Escadaria Selarón: el rincón más colorido de Río de Janeiro

En Río de Janeiro hay muchos lugares pintorescos y dignos de maravillarse, pero ninguno tan colorido como la Escadaria Selarón. Situada en el barrio de Lapa, esta escalera está entre las más fotografiadas del planeta.

Escadaria Selarón de Río de Janeiro
El grupo en la Escadaria Selarón

Su nombre real es Escalera del Convento Santa Teresa, pero es popularmente conocida como Escalera de Selarón. Jorge Selarón fue un artista chileno que vivió en Río de Janeiro (concretamente en esta calle) y decidió hacer de la escalera una obra de arte en constante transformación.

Escadaria Selarón Río de Janeiro
Uno de los rincones de la escalera

El autor fue decorando la calle desde el año 1990, añadiendo azulejos con vivos colores y traídos desde diferentes lugares del mundo. En la escalera pueden encontrase estampas de ciudades, pero también dibujos del propio Selarón o incluso refranes españoles.

Azulejos Escadaria Selarón
Algunos azulejos de la escalera con parte del refreanero español

En una de las decoraciones de la escalera puede leerse un escrito de Selarón en el que él mismo explica el por qué de esta obra. El texto lleva por título “Una gran locura” y dice así:

Esta obra de arte comenzó en el año 1990 como mi gran homenaje al pueblo brasileño, usando los colores de la bandera de Brasil, verde-azul-amarillo. En el año de 1998, cuando esta obra estaba casi lista, conocí un lugar donde vendían azulejos europeos antiguos (en la Plaza XV, los sábados) para coleccionistas y decoradores; quedé impresionado, tenía que comprarlos aunque fuese uno a uno. Como traía los nuevos azulejos importados ya no tenía espacio para nada más.

Entonces se me ocurrió cambiar siempre los azulejos, una sustitución permanente de los mismos. Fue un invento inédito, una obra mutante, una obra de arte viva… Una obra de arte normalmente se modifica o se restaura en caso de terremoto, incendio, etc. En este caso es muy diferente.

La gente piensa que compré añicos de azulejos para ahorrar dinero, sin embargo los azulejos con los colores de la bandera no estaban disponibles en el mercado; fueron pedidos especialmente para esta escalera. Después fueron partidos con un martillo y luego mezclé los añicos con azulejos enteros. La escalera se tornó poco a poco en una verdadera colección de azulejos de todo el mundo con más de 2000 azulejos diferentes.

Tiene azulejos de: Portugal, España, Inglaterra, Escocia, Irlanda, Alemania, Francia, Marruecos, Holanda, Bélgica, Checoslovaquia, Austria, Suiza, Polonia, Egipto, Argelia, Turquía, Israel, Grecia, Italia, Siria, Líbano, Iraq, Irán, Rusia, India, Paquistán, China, Japón, Tailandia, Indonesia, Filipinas, Corea, Paraguay, Uruguay, Sudáfrica, Nigeria, Argentina, Colombia, Chile, Perú, Bolivia, Ecuador, Venezuela, Estados Unidos, Canadá, México y Brasil.

El día 7 de diciembre de 1999 lloré de emoción, tuve un azulejo pintado por mí. Día inolvidable, solamente faltaba poder pintar la mujer embarazada que siempre pinto en todos mis cuadros, desde el año 1977, por un problema personal… Desde entonces, pinto azulejos en homenaje a las personas que ayudaron a hacer la historia de este gran país: compositores, cantantes, escritores, deportistas, periodistas, presentadores de televisión, profesionales, comerciantes, etc. También varios amigos, clientes y vecinos, que siempre ayudaron en esta obra de arte, hecha con tanto sacrificio, obsesión y cariño.

Usted también puede participar. Envíeme un azulejo antiguo por correo y me comprometo a enviarle una foto del (azulejo) pegado en la escalera, que tiene 215 escalones.

Solamente acabaré este sueño loco e inédito el último día de mi vida… Selarón, pintor chileno“.

Historia Escadaria Selarón
La historia de la Escadaria Selarón

Desgraciadamente, la obra podría considerarse acabada, ya que el pintor falleció el pasado año en extrañas circunstancias (no se sabe si fue un suicidio o un asesinato).

¡Idea!

El barrio de Lapa es un barrio con mucho encanto y muchas cosas por visitar entre sus callejuelas. Lo más característico de Lapa probablemente sean sus Arcos, por encima de los que, hasta hace unos años, pasaba el bondinho (tranvía).

Este lugar es un buen punto de partida para conocer la noche carioca, pero hay otros puntos de interés que se pueden descubrir durante el día, como la Catedral Metropolitana de Río de Janeiro.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *