La colina de Wawel en Cracovia

Una de las atracciones turísticas de Cracovia es la colina de Wawel. Situada a orillas del río Vístula, aquí se encuentran el Castillo Real y la Catedral de la ciudad.

Colina de Wawel
Colina de Wawel

Al castillo puede llegarse fácilmente callejeando desde la Plaza del Mercado. Para llegar hay que subir una pequeña cuesta, que finaliza a las puertas de la Catedral. Su torre principal es preciosa y frente a la fachada se encuentra una estatua del Papa Juan Pablo II, quien fue arzobispo de Cracovia antes de convertirse en Pontífice.

Catedral de Cracovia
Catedral de Cracovia

En su cripta se encuentran enterrados los personajes polacos más importantes de la historia, mientras que en la torre se halla la Campana de Segismundo, la más grande de Polonia.

Campana de Segismundo
Campana de Segismundo

La entrada a la Catedral es gratis, pero para visitar la Campana de Segismundo, el museo de la Catedral y las Tumbas Reales hay que comprar entrada aparte (unos 12 zloties, que al cambio son unos 3 o 4 euros). Aviso: los domingos el museo está cerrado.

En cuanto al Palacio Real, hoy en día es un importante museo. Fue construído en el siglo XIV y ha sido durante cientos de años el lugar de residencia de la realeza polaca. Uno de los lugares que destacan de este castillo es su patio de estilo renacentista.

Patio del Castillo de Wawel
Patio del Castillo de Wawel

Al Palacio Real puede accederse gratis los domingos entre noviembre y marzo y los lunes entre abril y octubre. El resto de días, hay que comprar entrada para cada una de las partes visitables.

¡Idea!

¡Encuentra al dragón! La colina de Wawel está ligada a una leyenda: en tiempos del fundador de la ciudad, Krakus, en este lugar vivía un dragón que atemorizaba a los habitantes de Cracovia. El príncipe no sabía qué hacer para acabar con él, hasta que un zapatero le ofreció un cordero lleno de azufre. El dragón sintió tanta sed después de comérselo que comenzó a beber agua del Vístula hasta que estalló.

Lamentablemente, no tuve tiempo de verlo, pero, como homenaje, a las puertas de la cueva del dragón existe un monumento del mismo, que incluso echa fuego por la boca.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 ideas sobre “La colina de Wawel en Cracovia”