Mi itinerario de viaje por el norte de Vietnam

Llevaba mucho tiempo queriendo ir a este país. Tenía muchas ganas de ver la Bahía de Halong y Sapa, dos de los lugares más conocidos del país. Y sí, fueron dos de los pilares de mi viaje por el norte de Vietnam, aunque no los únicos. ¿Te apetece descubrir qué destinos incluí en esta ruta?

Cómo surgió mi viaje por el norte de Vietnam

Este viaje ha supuesto mi primera vez en Asia y, al contrario de lo que se podría pensar, ha sido muy improvisado. Normalmente cuando alguien decide ir a un lugar nuevo y con una cultura tan distinta (como es Asia) planea todo lo posible para que el viaje salga redondo. Esto es algo que de normal habría hecho más o menos, pero no ha sido el caso esta vez.

No tenía ni idea de dónde me iba a hospedar, ni cómo moverme de un sitio a otro, ni siquiera si me daría tiempo a ver más lugares de los que tenía en mente, pero no importó. Lo único que sabía era que quería ir a Vietnam, que tenía algunos lugares marcados en mi cabeza y que mi amiga Bea (que, por cierto, escribe el blog Venturas y desventuras de una Mandarina) estaba viajando por el país. Así que un lunes por la tarde compré los billetes de avión y el domingo de esa misma semana estaba poniendo rumbo a Hanoi (con escala en Doha). ¡Así, de la noche a la mañana!

La idea de este post es darte pistas sobre las cosas que ver en cada uno de los 4 destinos que visité, y en futuros posts iré ampliando la información de cada uno de ellos. ¿Nos vamos de viaje por el norte del Vietnam?

Trang An, Ninh Binh. Viaje por el norte de Vietnam
Los paisajes de Trang An resumen muy bien cómo es la naturaleza del norte de Vietnam

Hanoi

Hanoi es la capital de Vietnam y, además, un completo caos. Las famosas motos están por todas partes, pero además hay muchísimos coches y gente. Las calles del Old Quarter (el barrio Antiguo) son una especie de tetris, en las que todos los elementos intentan seguir su camino sin chocarse con nada. No es fácil, ya que las aceras no se libran, y están llenas de motos aparcadas, vendedores o gente comiendo en mini sillas. Así pues, visitar la ciudad se convierte en una odisea.

Distrito de Hoan Kiem – Old Quarter

El Distrito de Hoan Kiem ocupa la mayor parte del centro de Hanoi y en él se incluye el Old Quarter, que es el barrio Antiguo. Sus calles son laberínticas y estrechas, además de temáticas, ya que en cada calle históricamente se encontraba un gremio. Aún hoy día esto se mantiene en parte, ya que hay calles de joyerías, de ropa, de restaurantes…

Entre lo más destacado en el Old Quarter se encuentra el Lago Hoan Kiem. Es de los rincones más pintorescos de la ciudad y en él se encuentra el Templo Ngoc Son, al que se accede cruzando un bonito puente rojo de madera. Merece la pena acercarse hasta las orillas del lago de noche para ver las luces. Frente al lago hay algunos teatros de marionetas en el agua, una tradición de Hanoi digna de ver. Estuve en una función del Teatro Thang Long y, aunque no me enteré de mucho porque era en vietnamita, fue una bonita experiencia. El escenario está compuesto por agua sobre el que van saliendo las marionetas. A los lados se sitúan la orquesta y el coro, que van narrando los acontecimientos.

Es algo así como obligatorio callejear y encontrarse diferentes sorpresas en este barrio. Por ejemplo, una calle por donde pasaba un tren (no tengo claro si aún pasa), en la que la gente y los animales conviven con los raíles. También hay muchísimos templos (fue lo que más me llamó la atención en mi primer día), y entre todos ellos, la Catedral de San José.

Resto del distrito

Esta parte del distrito es algo más calmada, con calles rectas y edificios algo más imponentes y nuevos. Aún así hay ciertos lugares con historia que no hay que dejar de ver, como la prisión de Hoa Lo. Fue construida por los franceses en la etapa colonial en 1896 y en ella estuvieron prisioneros cientos de vietnamitas que luchaban contra esta ocupación. En la visita se pueden conocer más detalles de cómo vivían los presos, básicamente en condiciones inhumanas. Una vez los franceses se marcharon, los vietnamientas la usaron para encarcelar a los pilotos norteamericanos capturados en la guerra.

También digno de visitar es el Museo de las Mujeres, que hace un repaso de la vida de las mujeres vietnamitas. Gracias a esta exposición se puede conocer más sobre las diferentes etnias del país y sus costumbres.

Distrito de Ba Dinh

Este distrito es muy interesante para descubrir la historia reciente de Vietnam. Aquí se encuentra el Museo de Historia Militar, en el que se repasan las cruentas guerras contra Francia y Estados Unidos. Aunque la exposición se divide en varios pabellones, lo cual hace algo difícil seguir el hilo, es uno de esos lugares imprescindibles. Llama mucho la atención la exposición de tanques y aviones de todos los bandos que tienen en el recinto, así como la estatua realizada con restos de aviones derribados en combate.

Mausoleo de Ho Chi Minh, Hanoi
En el complejo de Ho Chi Minh podrás ver el cuerpo del héroe nacional embalsamado

Un personaje clave en la historia de liberación de Vietnam y el triunfo en ambas guerras es Ho Chi Minh. Es el ídolo del pueblo y así se refleja en muchísimas cosas. Por ejemplo, la ciudad de Saigon cambió su nombre por Ho Chi Minh, su rostro aparece en todos los billetes y es venerado cada día por cientos de personas en su Mausoleo. Precisamente éste es el edificio principal del complejo dedicado al ex-presidente, en el que además de ver su cuerpo embalsamado se puede visitar un museo que repasa su vida y trayectoria. En el complejo se puede además ver la Pagoda de un pilar.

Y es que la otra parte característica de este distrito son los templos. No muy lejos de aquí se encuentra el Templo de la Literatura, construido en el año 1070 en honor a Confucio. Fue la primera Universidad de Vietnam y en él se enseñaba educación en mandarín. Algo más lejos, al norte del complejo de Ho Chi Minh, se encuentra el Templo Quan Thanh, que es de los más importantes de Hanoi, y ya en el lago Ho Tay, el Templo de Tran Quoc con su impresionante pagoda.

Trang Quoc, Hanoi, viaje por el norte de Vietnam
La Pagoda y el templo de Trang Quoc son de los más bonitos en Hanoi

Ninh Binh

Para ir a Ninh Binh se puede ir por carretera o en tren, y ésta es la opción que elegí. Los trenes vietnamitas son un poco viejos, aunque puedes reservar un “asiento cómodo” (soft seat) para ir bien a gusto. Me acerqué a comprarlo directamente a la estación y por este trayecto, que dura dos horas y media, pagué 95.000VND (unos 3,3€).

Igual Ninh Binh no te suena mucho, pero si te digo que aquí se encuentra “La Bahía de Halong en tierra” seguro que te imaginas lo que hay. La ciudad no tiene nada, pero en los alrededores hay varios lugares que merece la pena conocer. Aquí me junté con mi amiga Bea y recorrimos la zona en dos días: el primero alquilando un coche con conductor por 600.000VND (un poco más de 20€) y el segundo alquilando bicicletas por 40.000VND cada una todo el día (no llega al euro y medio).

Trang An y Bai Dinh

Para mí, estos dos lugares son la joya de la corona de Ninh Binh y dos imprescindibles que debes apuntar para tu viaje por el norte de Vietnam. Trang An es un parque declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 2014 y no es para menos, ya que el paisaje es espectacular. Mientras vas en una barquita, puedes ver las montañas cársticas, 9 cuevas y 3 templos. Como no se conoce mucho no hay demasiados turistas, así que es genial estar en este lugar y escuchar solo el sonido de los remos en el agua.

A unos cuantos kilómetros de aquí se encuentra el mayor complejo budista de Vietnam: Bai Dinh. Con 700 hectáreas e innumerables templos, es sencillamente espectacular caminar por el recinto e ir encontrándote templos y pagodas. Y lo mejor es que apenas hay turistas occidentales.

Bai Dinh, Ninh Binh, Viaje por el norte de Vietnam
¿No es una maravilla ver esta pagoda con las montañas de fondo?

Tam Coc, Bich Dong y Mua Cave

En dirección opuesta, pero también fácilmente accesible desde Ninh Binh, se encuentra Tam Coc. Al igual que Trang An, es un parque en el que se navega el río para tener impresionantes vistas de las montañas. Como habíamos hecho Trang An, no hicimos Tam Coc, aunque sí nos dimos una vuelta por la zona.

Unos kilómetros más adelante, siguiendo la carretera, se llega hasta los templos de Bich Dong. Si bien no tienen nada que ver con los de Bai Dinh, está muy bien venir a hacer una visita. La entrada es gratuita y el complejo consta de 3 templos en cuevas, siendo ésta su particularidad.

Lo mejor de esta área es, sin duda, Mua Cave. Pese a que el nombre se lo da un cueva que hay en el lugar, lo impresionante de Mua Cave son las vistas que se tienen desde lo alto de la montaña. Entre las montañas y los campos de arroz se divisa Tam Coc y las barquitas que hacen el recorrido. Sin duda, una gran recompensa a los 500 escalones que hay que subir.

Tam Coc, Mua Cave, Ninh Binh
Tam Coc visto desde lo alto de la colina de la Mua Cave

Cat Ba

En un viaje por el norte de Vietnam no podía faltar la Bahía de Halong. La mayor parte de los visitantes se acercan hasta Halong City para hacer el crucero de dos días y una noche por la bahía, pero en nuestro caso hicimos un viaje alternativo. Con un autobús nos fuimos de Ninh Binh hasta la isla de Cat Ba, que se está convirtiendo poco a poco en un reclamo para los viajeros que quieren ver Halong pero sin tanto agobio de barcos y turistas.

Tour por las Bahías de Lan Ha y Halong

Desde Cat Ba salen todos los días excursiones en barco que llegan hasta la Bahía de Halong, aunque no es lo único que se ve. En el tour que contratamos nosotras, de un día completo, navegamos por la Bahía de Lan Ha (al sur de la Bahía de Halong). Pudimos ver las villas flotantes de pescadores e hicimos varias paradas, como en la Monkey Island. Esta isla está poblada por monos traidos de Tailandia y es un pequeño paraíso de arena blanca, aguas cristalinas y vistas espectaculares.

Una vez llegamos hasta la Bahía de Halong hicimos kayak, navegando entre islotes cársticos y adentrándonos en cuevas y parajes de increíble belleza. Comimos en el barco y en el recorrido de vuelta hicimos una parada para bañarnos en el mar, aunque en mi caso no salté porque el día no acompañaba mucho y el agua estaba fría.

Los paisajes son los mismos en ambas bahías, pero la diferencia está en que en la Bahía de Lan Ha hay menos turistas y menos barcos, por lo que se disfruta más el paisaje.

Lan Ha, Cat Ba, viaje por el norte de Vietnam
Uno de los paisajes típicos de las Bahías de Halong y de Lan Ha

Parque Nacional de Cat Ba

Parte de los islotes que se ven en la Bahía de Lan Ha forman parte del Parque Nacional de Cat Ba, pero además de ver la parte marítima del parque, recomiendo visitar la parte en tierra firme. La entrada al Parque Nacional se encuentra en el corazón de la isla y existen varios itinerarios para hacer treks.

Uno de ellos es bastante sencillo y te lleva apenas dos horas en total, una hora de ida y otra de vuelta (desde y hasta la entrada del parque). El sendero va subiendo la montaña entre bosques y, una vez arriba, las vistas son una maravilla. Es como sentirse en medio de Parque Jurásico.

Sapa

Para llegar desde Cat Ba a Sapa existe un bus cama que tarda unas 12 horas, aunque en nuestro caso decidimos tomárnoslo con calma. Tomamos un bus a Hanoi, donde pasamos la noche, y desde allí un bus cama de 6 horas hasta Sapa.

El pueblito de Sapa es el paraíso del senderismo en este viaje por el norte de Vietnam. Rodeado de montañas y terrazas de arrozales, es el centro neurálgico de una región poblada por minorías étnicas que han visto en el turismo su vía de desarrollo. De hecho, el tour típico que se realiza en esta zona no podría realizarse sin las mujeres de la etnia H’mong.

Sapa, viaje por el norte de Vietnam
Ésta es una de las pocas vistas que tuve en el trek de Sapa por culpa del mal tiempo

Este tour es un trek de dos días en el que se recorren a pie varios kilómetros hasta uno de los pueblos del valle de Sapa. Te acompaña la guía H’mong y pasas una noche en su casa con su familia, viviendo como ellos y conociendo sus costumbres. En el recorrido además te acompañan otras mujeres, que te ayudan a salvar los sitios más resbaladizos y que, al final de la caminata, te muestran los productos que hacen a mano para que les compres algo (y como te han ayudado durante todo el trayecto, algo cae). Tuve muy mala suerte con el tiempo, ya que había mucha niebla e incluso llovió, pero la experiencia mereció la pena.

Sapa, viaje por el norte de Vietnam
Las dos vendedoras que nos acompañaron. Es increíble la fuerza que tienen con lo pequeñitas que son

Como te decía, en futuros posts iré ampliando toda esta información. Mientras tanto, me encantaría saber qué te ha parecido mi viaje por el norte de Vietnam. ¿Conocías todos los lugares? ¿Te esperabas Vietnam así?

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
  • 24
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    24
    Shares

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 ideas sobre “Mi itinerario de viaje por el norte de Vietnam”