Qué ver en Villalgordo del Júcar y alrededores

Durante este verano de turismo nacional he pasado unos días por Castilla-La Mancha, una comunidad muy desconocida para mi. Aunque viajo mucho sola, esta vez he compartido viaje con amigos, en el que pudimos conocer los lugares que ver en Villalgordo del Júcar y algo de sus alrededores. ¡Ideal para un fin de semana rural!

Dónde queda y cómo llegar a Villalgordo del Júcar

Villalgordo del Júcar se encuentra en la provincia de Albacete, en el límite de provincia con Cuenca. Aunque no es un pueblo muy grande y conocido, se encuentra muy cerca de otros lugares que seguramente sí te sonarán más, como La Roda o la propia ciudad de Albacete.

La forma más fácil de llegar es en coche (si no tienes puedes alquilar uno aquí), ya que se sitúa a pocos kilómetros de las autovías A3 y A31, que conectan Madrid con Valencia y con Albacete y Alicante, respectivamente. Por su situación, es una localización perfecta para hacer una escapada de fin de semana desde muchas ciudades cercanas, como Madrid, Cuenca, Valencia, Alicante o Murcia.

Qué ver en Villalgordo del Júcar
El Palacio de los Gosálvez es uno de los lugares que ver en Villalgordo del Júcar

Qué ver en Villalgordo del Júcar

La visita a Villalgordo del Júcar da para pasar un fin de semana muy divertido, pues se pueden realizar actividades para todos los gustos.

Palacio de los Gosálvez

Para los amantes de los edificios abandonados, el Palacio de los Gosálvez no puede faltar en un recorrido por el pueblo. Se trata del antiguo palacio de esta familia burguesa que fue ordenado construir en 1902 junto a varias industrias que darían trabajo a cientos de personas. Por su estilo afrancesado se le conocía como el Versalles de La Mancha, constando de un edificio central de tres plantas y dos alas a los lados, con grandes jardines y lujosos interiores. Era tal su importancia, que incluso la Zarina de Rusia les regaló una fuente que lucía en el jardín trasero del palacio.

Después de haber sido la lujosa residencia de esta familia y haber funcionado como maternidad y albergue de niños durante la Guerra Civil, las industrias poco a poco fueron cerrando y quedó finalmente abandonado en la década de 1960. Después ha sido saqueado en numerosas ocasiones, lo que ha contribuido al estado ruinoso en que se encuentra actualmente. Se encuentra vallado por peligro de derrumbe y, de la pequeña aldea construida para que viviesen los trabajadores y las industrias, queda muy poco, conservándose apenas la estructura de la capilla y algunos muros de las fábricas.

Fue declarado Bien de Interés Cultural para intentar conservarlo y se realizó un proyecto para convertirlo en hotel, pero se sigue sin avanzar y el palacio cada vez está más y más deteriorado. Es una lástima, ya que de salvarlo del derrumbe y realizar una restauración podría ser un gran atractivo turístico para toda la zona. 

Qué ver en Villalgordo del Júcar, Palacio de los Gosálvez
Con un poco de imaginación podemos imaginarnos cómo era el Palacio de los Gosálvez en su época de esplendor

Río Júcar

Como el nombre del pueblo indica, el río Júcar pasa por allí y es indudablemente un atractivo más. A su paso por allí existe una pequeña central hidroeléctrica, conocida como «Las compuertas», que data del siglo XIX y que permitió que Villalgordo del Júcar fuese uno de los primeros pueblos de España en tener luz eléctrica.

Para los más tranquilos, es muy agradable pasear por la orilla y entretenerse con los patos. Para los más aventureros, se pueden hacer deportes en el río, como kayak (15€ por persona con Vertice10). Si vas a visitar Villalgordo del Júcar en verano, es una opción muy refrescante y divertida.

Qué ver en Villalgordo del Júcar, kayak
Hacer kayak en el río Júcar es una actividad perfecta para el verano. Cortesía: vértice10

Museo del Envase

Probablemente el lugar más curioso que ver en Villalgordo del Júcar sea su Museo del Envase. Se trata de una colección de más de 5.000 envases de todo tipo que Pedro Pablo, su impulsor, ha ido adquiriendo a lo largo de los años. 

Allí podrás encontrar todo tipo de envases, desde botellas de todas las bebidas hasta medicinas antiguas, pasando por material del Ejército, cajetillas de tabaco o tambores de detergente. Es uno de los pocos museos de envases en el mundo con tanta variedad de productos, y, además de ver objetos únicos que te harán recordar tu infancia, podrás conocer un montón de curiosidades acerca de cómo era la vida hace unas décadas. 

Qué ver en Villalgordo del Júcar, Museo del Envase
El Museo del Envase te traerá recuerdos y te hará conocer mejor cómo era la vida de antaño

Qué hacer en los alrededores de Villalgordo del Júcar

Además de disfrutar del pueblo, durante esa escapada de fin de semana te recomiendo visitar también algo de sus alrededores. ¡Aquí mis recomendaciones!

Visitar Alarcón

Alarcón es otro pueblo, más pequeño aún si cabe que Villalgordo del Júcar, pero es una auténtica preciosidad. Tiene muchísima historia y conserva muy bien algunos de sus principales monumentos, como su castillo (hoy Parador, donde puedes quedarte a dormir), sus iglesias, algunas de las cuales esconden auténticas obras de arte, o sus torres de defensa. Ideal para pasar una tarde y ver un bonito atardecer. 

Comer Miguelitos de La Roda

Uno de los pueblos vecinos de Villalgordo del Júcar es La Roda. Además de poseer un centro histórico declarado conjunto histórico-artístico y de que por allí pasa el Camino de Levante, es muy conocido por sus Miguelitos. ¿Y qué son los Miguelitos? ¡El pastel típico de la localidad!

Se elabora con hojaldre, se rellena de crema y lleva azúcar glasé por encima. Los más famosos son los de la Confitería La Moderna, aunque los encontrarás en cualquier tienda del pueblo. Si te gusta el dulce, no olvides hacer un parada por allí. 

Visitar Alarcón, mirador Torre de Armas
Alarcón es un pueblo precioso con un entorno digno de postal

Dónde comer y dormir en Villalgordo del Júcar

Hay varias casas rurales en Villalgordo del Júcar, aunque nosotros nos quedamos en la de Pedro Pablo, que es también el dueño del Museo del Envase y realiza visitas al Palacio de los Gosálvez. La casa se llama Don Alonso y es muy grande, ideal para grupos de amigos.

Tiene 5 dormitorios, algunos con muebles y puertas muy antiguos, además de varios baños, lo que siempre viene bien al ir en grupo. Dentro de la casa también hay un salón amplio y cocina, aunque si vas en verano seguro pasarás más tiempo en el patio, donde también hay un merendero donde poder hacer una barbacoa.

A la hora de comer, además de hacer barbacoas en la casa rural, puedes acercarte al bar Pepe, en la misma calle, donde tienen muchas raciones y montaditos para una cena o almuerzo de picoteo. Entre las especialidades, las patatas Rojiblancas (con parte brava -rojas- y parte alioli – blancas) y el queso frito. 

Qué ver en Villalgordo del Júcar, Bar Pepe
No te vayas de Villalgordo del Júcar sin probar las Rojiblancas

Ya ves que, aunque no lo parezca, hay bastantes cosas que hacer y que ver en Villalgordo del Júcar. Aunque sea un pueblo pequeño, cuenta con historia, lugares curiosos y un bonito entorno natural, así que, si estás buscando un plan de fin de semana rural con amigos, es una buena opción.

Prepara tu viaje a Villalgordo del Júcar

Transportes
Encuentra el mejor precio para tu coche de alquiler con AutoEurope

Alojamiento
Reserva tu alojamiento en Villalgordo del Júcar a través de Booking

Actividades
Reserva tus tours y actividades en España con Civitatis

Equipamiento viajero
Compra lo que necesites para viajar a Villalgordo del Júcar en Amazon

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

2 ideas sobre “Qué ver en Villalgordo del Júcar y alrededores”