Un poquito de información general para visitar Croacia

Con poco más de 4 millones de habitantes, Croacia ha conseguido ser uno de los destinos más deseados en la época veraniega. El buen clima, sus más de 1.800 kilómetros de costa en el Adriático y sus bonitos paisajes y ciudades ya son de por sí un atractivo, aunque hay que sumar otros dos factores: algunos de sus destinos han sido escenario de la serie Juego de Tronos y su equipo de fútbol es sub-campeón del mundo (seguro que recuerdas a su presidenta con la camiseta de Croacia abrazando a los jugadores bajo la lluvia). ¡Croacia está de moda!

Pero más allá de los recientes acontecimientos, si retrocedemos un poquito en el tiempo, apenas veintipico años, nos encontramos con una Croacia destruida por la Guerra de los Balcanes. Croacia fue hasta 1991 parte de Yugoslavia, donde los conflictos étnicos dieron origen a la guerra más sangrienta y violenta en Europa desde la Segunda Guerra Mundial. Todavía hoy se pueden ver edificios con marcas de metralla por todo el país. La recuperación económica ha sido casi milagrosa gracias al turismo al ser uno de los primeros países balcánicos en mostrarse al mundo como destino vacacional. También ayudó su incorporación a la Unión Europea en 2013. 

Visitar Croacia, Dubrovnik
Dubrovnik es la estrella de Croacia

Requisitos de entrada

Al ser un país de la UE, si eres europea o europeo no es necesario sacar visado y puedes visitar Croacia con tu DNI. Eso sí, deberás pasar el control de pasaportes al salir del país de origen y al llegar a tu destino, ya que Croacia no forma parte del espacio Schengen. Para quienes no sepan qué es exactamente Schengen, es un acuerdo entre algunos países europeos que garantiza la libertad de circulación de sus ciudadanos entre los mismos sin fronteras.

Si eres de Argentina, Uruguay, Chile, Bolivia, Perú, Colombia o México no necesitas visado para estancias inferiores a 90 días, pero sí necesitas tener el pasaporte en vigor y con validez de al menos 6 meses. Estos son algunos ejemplos; si eres de otro país, consulta en la embajada por las dudas.

Moneda y precios en Croacia

Croacia no está en Schengen y tampoco en el Euro. Su moneda oficial es la Kuna y el cambio actualmente está a 1€ = 7,4HRK. En muchos sitios puede pagarse con tarjeta, pero en muchos otros no, por ejemplo, en muchos apartamentos turísticos. Por eso, lo mejor es pedir kunas a tu banco antes de visitar Croacia, ir a una casa de cambio al llegar al país (evita las de los aeropuertos porque se quedan con una comisión bastante grande) o sacar dinero del cajero.

Para sacar dinero del cajero deberás contar con una tarjeta que no te cobre comisiones o que las que te cobre sean bajas. Las tarjetas normales de débito o crédito suelen tener un 5% de la cantidad retirada de comisión. Por ejemplo, si sacas 500€, se quedan con 25€, y eso si el cajero no tiene sus propias comisiones, que la mayoría suelen tener.

Tarjeta de N26

Mi consejo es que te hagas con una tarjeta que te cobre pocas comisiones o ninguna. Yo tengo la gratuita de N26 que te da 5 retiradas de efectivo gratuitas al mes en la zona Euro. Para Croacia esto no serviría, pero la comisión es del 1,7% que es bastante más baja que la de otros bancos. Siguiendo con el ejemplo de la retirada de 500€, te quitarían 8,5€ (una tercera parte). Eso sí, ¡los pagos en cualquier divisa y parte del mundo no tienen comisión!

También existe una tarjeta Black, de N26 también, que cuesta 9,90€ al mes y esta sí incluye retiradas sin comisiones en cualquier cajero del mundo y seguro de viajes. En la página de N26 tienes más información de todo.

Precios en Croacia

En cuanto a los precios, hay de todo, pero si viajas en verano olvídate de los precios asequibles. Como está de moda, todo está por las nubes, especialmente Dubrovnik, donde la fiebre de Juego de Tronos ha hecho que los precios estén infladísimos. Para que te hagas una idea, ¡subir a caminar por las murallas de la ciudad cuesta 20€!

Los alojamientos en los sitios turísticos son muy caros y es muy difícil encontrar algo por debajo de los 100€ la noche en verano, los restaurantes también suben sus precios y muchas atracciones turísticas multiplican los precios de las entradas. Por ejemplo, visitar los Lagos de Plitvice en invierno cuesta 55 kunas ¡y en verano 250! En el resto del país los precios son algo más moderados aunque lo único que encontré barato en comparación a España fue la autopista (unos 4€ por unos 70 kilómetros).

Visitar los Lagos de Plitvice
Una de las estampas típicas del Parque Nacional de los Lagos de Plitvice, imprescindible al visitar Croacia

Principales destinos que ver en Croacia

Lo más lógico es llegar a Croacia en avión y es por eso que la mayoría de destinos que conocemos es porque tienen aeropuerto, ¿a que sí? Zagreb, Dubrovnik y Split tienen conexión directa desde España, mientras que para llegar a Zadar o Pula habría que hacer escala. Los precios no suelen ser muy baratos, así que aquí te dejo el comparador de precios de Skyscanner para que encuentres la mejor oferta.

Una vez sepas a qué aeropuerto vas, es más fácil comenzar a planificar una ruta para visitar Croacia. Yo empecé por Dubrovnik para hacer una ruta circular por Croacia y Bosnia, pero es solo una de las muchas opciones que tienes, ya que hay muchos lugares interesantes que ver.

Dubrovnik

Dubrovnik es el destino estrella de Croacia. Desde que se convirtiera en Desembarco del Rey en Juego de Tronos ha multiplicado por miles sus visitantes (y sus precios). Es una ciudad amurallada Patrimonio de la Humanidad, preciosa, aunque mi consejo es que la visites en temporada baja.

Split

Muy conocida es también la segunda ciudad más grande del país. Pese a su amplitud, lo que de verdad merece la pena ver en Split es la parte histórica, con su Palacio de Diocleciano, la Riva y un montón de callejuelas laberínticas. Muy cerca está también Trogir, Patrimonio de la Humanidad.

Islas de Hvar y Brac

Split es ideal para ir a la isla de Hvar, la preferida de los famosos, o a la vecina Brac, donde se encuentra la espectacular playa del Cuerno de Oro.

Sibenik

A medio camino entre Split y Zadar, puede que no te suene mucho, pero deberías ir. Hay bastantes cosillas que hacer en Sibenik y además está muy cerca del Parque Nacional de Krka.

Catedral de Santiago, que hacer en Sibenik
Entre las cosas que hacer en Sibenik está visitar su Catedral

Zadar

Zadar es otra ciudad amurallada, aunque no tan conocida. Cuenta con restos romanos, medievales y de la época en que fue protectorado veneciano, todo ello combinado con su famoso Órgano de mar.

Lagos de Plitvice

La joya natural de Croacia es el Parque Nacional de los Lagos de Plitvice. Patrimonio de la Humanidad, cuenta con paisajes de gran belleza entre sus lagos, cascadas y bosques.

Zagreb

Por último, Zagreb, la capital, es un destino completamente diferente a los anteriores, ya que su arquitectura más continental poco tiene que ver con las ciudades tan icónicas de la costa Dálmata.

Dónde alojarse en Croacia

Como te decía un poco más arriba, si viajas en verano lo vas a tener muy complicado para conseguir alojamiento barato en Croacia. No hay muchos hoteles, y los que hay se llenan rápido y al final solo quedan habitaciones muy caras en hoteles de lujo.

La mayoría opta por quedarse en apartamentos turísticos y sobes, que han proliferado muchísimo con el auge del turismo y están por todas partes. Los sobes son habitaciones que los dueños de las casas ponen en alquiler para alojar turistas y se han hecho muy populares porque son más baratas. Todo este tipo de alojamientos puedes encontrarlos en Booking.

Cómo moverse por Croacia

Si ya tienes claros tus destinos en Croacia, es hora de ver cómo ir de un lugar a otro.

Coche

Lo más habitual es viajar por Croacia en coche. Es curioso que muchos europeos se llevan el suyo propio para hacer un roadtrip por el país y es muy frecuente ver coches italianos, alemanes o austríacos por la carretera. Para los españoles nos queda un poco lejos (aunque alguno hay que se aventura), así que lo mejor es alquilar un coche al llegar a Croacia. Te recomiendo echar un vistazo a Skyscanner, que no solo compara precios de avión, sino también de coches de alquiler.

El carnet de conducir español es válido en Croacia (y cualquier otro europeo), y tampoco tuvimos problema en Bosnia (si es que tienes previsto cruzar). Ahora bien, debes tener en cuenta que si sales a otro país necesitas la Green Card y tendrás que pagar un seguro específico por día en el extranjero al alquilar el coche. Si vas a tomar ferrys, también hay un seguro extra a pagar.

Las carreteras suelen estar en buen estado (aunque en las islas están algo peor) y hay una autopista que conecta Zagreb con la zona de Split, casi hasta el paso fronterizo de Neum (te cuento qué es esto más abajo). Por tanto, es muy fácil moverse de un sitio para otro y los principales destinos están muy bien comunicados.

Ferry

Con cientos y cientos de islas, en Croacia es muy común utilizar el ferry para ir de un sitio a otro. La empresa más conocida y que cubre más rutas es Jadrolinija. En la mayoría de casos el transporte a las islas se hace en catamaranes y barcos rápidos que solo llevan pasajeros, pero también hay muchos ferrys en los que puedes meter el coche y continuar tu roadtrip por el mar.

Si te animas a viajar con tu coche en los ferrys, debes saber que en verano las colas que se forman son terribles. El pasaje no va por horas, por lo que debes estar al menos dos horas antes si quieres asegurarte de que tu coche entre en el barco que quieres tomar (y a veces, ni así).

Split desde el ferry
Así se ve Split desde el ferry. El barco de Jadrolinija que se ve es uno de los catamaranes de pasajeros

Autobús

Si no quieres complicarte la vida alquilando un coche y teniendo que estudiar horarios de ferrys, lo más sencillo es moverte en autobús. Hay mucha oferta entre los lugares más turísticos, por ejemplo con Flixbus o Croatia Bus, y allí donde no lleguen siempre puedes contratar un tour.

Tours

Ya sean visitas guiadas por una ciudad o excursiones de un día completo a otro lugar, en Croacia existen muchísimos tours. Aquí te dejo los que tiene Civitatis en los principales destinos del país y algunas ideas:

Cruce de fronteras

Como ves, algunos de los tours que se ofrecen en Croacia cruzan a Bosnia o a Montenegro. Su cercanía a Dubrovnik hace que sea fácil incluirlos en una ruta al visitar Croacia. En mi caso hice un roadtrip entre Croacia y Bosnia, haciendo una ruta circular: Dubrovnik – Pocitelj y MostarSarajevoTravnik y Jajce – Lagos de Plitvice – Zadar – Sibenik – Trogir – Split – Hvar – Dubrovnik.

Si vas a visitar algunos de los paises fronterizos, tendrás que pasar por alguna de las fronteras que hay. Debes tener en cuenta que no todas son internacionales, por lo que es mejor informarse bien antes. Por ejemplo, para ir de Dubrovnik a Bosnia puedes tomar el cruce de Ivanica, que está a unos kilómetros de Dubrovnik. Eso sí, échale una media hora por lo menos para cruzar.

Paso fronterizo de Neum

Pero aunque solo quieras visitar Croacia, debes tener en cuenta que el país está partido en dos. La zona de Dubrovnik está separada del resto por una franja de apenas unos 10 kilómetros que pertenece a Bosnia y es su única salida al mar. Esta zona se llama Neum y tendrás que cruzar la frontera dos veces.

Suele ir rápido, aunque puedes encontrarte con grandes retenciones. Esta frontera la crucé una sola vez, yendo de Split a Dubrovnik, y apenas tardamos 10 minutos porque no nos pararon (y a la mayoría de vehículos no los paraban). Sin embargo, pudimos ver que en el sentido contrario el atasco ocupaba varios kilómetros.

Visitar Croacia, paso fronterizo Neum
Lo mejor del paso fronterizo de Neum son los paisajes de esta zona

Tarjeta Sanitaria Europea vs. seguro de viaje

Aunque Croacia sea un país de la Unión Europea y la Tarjeta Sanitaria Europea te garantice la atención primaria en caso de urgencia, estás sujeto a las condiciones del país. Eso implica, por ejemplo, que en Croacia la Sanidad tiene copago, por lo que deberás abonar parte de la consulta médica. Tampoco cubre las repatriaciones. Por eso es importante llevar contratado un seguro que cubra la atención médica de cualquier tipo, y además otros supuestos como robos o cancelaciones de viaje.

En mi viaje a Croacia utilicé Mondo por sus prestaciones y la facilidad de contactar con ellos las 24 horas a través de Whatsapp. Entre las coberturas ofrecen gastos médicos hasta 350.000€ (incluidos gastos odontológicos de urgencia hasta 350€), robos y daños al equipaje hasta 3.000€ o responsabilidad civil hasta 60.000€. Por fortuna no tuve que utilizarlo, pero por 26 euros viajé con total tranquilidad, sin tener que preocuparme de qué pasaría si me pasara algo. Además de sus buenos precios, por leer Viajes e ideas tienes un 5% de descuento en cualquier seguro con Mondo.

Cuál es la mejor época para visitar Croacia

He estado en Croacia 3 veces. La primera en Dubrovnik en septiembre hace varios años, la segunda en Split en noviembre y la tercera este verano de 2018. ¡Nada que ver entre una y otras!

La primera vez que fui a Dubrovnik no estaba tan de moda como ahora y era bastante más barato. De Split también recuerdo que tenía precios asequibles, creo recordar que algo más baratos que en este último viaje, que los precios estaban inflados, como te decía más arriba.

El tiempo en septiembre estaba bien, daba para bañarse aún en el mar, algo que creo que esvextrapolable al resto del Adriático. En noviembre ya no hace tan bueno, y aunque es más agradable para visitar Croacia, ya no podrás disfrutar del mar igual y anochece mucho antes. Agosto, por su parte, ¡es terrible! Hay muchísima gente por todas partes y hace muchísimo calor, entre 30 y 35 grados con humedad.

Por todo ello, creo que lo mejor es visitar Croacia en primavera u otoño, cuando no hay tanta gente y la temperatura es más agradable. Además, tu bolsillo también lo notará.

Equipaje para viajar a Croacia

Dependiendo de la época en la que vayas a visitar Croacia, así deberás hacer la maleta o mochila. El clima es continental, con veranos calurosos e inviernos fríos, por lo que esto ya nos da una pista.

Si viajas en verano lleva ropa y calzado frescos y no te olvides de la protección solar, gafas de sol y gorra o sombrero. Si planeas ir a la playa, además del bañador lleva cangrejeras, ya que la mayoría de ellas son de piedra. Si vas en invierno, lleva ropa de abrigo, teniendo en cuenta que el clima en la costa es más agradable que en el interior, donde puede nevar.

Ya sean las cangrejeras, los guantes o la propia mochila, cualquier cosa que necesites, recuerda que puedes encontrarla en Amazon.

Visitar Zadar, apartamento
No te olvides del sombrero si vas a visitar Croacia en verano 😀 (Foto en Zadar)

Conectividad en Croacia

Si no puedes vivir sin tu móvil estás de suerte, ya que en Croacia puedes utilizar tus datos. Si no tienes un contrato de una compañía europea, entonces deberás adquirir una SIM local o conformarte con el wifi, que aunque no hay muchas opciones abiertas, sí que los alojamientos lo ofrecen bajo contraseña así como muchos otros establecimientos.

A la hora de cargar la batería de tu móvil o cámara, no hay problema tampoco. Los enchufes en Croacia son de tipo F, por lo que no es necesario llevar adaptador desde España.

Espero que toda esta información te sea de utilidad cuando vayas a visitar Croacia. Si tienes alguna duda, deja tu comentario e intentaré resolverla 🙂 . ¡Que disfrutes de tu viaje!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *