Una visita a la Acrópolis de Atenas

He visitado la Acrópolis en mis dos viajes a Atenas. En ambas ocasiones estaba hasta arriba de turistas ávidos por hacerse una foto ante el Partenón, y me quedé con la sensación de no poder disfrutar como se merece del hecho de estar visitando un lugar con tanta historia.

Pero es un lugar de visita obligatoria en la capital griega, así que aquí va un consejo: olvídate de la multitud que te rodea y disfruta del momento, no todos los días uno tiene la oportunidad de visitar el legado arquitectónico y artístico más importante de la Antigua Grecia.

Vista de la Acrópolis de Atenas
Vista de la Acrópolis de Atenas

La Acrópolis se construyó durante la Edad Dorada de Atenas, bajo el mandato de Pericles, quien contó con los principales escultores y arquitectos de Grecia para su construcción. Desde 1975 se trabaja en su restauración y conservación, y fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1987.

Su monumento más conocido es el Partenón, pero no es el único. Allí también se encuentran los restos del Erecteión, los Propileos, el Teatro de Dionisio o el Odeón de Herodes Ático. En este enlace de Wikipedia se pueden apreciar los edificios que componían la Acrópolis (ver leyenda), pero aquí voy a hablar solo de algunos de ellos.

Partenón, Acrópolis de Atenas
Partenón

Partenón

El Partenón era el templo principal de la Acrópolis de Atenas. Se trata de un templo dedicado a la diosa Atenea y se constuyó entre los años 447 y 432 a. C. Se conservó bastante bien hasta 1687, cuando una bomba cayó sobre él ocasionando innumerables destrozos. Además, en el siglo XIX muchas de las esculturas, frisos y metopas del Partenón fueron llevadas a Inglaterra y vendidas al Museo Británico de Londres, donde se exhiben en la actualidad.

Erecteión, Acrópolis Atenas
Erecteión

Erecteión

Este templo se construyó para honrar a los personajes de la mitología griega Erecteio y Poseidón. Lo más característico de este templo es la tribuna de las Cariátides, donde se encontraba la tumba del mítico rey Cécrope. Las Cariátides son 6 esculturas con forma de mujer que en realidad cumplen la función de columnas. Las Cariátides que se pueden ver en el Erecteión son réplicas de las originales (5 de ellas se encuentran en el Museo de la Acrópolis y una en el Museo Británico).

Cariátides del Erecteión, Acrópolis de Atenas
Cariátides del Erecteión
Los Propileos, Acrópolis de Atenas
Los Propileos

Propileos

Los Propileos eran la gran puerta de entrada a la Acrópolis de Atenas, compuesta por grandes columnas doricas. Hoy día se sigue accediendo a la Acrópolis por este lugar.

Teatro de Dionisio

Este teatro fue el mayor teatro de la Antigua Grecia. Se encuentra a los pies de la Acrópolis, y aquí se representaron las mejores tragedias de Esquilo, Sófocles o Eurípides. Tenía una capacidad de hasta 17.000 espectadores, y sus primeras filas estaban compuestas por asientos de mármol (que aun se pueden ver), reservados a altos cargos de la sociedad ateniense.

Vista de Atenas con parte del Odeón de Herodes Ático
Vista de Atenas con parte del Odeón de Herodes Ático

Odeón de Herodes Ático

Este edificio estaba cubierto y reservado a audiciones musicales. Se construyó por encargo del cónsul romano Herodes Ático en memoria de su mujer en el año 161 a.C. Se sitúa también a los pies de la Acrópolis, junto al Teatro de Dionisio, y actualmente acoge diferentes espectáculos.

En este vídeo puedes ver más sobre mi visita a la Acrópolis de Atenas. El vídeo y las fotografías del post fueron tomados en agosto de 2009.

¡Idea!

Para completar tu visita a la Acrópolis, puedes pasarte por el Museo de la Acrópolis. En él se exhiben esculturas encontradas en excavaciones realizadas en los alrededores de la Acrópolis pertenecientes a diferentes épocas, entre las que se encuentran 5 de las Cariátides originales del Erecteión, como he mencionado anteriormente.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 ideas sobre “Una visita a la Acrópolis de Atenas”