Cómo llegar a Sapa y cuánto cuesta hacer el trek

Las montañas repletas de arrozales de Sapa eran una de mis razones para ir de viaje por el norte de Vietnam y estoy segura de que muchos de vosotros también soñáis con visitarlas. Para ponértelo fácil, en este post te cuento cómo llegar a Sapa, una de las zonas más amadas y odiadas a partes iguales del país asiático.

Cómo es Sapa

Sapa es una región un tanto remota al norte de Vietnam, limitando con China. Es muy conocida por sus rutas de senderismo, ya que es la región más montañosa del país y aquí se encuentra el pico más alto, el Fansipán, con más de 3.000 metros. En esas montañas hay arrozales, que tradicionalmente han sido el sustento de las minorías étnicas que habitan en toda esta zona y que dejan postales muy bonitas.

Poco a poco los turistas comenzaron a llegar a este remoto lugar y la población comenzó a vivir del turismo. Ahora cientos de personas visitan Sapa cada día y el pueblo está lleno de restaurantes, hoteles y tiendas con productos de imitación de todo tipo, pero sobre todo de ropa deportiva y de trekking. La actividad estrella es contratar a una guía de la etnia H’mong y realizar con ella una excursión de dos días de trekking por el valle de Sapa y quedarte a dormir en su casa.

La mayoría de la gente que visita Sapa adora este lugar por sus paisajes y tener la experiencia con las etnias, pero también es cierto que hay mucha gente que se decepciona porque está demasiado masificado, es muy turístico y las vendedoras son muy pesadas. Hay quien dice que cuanto más al norte de Vietnam, más antipática es la gente (y no les falta razón).

Cómo llegar a Sapa
Por estos paisajes es tan conocido Sapa

Mi experiencia en Sapa

En mi caso mis sensaciones son una mezcla tanto de las cosas positivas como de las negativas. Por una parte me gustó mucho el poder tener la experiencia de conocer cómo viven los H’mong y, sin duda, es con lo que me quedo. Pero por otra, es todo demasiado turístico y no me gustó no poder elegir, en el sentido de que la excursión con las etnias es prácticamente lo único que se puede hacer. No hay rutas de senderismo marcadas, pese a ser la capital vietnamita del trekking, y tampoco hay mucha información al respecto.

Los días que pasé en Sapa estuvo nublado y lloviendo, con una densa niebla que durante la mayoría del tiempo no me dejaba ver absolutamente nada, y esto me decepcionó mucho, ya que no pude ver las terrazas de arroz en su esplendor entre las montañas. En mi caso estuve en marzo. Se supone que el tiempo más favorable es mayo por la ausencia de lluvias, aunque también recomiendan visitarlo en julio que es cuando los arrozales están en su esplendor (pero no he estado en esos meses, así que no puedo asegurártelo, solo lo he leído por ahí).

El pueblo de Sapa

Llegué hasta Sapa con una amiga en autobús (más abajo te cuento diferentes opciones sobre cómo llegar a Sapa) y decidimos quedarnos esa noche en un hotel para descansar antes del trek. Dimos una vuelta por el pueblo y pudimos comprobar que el centro está lleno de tiendas y restaurantes y que hay muchos turistas en todas partes. Estuvimos mirando varias tiendas para que mi amiga se comprara una chaqueta para el trek (con la niebla hacía mucho frío) y también comprobamoms que la gente local puede llegar a ser poco amigable si no les compras. Deben haberse acostumbrado a que todo el mundo les compre y cuando les dices que vas a dar una vuelta no les gusta nada.

Además de esto el pueblo tiene un pequeño museo y un mercadillo donde las mujeres de las diferentes etnias venden coloridos productos. Este mercadillo está en la plaza principal, donde también se encuentra la iglesia, que es el punto neurálgico. Es aquí donde cada mañana a las 9 en punto acuden las guías para buscar excursionistas y excursionistas para buscar guías. Si viajas por libre a Sapa, anótalo y ven aquí a buscar tu guía para hacer el tour. Todas ofrecen lo mismo y, aunque unas viven en un pueblo y otras en otro, la ruta es la misma.

Iglesia de Sapa, cómo llegar a Sapa
La iglesia es el lugar más concurrido en Sapa cada mañana

El trek y las vendedoras

En nuestro caso encontramos a nuestras guías (eran cuñadas) en la calle, cuando íbamos camino de la iglesia. Nos hicieron un precio que consideramos bueno y decidimos ir con ellas. Una de ellas se marchó y la más joven fue nuestra guía. Al grupo se nos unieron dos mujeres más cargadas con cestos a la espalda llenos de artesanías. Y es que además de guías, hay muchas vendedoras. Por lo que me pareció, las más jóvenes hacen de guías y las más mayores de vendedoras.

El caso es que las vendedoras, además de vender son parte fundamental para hacer el trek. El camino está lleno de barro en muchos lugares y es muy resbaladizo, y ellas están ahí para darte la mano y ayudarte a salvar esas partes. Aún así me caí dos veces. Si quieres un consejo, lleva botas para la lluvia (es el calzado que llevan ellas). Al final de la parte más dura del trek, en uno de los pueblos, se hace la parada para almorzar y ellas aprovechan para vender. Claro, después de que te han ayudado (con mayor o menor éxito) a que no te caigas, no puedes negarte a comprar algo.

Después de que les compramos algo ellas se fueron y seguimos con la guía hasta su casa. Por el camino compró bambú para que lo probásemos durante la cena y al llegar a casa nos hizo un té que se agradece cuando el día está frío y húmedo.

Sapa, viaje por el norte de Vietnam
Las dos vendedoras que nos acompañaron. Es increíble la fuerza que tienen con lo pequeñitas que son

Cómo viven los H’mong

La guía tenía 21 años, estaba casada y tenía ya 2 hijos. Vivía en Hau Thao, uno de los pueblos del valle de Sapa, con el resto de su familia: la cuñada, el marido de ésta y sus tres hijos, y la abuela. La casa era de madera sin apenas muebles, con el baño y la cocina fuera de la casa. En la parte baja estaba el salón, donde únicamente había una mesa y varias sillas de plástico, y en la planta de arriba estaban las camas, que eran colchones en el suelo (bastante duros, como todos los tradicionales vietnamitas), con varias mantas para el frío y una mosquitera. Al lado de la casa tenían algunos animales, como gallinas, y habían plantado maíz.

Para la cena prepararon cosas típicas vietnamitas: el bambú que había comprado por la tarde (muy amargo), rollitos de primavera (riquísimos), ternera con pimiento verde, champiñones y arroz. Después la guía nos preguntó si queríamos ir a misa con ella, que era algo que hacían antes de dormir, y por supuesto fuimos. Era una iglesia cristiana, muy humilde, y cantaban muchísimo, tanto que parecía un karaoke. Fue, sin duda, todo un momentazo por lo diferente que es a las iglesias y misas que estamos acostumbrados. Al día siguiente continuamos el trek con la cuñada y volvimos en taxi a Sapa, donde nos quedamos una noche más para descansar y quitarnos el frío.

Cena vietnamita en casa de los H'mong de Sapa
La cena vietnamita que nos prepararon

En este otro post te cuento la experiencia de otra forma, intentando imaginar lo que piensan ellas de nuestros viajes a Sapa. Es una especie de autocrítica a cómo nos comportamos los turistas ante estas situaciones en las que el sitio tiene tanto turismo que llega a parecer una escenificación o parque de atracciones más que algo puramente auténtico. 

Cómo llegar a Sapa

A la hora de planificar el viaje la pregunta del millón es cómo llegar a Sapa. Existen diferentes opciones, más o menos cómodas, más o menos baratas. Hay gente que se alquila una moto para su periplo por Vietnam y va por su cuenta, pero las 3 formas más populares de hacerlo son las que te cuento a continuación.

Cómo llegar a Sapa en autobús

La mejor manera de llegar a Sapa es en autobús. Es la más rápida, aunque puede no ser la más cómoda. Los autobuses cama en Vietnam suelen tener tres filas de literas, en las que encontrarás un asiento-cama. El asiento se puede regular para reclinar más o menos la espalda, pero si eres alta o alto tendrás un pequeño problema. La parte de los pies está encajonada, por lo que no siempre se cabe bien. Lo bueno es que te dan una manta, tienen cargador USB y wifi, al menos en la compañía en la que viajé (aunque el wifi no iba muy bien). Al subir debes quitarte los zapatos para no ensuciar la cama, y hacen dos o tres paradas en el trayecto de unas 6 horas.

En mi caso reservé con la compañía Interlines. El precio que tienen en su web es de 15$ (unos 350.000VND o 13€), pero es mejor que acudas a una de sus oficinas e intentes negociar el precio. En Hanoi la tienen en el Old Quarter, en la dirección 110 Tran Nhat Duat. Si sois varias personas podéis sacar un buen precio. Yo iba con una amiga y nos lo dejaron en 250.000VND cada una, osea unos 9€. Para la vuelta lo reservamos a través del hotel, que trabajaban con la misma empresa, y también me salió por ese precio.

cómo llegar a Sapa en autobús
Así son los autobuses cama de Vietnam

Cómo llegar a Sapa en tren

Antes de que existiera una ruta directa en bus el tren era casi la única opción para llegar a Sapa por libre. Hay trenes que siguen haciendo la ruta y es que cada medio de transporte tiene sus ventajas. Por ejemplo, lo bueno del tren es que suelen ser cabinas de 4 personas, te dan sábanas y mantas y puedes moverte libremente y estirar las piernas cuando quieras. Los trayectos se hacen siempre de noche para poder dormir (y te ahorras una noche de alojamiento).

Pero no todo es tan positivo y hay que tener en cuenta varios aspectos antes de reservar. Lo primero, es que los trenes tardan más (unas 7 horas y media) y no van al pueblo de Sapa, sino a Lao Cai, y desde ahí hay que tomar un bus que te lleve a Sapa. Lo segundo es que los precios son más elevados. He visto desde 16€ hasta 150€, todo depende de lo que quieras gastar en servicios.

Y es que lo tercero a tener en cuenta es que hay varios trenes con diferentes precios y categorías de servicios. Cuando estuve mirando esta opción llegué a la conclusión de que es el mismo tren, pero con vagones de diferentes compañías enganchados, ya que todos salían a las mismas horas. Fanxipan, Sapaly, Orient Express, Pumpkin Express, King Express o Livitrans son algunas de esas compañías que ofrecen viajes en tren a Sapa. Leyendo por internet puedes ver opiniones de todo tipo sobre las experiencias, aunque de los más baratos se dice de todo menos cosas buenas. Es por eso que, teniendo la opción del bus, yo ni me molestaría en mirar los trenes.

Cómo llegar a Sapa en tour

Existe una tercera opción: reservar el tour desde Hanoi. Estos tours suelen incluir el transporte en autobús desde Hanoi hasta Sapa, la excursión de trekking con una guía H’mong de dos días con estancia en su casa y comidas, y la posibilidad de ducharte en un hotel en Sapa antes de regresar de nuevo en el bus a Hanoi. Los precios dependen, pero suelen estar en torno a los 130-150€. Se pueden contratar tanto online como en agencias en Hanoi, pero tienes que tener mucho cuidado, especialmente con los Shin-Café.

Cuánto cuesta ir a Sapa por tu cuenta y hacer el trek

Personalmente creo que es mejor ir a Sapa por tu cuenta, ya que es lo mismo que el tour, pero más barato. En mi caso me gasté 43€:

  • 18€ en autobuses (9€ ida y 9€ vuelta).
  • 30$ el trek con las H’mong (unos 25€).

Como ves, es mucho más barato hacerlo por tu cuenta. Yo iba con una amiga y nos quedamos dos noches extra, la del día que llegamos y la de después del trek. Nos alojamos en un hotel en la ciudad de Sapa que costaba 15€ cada noche en habitación doble. Además gastamos en dos cenas y dos desayunos más. Aún así, ni de broma la suma llega hasta lo que te cobran por los tours desde Hanoi.

Vietnam es un país muy barato, con un nivel hotelero bastante bueno y es también bastante seguro, así que no te lo pienses y ve por tu cuenta. Te ahorrarás un dinero que puedes invertir en llegar hasta otro destino o en hacer la excursión por la Bahía de Halong (que te aconsejo hacer desde Cat Ba para ahorrarte bastante dinero también).

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *