Visita a Auschwitz: Auschwitz II – Birkenau

Birkenau era el lugar dedicado puramente al exterminio en el campo de concentración de Auschwitz. Aquí fue donde la mayoría de las personas deportadas murieron.

Vías del tren en Birkenau
Vías del tren en Birkenau

Los presos llegaban hasta Birkenau en tren, desde muchos rincones de Europa. Para muchos de ellos el viaje llegaba a durar hasta dos semanas, sin comida, bebida ni espacio para moverse, ya que en cada vagón llegaban a caber hasta 80 personas. Los vagones no tenían ningún tipo de comodidad, sino que eran vagones para ganado y mucho de ellos morían durante el duro viaje.

Vagón en Birkenau
Vagón en Birkenau

Cuando los presos llegaban al campo de concentración eran inspeccionados y seleccionados bien para realizar trabajos forzosos o bien para ir directamente a la cámara de gas, en caso de que no pudiesen trabajar (niños, ancianos, enfermos).

Llegada de prisioneros a Birkenau
Llegada de prisioneros a Birkenau

En Birkenau había 4 cámaras de gas, las cuales fueron destruidas por los propios nazis antes de que el campo fuese liberado. En el campo pueden verse las ruinas, pero para tener una mejor idea de cómo funcionaban, en Auschwitz I puede verse la maqueta de una de las cámaras-crematorio.

Cámara de gas
Cámara de gas

Aquellos que eran seleccionados para realizar trabajos forzosos se quedaban en el campo, donde tenían unas condiciones de vida bastante extremas. Dormían en barracones de madera, en “camas” de madera de 3 pisos en las que cabían hasta 8 presos.

Camas en Birkenau
Camas en Birkenau

Uno de los barracones que puede verse en Birkenau son las letrinas. Solo estaba permitido utilizarlas dos veces al día, y los presos tenían 5 minutos para relizar sus necesidades, con una privacidad totalmente nula.

Letrinas en Birkenau
Letrinas en Birkenau

Frente a las antiguas vías del tren se encuentra el monumento a las víctimas. En él puede leerse esta placa en ladino (hablado por los descendientes de los judíos que vivieron en España hasta la Edad Media):

Placa conmemorativa en Birkenau
Placa conmemorativa en Birkenau

Sin duda la visita a Auschwitz no deja indiferente. Puede que sea una visita dura, pero es necesaria para tomar conciencia de las atrocidades que el ser humano puede llegar a cometer y así evitar que algo como el holocausto vuelva a repetirse.

Ke este lugar, sea para syempre, un grito de dezespero.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *