Visitar Zamora y alrededores en un fin de semana

Un fin de semana suele dar para mucho si sabes planificarlo bien. Más aún, si lo dedicas a viajar a una ciudad pequeña o un ambiente rural. Hoy te hablo de cómo visitar Zamora y sus alrededores, y es que es una zona perfecta para explorar en una escapada. ¿Vamos?

Visitar Zamora

Con una población de poco más de 60.000 habitantes, Zamora es una de las ciudades más desconocidas de España. Su fundación se produjo en la Edad de Bronce y desde entonces vigila el paso del río Duero en su camino a Portugal. Su etapa de máximo apogeo fue alrededor del siglo X, cuando se convirtió en la ciudad más importante del Reino de León. Su muralla le valió el sobrenombre de “la bien cercada” y se construyeron numerosas iglesias románicas, muchas de las cuales siguen en pie.

Iglesias románicas

Uno de los mayores tesoros de la ciudad es precisamente éste, su legado románico. La Catedral de El Salvador es la más representativa, especialmente por su cimborrio (entrada 5 euros), pero también cabe destacar la de San Juan de Puerta Nueva, en la Plaza Mayor, o la de Santiago del Burgo, en la calle Santa Clara.

Plaza Mayor, visitar Zamora
Además de visitar la ciudad de día, merece la pena pasear de noche

Calle Santa Clara

Esta calle es la principal del centro histórico, es peatonal y está repleta de tiendas. Hay que pasear por ella mirando para arriba para admirar cómo los edificios modernistas conviven con otros de un estilo más castellano.

Plaza Mayor

Al final de la Calle Santa Clara se encuentra la Plaza Mayor, el corazón de la parte antigua de la ciudad. Aquí se encuentran sus dos ayuntamientos, el nuevo y el viejo, así como la ya mencionada iglesia de San Juan de Puerta Nueva. Si sigues de largo, al final, después de un paseo por una zona del casco viejo algo más abandonada, llegarás hasta la Catedral.

Castillo y murallas de Zamora

Junto a la Catedral se encuentra el castillo de Zamora, otro de los monumentos que atestiguan la importancia de la ciudad en la Edad Media. Hoy en día ya no tiene un uso defensivo, pero sí que sigue rodeado por algunos tramos de murallas.

El puente de piedra y sus vistas sobre el Duero

La mejor vista de Zamora la tendrás desde el río Duero. Como la ciudad se sitúa en una colina, desde el Puente de Piedra se tiene una imagen muy bonita del río, la Catedral y algunas iglesias más. Es curioso observar desde aquí también las aceñas a ambos lados del puente, que eran antiguos molinos para la producción de harina de trigo.

Puente de Piedra, visitar Zamora
La mejor vista al visitar Zamora

¿Dónde comer en Zamora?

Si hay un plato típico de Zamora, ese es el arroz a la zamorana. Pero más allá de este contundente plato, hay zonas de tapeo por las que merece la pena pasarse.

Entre los lugares que te recomiendo están el Bar Lobo, famoso por sus pinchos morunos (que puedes pedir picantitos o no) y la Cervecería del Buda, que tiene unas tapas muy ricas y muy bien presentadas.

¿Cómo llegar y dónde alojarte?

Zamora es una de las ciudades a las que ya ha llegado la alta velocidad, así que si vives en Madrid puedes tomar un AVE que tarda poco más de una hora en llegar. También desde Madrid es posible llegar en autobús con AvanzaBus, y hay rutas de ALSA que conectan la capital zamorana con Barcelona, Oviedo y Gijón.

Lo más frecuente es llegar en coche desde tu lugar de salida, aunque también puedes volar hasta Valladolid y allí alquilar un coche. Ambas ciudades están conectadas por autovía y se tarda apenas una hora en cubrir este trayecto. Si necesitas reservar un vuelo o alquilar un coche, te recomiendo que compares precios con Skyscanner.

En cuanto al alojamiento, la zona de alrededor de la Marina, justo antes de entrar al casco histórico por la calle Santa Clara, es la mejor para alojarte, ya que está cerca del centro y las zonas de pinchos y picoteo están por allí. Si te metes en el centro histórico verás que hay muchos edificios vacíos y es más difícil encontrar aparcamiento. Yo me alojé en Zamora Apartments (pincha si quieres verlo y/o reservarlo) y fue todo muy bien. El apartamento está muy bien equipado, se puede aparcar en la calle gratis y hay un supermercado en frente.

Alrededores de Zamora

Hoy en día Zamora es más conocida por pueblos de la provincia como Toro que por ella misma. La provincia cuenta nada más y nada menos que con 4 denominaciones de origen vitivinícolas (D.O. Toro, D.O. Arribes del Duero, D.O. Valles de Benavente y D.O. Tierra del Vino de Zamora), así como con pueblos de mucho interés. Además del mencionado Toro, cabe destacar Fermoselle, uno de los pueblos más bonitos de España. También hay mucha diversidad natural con el Parque Natural de las Arribes del Duero, el Parque Natural del Lago de Sanabria y la Reserva Natural de las Lagunas de Villafáfila, así que, como ves, no es posible aburrirse.

Qué ver en Toro

El pueblo de Toro está a unos 20 minutos de Zamora, dirección Valladolid, y cuenta con unos 9.000 habitantes. Es un pueblo pequeño, con encanto y agradable para pasear, ideal para introducirlo en la ruta al visitar Zamora. Desde que se entra a la parte vieja por la Torre del Reloj, la Calle Mayor cuenta con muchísimos edificios antiguos que aún conservan sus vigas de madera. Muchos de ellos también conservan sus soportales y en el entorno de la Plaza Mayor hay muchos bares de picoteo y terraceo donde probar los vinos que dan fama al pueblo.

Un poco más adelante se encuentra la Colegiata de Santa María la Mayor, el edificio más emblemático de Toro y uno de los mejores ejemplos del Románico (entrada 5 euros). Justo detrás aún un mirador con bonitas vistas sobre el río Duero y más a la izquierda, el Alcázar.

Parque Natural de los Arribes del Duero

Uno de los rincones más bonitos de la provincia de Zamora se encuentra en la frontera con Portugal. Se trata del Parque Natural de los Arribes del Duero que toman el nombre de las curvas que el río va realizando por las paredes verticales de piedra entre las que se encajona.  De un lado, España; del otro, Portugal, y en el agua, tú, navegando entre dos países.

Para hacer una visita interpretativa del entorno hay que viajar hasta Miranda do Douro, al otro lado de la frontera, desde donde se toma el crucero ambiental. Cuesta 18 euros y, además de poder ver el increíble paisaje, puedes aprender sobre la biodiversidad de esta zona.

Arribes del Duero, visitar Zamora
En otoño el paisaje de las Arribes del Duero se tiñe de amarillos y naranjas que combinan con el azul del agua y el cielo

Ya ves que se puede pasar un fin de semana muy completito al visitar Zamora y alrededores. A mí me sorprendió muy gratamente porque no tenía una imagen sobre la ciudad y en realidad es bonita. Además, es una zona bastante barata a la hora de encontrar alojamiento y comer, así que merece la pena hacer una escapada, ¿no crees?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *