17 lugares que ver en Sarajevo, la ciudad de los contrastes

La capital de Bosnia y Herzegovina es un lugar con muchísima mezcla de culturas. Su integración en varios imperios y estados a lo largo de la historia ha hecho que en cada rincón podamos descubrir diferentes claves de las épocas por las que ha pasado. En este post te cuento qué lugares hay que ver en Sarajevo para desgranar poco a poco una de las ciudades con más contrastes del continente europeo.

Un poquito de historia sobre Sarajevo

Aunque los arqueólogos aseguran que Sarajevo ha existido desde el neolítico, los historiadores toman como referencia el año 1461 para establecer la fundación de la ciudad moderna tras su conquista por los turcos. Bajo el nombre de Bosna-Saraj, durante la Edad Media se convirtió en la ciudad más importante de los Balcanes y la segunda más importante del Imperio Otomano, después de Estambul. En el siglo XIX la ciudad pasó a manos del Imperio Austro-húngaro, cuando se industrializó y se introdujeron muchas modernidades, como por ejemplo, el tranvía.

Guerras Mundiales

Los avances que se estaban produciendo quedaron en pausa, ya que llegaron las dos Guerras Mundiales. La Primera Guerra Mundial comenzó precisamente en Sarajevo, con el asesinato del Archiduque Francisco Fernando de Austria y su esposa Sofía frente al Puente Latino, el 28 de junio de 1914, a manos de Gavrilo Princip, miembro del movimiento Joven Bosnia que buscaba la independencia de Bosnia del Imperio.

Puente Latino, que ver en Sarajevo
El Puente Latino, el lugar que se toma de referencia como comienzo de la Primera Guerra Mundial

Tras la guerra el Imperio Austro-húngaro desapareció, aunque Bosnia no fue independiente, sino que pasó a formar parte del territorio que sería Yugoslavia tras la Segunda Guerra Mundial. Durante ésta Sarajevo fue primero tomada por los aliados del Eje y anexionada al estado fascista croata y, posteriormente, bombardeada por los Aliados hasta que fue liberada en abril de 1945.

Guerra de los Balcanes

Después volvió a llegar una época de desarrollo, en la que incluso se celebraron los Juegos Olímpicos en 1984, pero todo volvió a truncarse en 1992, cuando comenzó la Guerra de los Balcanes y, con ella, la Guerra de Bosnia. Tras la desintegración de Yugoslavia, se desató el conflicto entre los bosnios, que querían declarar su independencia de Yugoslavia, y los serbobosnios, que no estaban dispuestos a que eso pasase y se unieron bajo la República Srpska con el apoyo del Ejército Yugoslavo.

Durante este conflicto tuvo lugar el sitio de Sarajevo, un asedio de casi 4 años en el que la parte de la ciudad controlada por los bosnios aguantó los bombardeos y francotiradores desde la parte controlada por los serbobosnios, repartidos por las colinas que la rodean. No tenían luz, agua ni alimentos, y se cifra en más de 12.000 la cifra de fallecidos en la ciudad, algo de lo que dan cuenta los numerosos cementerios que se pueden ver en las colinas. Fue tan atroz que, aunque la Guerra de Bosnia acabó en 1995, el asedió continuó hasta febrero de 1996.

Sarajevo en la actualidad

Hoy en día se ha vuelto a recuperar una aparente calma, aunque el país está literalmente dividido en dos tras los acuerdos de Dayton y eso genera tensiones: Bosnia y Herzegovina y la República de Srpska. Cada uno tiene su gobierno y presidente, dando lugar al sistema político más complicado del mundo. No hay fronteras internas, pero sí que hay diferencias como el alfabeto o la religión. Por ejemplo, en la República de Srpska tienen el alfabeto cirílico y su religión mayoritaria son los ortodoxos, mientras en Bosnia y Herzegovina predomina el Islam (50%) por delante de los ortodoxos (30%) y los católicos (12%). La propia Sarajevo está dividia en dos, entre las dos naciones del actual estado. Quedan, por tanto, muchas huellas aún de esta última guerra, aunque las más visibles sean las de los bombardeos.

Sarajevo
Uno de los muchos edificios aún destruidos por las bombas que se pueden ver en Sarajevo

Con un pasado tan convulso y con tantas influencias de distinta índole, Sarajevo se ha convertido en una ciudad de contrastes, cosmopolita y multicultural. No se entiende sin su historia, así que he dividido en tres las zonas a visitar para que no te pierdas nada de lo que ver en Sarajevo según el momento histórico al que pertenece.

Lugares que ver en Sarajevo en la parte otomana (Baščaršija)

Este barrio es el corazón de la ciudad. Es uno de los más animados y conserva la esencia turca del periodo otomano. Mezquitas, teterías y decoraciones de estilo morisco inundan cada rincón.

La fuente Sebilj

Uno de los lugares más icónicos que ver en Sarajevo es la fuente Sebilj. Se construyó en 1753 y cuenta la leyenda que si bebes agua de la fuente volverás a Sarajevo. La plaza en la que se sitúa se conoce como la de las palomas (porque hay muchas) y es el punto de partida para comenzar a recorrer las antiguas calles del bazar otomano, que aún están repletas de tiendas de souvenirs y artesanías. Una de ellas aún conserva su identidad: la calle del cobre. Aquí todas las tiendas venden productos de este material.

Sebilj, que ver en Sarajevo
La fuente Sebilj es uno de los monumentos más representativos de Sarajevo

La Mezquita Gazi Husrev-beg

La mayor mezquita no solo de Sarajevo, sino de todo el país, fue una de las numerosas contribuciones del governador Gazi Husrev-beg a la ciudad. Es un lugar muy animado y mucha gente frecuenta la mezquita para rezar y visitarla. A un lado del edificio se sitúa la tumba de Gazi Husrev-beg.

Solo tiene un minarete, pero éste fue el punto más alto de la ciudad durante mucho tiempo. También destaca la torre del reloj astronómico, que poco tiene que ver con el resto del estilo arquitectónico del recinto, pero que desde la época otomana indica las horas de oración.

Kursumlija Madrasah, la antigua escuela

Frente a la gran mezquita de Sarajevo se encuentra otro de los edificios legado del governador Gazi Husrev-beg que ver en Sarajevo: la escuela. Se construyó en 1537 y fue una de las mejores universidades de la época, donde se enseñaban diferentes materias.

Morica Han, un antiguo hotel otomano

Cerca de aquí y dentro del dominio de los edificios de Gazi Husrev-beg, el Morica Han es la mejor muestra que ha llegado a nuestros días de cómo era un hotel en la época otomana. Se trata de un edificio cuadrado, con un patio central donde en la época estaban los establos para los caballos de los viajeros y en el que hoy día hay un restaurante, una tetería y un pequeño bazar con productos de artesanía. La primera planta estaba reservada a las habitaciones y hay planes de que el próximo año retome estas funciones, ya que parece que está planificado convertirlo en un hotel de lujo. ¡Date prisa y corre a conocer este lugar histórico antes de que desaparezca!

El ayuntamiento de Sarajevo

Conocido como Vijećnica, es uno de los edificios más llamativos de la ciudad. Tiene detalles arabescos y un colorido que recuerda a algunos lugares del sur de España, y es que está inspirada en los Reales Alcázares de Sevilla. Antes de la Guerra de los Balcanes fue Biblioteca Nacional y llegó a albergar más de 150.000 volúmenes, la mayoría destruidos por el incendio causado por un bombardeo en 1992. España y la Unión Europea aportaron fondos para su reconstrucción y abrió sus puertas hace relativamente poco, ahora como ayuntamiento. Es posible visitarlo y la entrada cuesta unos 5 euros si no recuerdo mal.

Ayuntamiento, que ver en Sarajevo
El ayuntamiento de Sarajevo es uno de los edificios más espectaculares de Bosnia

La antigua sinagoga de Sarajevo

El edificio que hoy en día acoge al Museo Judío fue una sinagoga establecida en el periodo otomano para la creciente comunidad judía que llegaba a Sarajevo procedente de España y Portugal. Huían de la Inquisición y aquí encontraron refugio hasta la Segunda Guerra Mundial, cuando muchos fueron enviados a campos de concentración. Hoy los judíos son una minoría, siendo apenas 1.000 en el país.

Las ruinas de Taslihan

Frente al Hotel Europe, uno de los más modernos del centro de la ciudad, se sitúan los restos de lo que fue un antiguo hotel de la época otomana. Al igual que el Morica Han, se trataba de un alojamiento para aquellas personas que estaban de paso, con patio interior, cuadras en la parte inferior y las habitaciones en una primera planta. Fue afectado por varios fuegos, aunque el que lo destruyó por completo tuvo lugar en 1879. Hoy en día estas ruinas están consideras Monumento Nacional de Bosnia y Herzegovina.

Sarajevo meeting of cultures

Este punto es una llamada al respeto entre las culturas que siempre han cohabitado en Sarajevo. De un lado, la parte otomana, la más oriental, allí donde predomina la cultura islámica. Del otro, la parte más occidentalizada, que tiene su origen en la época del Imperio Austro-húngaro.

Lugares que ver en Sarajevo en la parte austro-húngara

Es cruzar la línea del meeting of cultures y la ciudad parece otra. Nos trasnportamos de una ciudad turca, que recuerda más a la época medieval, a una ciudad mucho más europeizada, con edificios en tonos pastel y amplias calles.

La calle Ferhadija

Desde el punto de encuentro de culturas puedes recorrer esta calle peatonal, que es la más comercial del centro de la ciudad. Aquí se dan cita muchas tiendas, algunas locales y otras franquicias de las marcas más internacionales. Llama la atención la cantidad de empresas alemanas que hay en aquí, como el banco Sparkasse o la droguería DM (muy barata, por cierto, tanto aquí como en Alemania o Croacia, donde también están).

Sarajevo meeting of cultures, que ver en Sarajevo
La calle Ferhadija desde el punto de encuentro de culturas

La Catedral del Corazón de Jesús

Siguiendo por la Ferhadija llegamos hasta la Catedral de Sarajevo. Es la más grande del país y en su puerta se puede ver una estatua de Juan Pablo II como homenaje, ya que pidió en numerosas ocasiones que terminara la Guerra de Bosnia. Frente a ella, en el suelo, hay un cuadrado delimitado. Ahí cayó una bomba matando a varios civiles durante la guerra, y como recuerdo, se ha señalado con pintura roja simbolizando la sangre derramada. Si te fijas, verás que hay más en el centro de la ciudad.

La llama eterna

Ya al final de la Ferhadija se encuentra el monumento de la llama eterna. Se trata de una conmemoración de la liberación de Sarajevo al finalizar la II Guerra Mundial en 1945.

El Museo de Sarajevo 1878-1918

En este lugar se repasa la historia de la ciudad durante la época austro-húngara. Cómo no, entre la colección existen numerosas fotografías que narran los acontecimientos del asesinato del Archiduque Francisco Fernando de Austria, pues éste fue el lugar en el que se perpetró el atentado, que por entonces era un café.

Una placa en la pared, en la parte exterior recuerda e indica el punto exacto en el que sucedió. Frente a ella, un carruaje simulando al que llevaba al Archiduque aquel día espera a que algún turista quiera subir a él para tomarse una fotografía a cambio de unos euros.

El Puente Latino

Conocido mundialmente por ser el lugar del asesinato del Archiduque, en realidad no lo fue. Es cierto que se sitúa justo en frente, de ahí que se haya tomado como referencia. Imagino que será más fácil de recordar “Puente Latino” que “Esquina de las calles Obala Kulina Bana y Zelenhi Beretki” 😀 . En cualquier caso, es un punto de referencia entre los lugares que ver en Sarajevo.

La Catedral de la Natividad de la Madre de Dios

Este templo rosado es la mayor iglesia ortodoxa de Sarajevo y una de las más importantes de los Balcanes. Se dice que tienen una rivalidad con la mezquita, compitiendo por ver quién tiene la torre más alta. La entrada se cobra a 1€. A su lado, un ajedrez gigante en el suelo frecuentado siempre por locales aficionados.

Catedral ortodoxa, que ver en Sarajevo
Cada día los locales se juntan para echar una partida en este peculiar ajedrez

Lugares que ver en Sarajevo fuera del centro

La mayoría de lugares que ver en Sarajevo se sitúan en el centro histórico, pero eso no quiere decir que no haya nada de interés fuera de los barrios tradicionales.

El Túnel de la Esperanza

Convertido en un símbolo de libertad, este túnel fue la razón de la supervivencia de los bosnios atrapados en la ciudad durante los 4 años que duró el sitio de Sarajevo. Sus 800 metros bajo el aeropuerto conectaban la ciudad con una pequeña casa que ahora es uno de los lugares más visitados de la capital bosnia. Desde allí se introducían armas, pero también comida o electricidad, y sirvió de vía de escape para muchos ciudadanos. En el museo se puede conocer más sobre el sitio de Sarajevo y la historia de este túnel. Se sitúa cerca del aeropuerto, pero no llega transporte público, por lo que se necesita coche, taxi o caminar para llegar hasta él. La entrada cuesta 10 marcos (unos 5€).

La Fortaleza Amarilla, las mejores vistas de Sarajevo

Cerca del corazón histórico de la ciudad se encuentran las ruinas de una antigua fortaleza. Formaba parte del sistema defensivo de la ciudad y actualmente se ha convertido en un perfecto mirador sobre la ciudad. Acceder es gratuito y hay un pequeño café con mesas al aire libre y algunas fotos antiguas.

Fortaleza amarilla, que ver en Sarajevo
Las vistas de Sarajevo desde la fortaleza amarilla

El telesilla del monte Trebevic

También debe haber muy buenas vistas desde el monte Trebevic, muy ligado a Sarajevo pues es un símbolo para sus ciudadanos. Fue destruido a principios del sitio durante la Guerra de Bosnia y finalmente ha podido ser reconstruido. Tenía intenciones de subir hasta que leí que el viaje de ida y vuelta en el telesilla cuesta 20 marcos (unos 10€), un precio que me parece bastante caro para Bosnia.

Información práctica sobre Sarajevo

¿Cómo visitar todo lo que te recomiendo ver en Sarajevo?

Sarajevo es una ciudad de apenas medio millón de habitantes, pero tiene una configuración alargada. El centro histórico puede recorrerse a pie tranquilamente, pero si queremos llegar a las afueras, entonces necesitamos de alguna forma de transporte. Existen tranvías y autobuses que conectan los diferentes barrios de la ciudad y también hay numerosos tours, aunque la mayoría son en inglés.

Bus turístico

Una buena opción para descubrir casi todo lo que ver en Sarajevo en un día es subir al bus turístico. Solo cuesta 11 euros por persona (muy barato si lo comparamos con París, por ejemplo, donde llega a costar hasta 30 euros) y puedes subir y bajar en todas las paradas que te interesen. Los lugares a los que no llega son los que te comentaba anteriormente en la parte de las afueras.

Mientras estés en el bus tienes una audioguía que te va contando lo más relevante, y está incluido también un tour a pie por el centro histórico. Éste es solo en inglés y comienza cada día a las 11 de la mañana en Sebilj. En mi caso fue como un tour privado, ya que solo estábamos mis padres y yo (que tenía que hacer de traductora). Puedes contratarlo a través de Civitatis.

¿Cómo llegar a Sarajevo?

Para llegar a Sarajevo desde España lo más lógico es llegar en avión, pero no siempre es económico (menos de 200€ por viaje es impensable). Por eso lo que mucha gente hace es incluirlo en una ruta por los Balcanes y llegar hasta ella ya sea en autobús desde otros lugares turísticos como Mostar o en coche de alquiler. Aquí te dejo los enlaces a Skyscanner para que compares precios de vuelos y precios de coches de alquiler por si estás barajando una de estas dos opciones.

¿Dónde dormir en Sarajevo?

Como te decía antes, Sarajevo es una ciudad alargada, y la mayoría de cosas para ver está en el centro. Allí es donde hay más vida tanto de día como de noche, así que te recomiendo que tu hotel esté por allí. Yo me alojé en el Hotel Bristrik (te dejo el enlace de Booking por si lo quieres mirar). Está muy cerca del puente Latino y la habitación estaba bastante bien, aunque no tenía ascensor, el desayuno era un poco escaso y si dejas tu coche en el parking debes dejar tus llaves por si necesitan moverlo para sacar otros coches (pero hay que recordar que es Bosnia y el nivel hotelero no se puede comparar con el de España).

La mayoría de hoteles grandes están más en las afueras, donde tienen espacio para construir grandes edificios, pero aquí ya dependerás de algún transporte para ir al centro y volver. También te recomiendo evitar la zona del aeropuerto, ya que he leído en varios lugares que es una zona un poco más peligrosa.

Viajar con seguro a Sarajevo

Bosnia no forma parte de la Unión Europea, por lo que en caso de accidente o tener que acudir al médico por cualquier imprevisto, no tendrás cobertura sanitaria. En este caso, la Tarjeta Sanitaria Europea no vale. Por ello, recuerda mirar un seguro de viajes con el que no tengas que preocuparte de nada y puedan solucionarte la asistencia en caso de necesitarlo. Yo fui con Mondo, que siempre están disponibles a través de Whatsapp por si lo necesitas y el precio y las coberturas están muy bien. Si quieres probar a hacer tu viaje con ellos, te dejo un 5% de descuento 😉 .

¿Necesitas algo más para preparar tu viaje y descubrir todo lo que ver en Sarajevo? Si es así, no dudes en dejar tu comentario para que pueda ayudarte. Anímate a conocer esta ciudad, es muy interesante y diferente a lo que estamos acostumbrados en el resto de Europa.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *