Florencia en un día

Capital de la idílica Toscana, Florencia nada tiene que ver con esas maravillosas villas rodeadas de campos infinitos y caminos vigilados por cipreses perfectamente alineados… aunque no por ello deja de ser un lugar digno de contemplación. En la ciudad todo eso se convierte en museos, arte, monumentos y edificios majestuosos que recuerdan la época de oro de la ciudad: el Renacimiento.

Si solamente dispones de un día para visitar la ciudad, en este post te propongo un recorrido en el que visitar los puntos de interés más importantes de la ciudad. Conocer Florencia en un día es posible, pero lamentablemente pasando de puntillas por una ciudad que, aunque pequeña, posee un enorme número de museos. Si se quiere disfrutar de todas las obras de arte de este importante centro cultural declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1982, merece la pena tomarse unos días para hacerlo.

Dicho esto, ¿qué mejor lugar para comenzar el recorrido que conociendo al mismísimo David? La obra de Miguel Ángel se encuentra en la Galería de la Academia, junto a otras obras del artista. En un principio, esta obra fue un encargo para adornar la Catedral de Florencia, aunque finalmente la obra nunca llegó a colocarse ahí. Estuvo expuesta en la Piazza della Signoria, donde hoy día se puede ver una copia.

El David de Miguel Ángel
El David de Miguel Ángel

La obra representa al rey David en su batalla contra Goliat (aunque los expertos no se ponen de acuerdo en si la obra representa el antes o el después de su victoria). La precisión de la escultura, en la que están perfectamente definidos detalles como las venas de las manos o los músculos del torso, es lo que más me impresionó de ella.

Catedral de Florencia
Catedral de Florencia

Una vez hayas admirado al David, es hora de poner rumbo hacia la Catedral, Santa María del Fiore. Todo en esta Catedral es espectacular. Cabe destacar los colores de su fachada y campanario (separado del edificio principal), con mármoles en tonos verdes, blancos y rosados, así como su inmensa cúpula. El arquitecto Brunelleschi utilizó una nueva técnica para construirla sin necesidad de andamios y como resultado se ha convertido en uno de los elementos más importantes del skyline florentino.

Palazzo Vecchio
Palazzo Vecchio

La siguiente parada es la Piazza della Signoria, donde se encuentra el monumental Palazzo Vechio, que acoge al ayuntamiento de la ciudad y, cómo no, un museo. En la puerta del palacio se encuentra la copia del David de Miguel Ángel que mencionaba anteriormente. También en esta plaza se encuentra la Loggia dei Lanzi, un museo al aire libre con estatuas como “Perseo con la cabeza de Medusa” o “El Rapto de las Sabinas”.

Perseo
Perseo
El rapto de las Sabinas
El rapto de las Sabinas

En el camino hacia el río Arno puedes visitar la Galleria degli Uffizi. Se trata de uno de los museos de arte más importantes del mundo, ya que contiene una gran colección con obras de muchos artistas: Botticelli, Rafael, Da Vinci, Miguel Ángel, Giotto, Caravaggio, Rubens, Velázquez, El Greco… En el exterior del edificio, puedes ver decenas de estatuas representando a los artistas más importantes.

Para desconectar un poquito de la faceta artística de Florencia, es hora de descubrir el Ponte Vecchio. Este puente medieval es muy curioso, ya que en realidad es una especie de centro comercial, constituido en su mayoría por joyerías.

Ponte Vecchio
Ponte Vecchio

A estas alturas, ¿comienzas a notar el cansancio? Seguro que puedes hacer un esfuerzo y subir hasta el mirador de la Piazzale Michelangelo. Para llegar hasta aquí puedes dar un paseo, aunque si tus piernas no dan para más, puedes tomar un taxi (cuesta unos 7-8 euros). Yo intenté tomar un autobús, no estoy segura si era la línea 3 o 13, pero después de esperar y esperar nunca pasó, así que dudo de que funcione con normalidad.

¿Por qué has de subir a este mirador? Muy simple: ¡por sus espectaculares vistas de Florencia! Para mí, éste es el mejor lugar para rematar la visita a la ciudad. Además aquí hay un café y un kiosko, así que puedes relajarte tomando algo mientras ves el sol caer sobre la ciudad. Por mi parte, opté por comprar una cerveza y patatas fritas en el kiosko y sentarme en las escaleras a disfrutar del paisaje.

Florencia desde la Piazzale Michelangelo
Florencia desde la Piazzale Michelangelo

¡Idea!

No puedes irte de Florencia sin darte una vuelta por la ciudad de noche. Vale, ya has visitado todos los lugares de interés durante el día y no te apetece volver a hacer el recorrido de nuevo, pero no me negarás que si no lo haces ¡te vas a quedar con las ganas! Como incentivo, aquí te dejo una foto de Santa María del Fiore, la catedral de Florencia ;).

Catedral de Florencia de noche
Catedral de Florencia de noche

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 ideas sobre “Florencia en un día”