Recordando los inicios del cine en el Museo Lumière de Lyon

Fue en Lyon, concretamente en la fábrica Lumière, donde se rodó la primera película de la historia del cine: Salida de los obreros de la fábrica. Hoy en día, ese lugar se ha convertido en un museo imprescindible para los amantes del celuloide.

Monumento a los hermanos Lumiere
Monumento a los hermanos Lumiere

El Museo Lumière se sitúa en el barrio de Monplaisir, en la que fue la casa de los padres de los hermanos Lumière, junto a la antigua fábrica. En la visita se pueden ver sus primeros filmes (Salida de los obreros de la fábrica, El regador regado o La llegada del tren), así como conocer de cerca todos sus inventos, que fueron varios.

Probablemente el más conocido sea el cinematógrafo, ya que, gracias a él, los Lumière pudieron grabar todas sus películas. Tras patentarlo en 1895, rodaron varias películas e hicieron una primera sesión de pago, para espectadores, en París, el 28 de diciembre de ese mismo año.

Cinematógrafo en el Museo Lumiere, Lyon
Cinematógrafo en el Museo Lumiere, Lyon

La proyección fue todo un éxito y el cinematógrafo comenzó su auge. A los Lumière les llegaban peticiones desde todos los lugares del mundo para obtener una máquina y poder registrar imágenes de la vida cotidiana. En una de las salas del museo se pueden ver los filmes que se rodaron alrededor del mundo, y no podía faltar España. Entre las películas vi una de la Puerta del Sol de Madrid y otra de la Semana Santa sevillana.

Reproducción de la primera proyección de cine
Reproducción de la primera proyección de cine

Los hermanos Lumière hicieron muchas investigaciones en el campo de la fotografía y fue así como inventaron el fotorama: un sistema que permitía tomar fotografías en 360º para después reproducirlas. Además, también inventaron la placa autocroma, que permitia tomar fotografías en color. En el museo puede verse una muestra de ellas y os puedo asegurar que la calidad es increíble.

Fotografía en color
Fotografía en color

¿Y quién hizo sus pinitos con el cine en 3D? Pues Louis Lumière, quien aplicó esta nueva tecnología a algunas de sus películas, que podían verse con las famosas gafas bicolor (rojas y verdes).

Además de conocer de primera mano estos inventos y muchos otros detalles, en el museo también hay una sala en la que se proyecta un documental sobre la importancia del descubrimiento del cinematógrafo y la vida de los Lumière.

¡Idea!

¡Recrea la primera película de la historia del cine! Las imágenes se grabaron en la que era la fábrica Lumière por aquel entonces. Hoy en día esta fábrica no existe, pero podemos aun reconocer el lugar y, por supuesto, hacer como si saliésemos de ella. Si te quedas con ganas de más, en la antigua fábrica ahora hay una sala de cine ;).

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *