Todo lo que ver en Braga, la tercera ciudad de Portugal

Las ciudades que ver en Portugal tienen mucho encanto, da igual que sean grandes o pequeñas. Una de las más visitadas es Braga, la tercera ciudad más poblada del país, pero que posee un centro histórico pequeño, bien conservado y muy interesante. Si estás planeando un viaje al norte del país vecino, aquí te dejo una guía con todo lo que ver en Braga. ¡Merece la pena visitarla!

Y es que Braga tiene mucha historia. Se han encontrado restos de los primeros pobladores, allá por el Neolítico, aunque el origen de la ciudad tal y como se conoce hoy fue tras la llegada de los romanos. Fundada por César Augusto y con el nombre de Bracara Augusta, la ciudad se convertiría en capital de Gallaecia y ahí comenzaría su importancia estratégica.

Museo Arqueológico D. Diogo de Sousa

Los restos más antiguos encontrados en Braga se conservan en el Museo Arqueológico. Existe una colección permanente que se distribuye en cuatro salas. La primera está dedicada a los periodos comprendidos entre el Paleolítico y la Edad del Hierro, es decir, todo lo anterior a la llegada de los romanos. Las otras tres se centran en la época de Bracara Augusta, con restos de cerámicas, vidrios, arqueología urbana o elementos procedentes de las necrópolis romanas. Saliendo al patio y descendiendo por unas escaleras se llega a una sala anexa en la que se conserva el único mosaico romano de la ciudad, perteneciente al suelo de una casa de la época.

Museo Arqueológico, que ver en Braga
El Museo Arqueológico Diogo de Sousa es una visita muy recomendable para entender la historia de Braga

Es muy interesante hacer una visita a este museo, ya que así se comprende de dónde viene la ciudad y todos esos lugares que ver en Braga. Se encuentra en la Rua dos Bombeiros Voluntários y abre de martes a domingo, de 10:00 a 17:30. La entrada cuesta 3€, aunque los domingos y festivos es gratuito hasta las 14:00.

Más restos romanos que ver en Braga

Prácticamente en frente del Museo Arqueológico se encuentran los restos de las Termas do Alto da Cividade. Construidas en el siglo II, eran uno de los pasatiempos de los habitantes de Braga en la época, con circuitos de calor y frío, gimnasio e incluso masajes. Fueron descubiertas durante unas obras en 1977, y al lado se han encontrado restos de lo que podría ser un anfiteatro, aunque esta zona está aún en excavación.

Algo más alejado, en la Rua do Raio, se encuentra otro de los restos romanos más significativos que ver en Braga: la Fuente del Ídolo. Se cree que esta fuente era un santuario, debido a las figuras esculpidas en la roca, pero no se sabe a ciencia cierta si era un lugar público o pertenecía a una casa.

La entrada a cada uno de estos yacimientos cuesta 1,85€, aunque se puede comprar un billete combinado por 3,15€ en cualquiera de los dos lugares.

Sé de Braga

Braga ha sido siempre una ciudad importante, de ahí que su Catedral sea una pequeña joya. La mandaron construir los Condes de Portucale, que serían los padres del primer rey de Portugal, Alfonso I. Los sepulcros de los Condes están aquí en la Catedral, pero no son el único secreto.

Dentro de la nave principal se pueden observar los increíbles órganos y el coro, en la primera planta. También se puede pasear por el claustro y subir hasta el museo, donde está el Tesoro de la Catedral. Se trata de una colección permanente de arte religioso y piezas de los arzobispos de Braga que repasan la historia de la Catedral en la ciudad, siglo a siglo.

Catedral, que ver en Braga
La Catedral es uno de esos lugares imprescindibles que ver en Braga

La Catedral se sitúa en el centro de Braga. Para acceder a la visita hay que entrar por una puerta situada en la Rua do Cabildo. Los horarios de apertura son de 09:30 a 12:30 y de 14:30 a 17:30 todos los días. En cuanto a los precios, estos varían dependiendo de lo que se quiera ver. Si solo se quiere ver la Catedral, el precio son 2€ por adulto. Para visitar el Museo-Tesoro, son 3€, y la visita al Coro, 2€. Para sacar un precio más barato, hay una entrada combinada de los tres por 5€. Para mi gusto, lo que más merece la pena es la Catedral y la visita al coro, pero aquí te dejo la web de la Sé de Braga para que tengas más información.

Plaça da Republica

Es una de las plazas más amplias del centro de Braga. Llama la atención por las letras de “Braga“, su fuente y la arcada del edificio que la preside. Está llena de terrazas y restaurantes donde recomiendo probar el típico bacalao a Braga, que lleva pimiento rojo, cebolla y aceitunas negras sobre una base de patatas. Los precios rondan los 10€ por plato, que no está nada mal, y son restaurantes muy buenos. Aquí está además la oficina de turismo, donde puedes conocer más detalles sobre los lugares que ver en Braga.

Por detrás del edificio de arcos se divisa la Torre del Homenaje, que es lo único que queda del antiguo castillo de Braga. Casi cuesta encontrarla, porque se sitúa en un callejón. La visita es gratuita, aunque hay que reservar con antelación en el email cultura@cm-braga.pt. Apúntalo bien porque yo esto no lo sabía y me quedé sin subir.

Plaça da Republica, que ver en Braga
La Plaça da Republica es de los rincones más animados de Braga

Jardín de Santa Bárbara

Es otra bonita plaza que ver en Braga con un cuidado jardín. De fondo se sitúa el antiguo Palacio Episcopal de Braga, otro edificio histórico construido a lo largo de los siglos que hoy en día es la Rectoría de la Universidad de Minho. Detrás se encuentra la plaza del Ayuntamiento, con el edificio administrativo de la ciudad.

Arco da Porta Nova y rua do Souto

Este arco fue una de las entradas antiguas a la ciudad de Braga y sigue dando la bienvenida a los visitantes al centro histórico hoy día. Desde aquí parte una calle peatonal que llega hasta la Plaça da Republica y que está llena de comercios y algunos edificios que merece la pena pararse a admirar, como el antiguo Palacio Episcopal desde otra perspectiva que la anterior mencionada en el Jardín de Santa Bárbara.

Museo Pio XII

Otro lugar donde conocer más sobre Braga. Además de contar con algunos restos arqueologicos, se puede visitar la torre medieval. En sus cincos pisos se narra la historia de la ciudad, con una capilla dedicada a Nuestra Señora de la Torre que es posible ver también desde el exterior del edificio, en una plaza que forma el propio edificio del museo. Por si fuera poco, cuenta con una exposición de más de 70 obras del pintor Henrique Medina, a quien muchos consideran el mejor retratista del siglo XX.

Se encuentra en el Largo do Santiago 47, y abre de martes a domingos, de 09:30 a 12:30 y de 14:30 a 18:00. La entrada a cada zona por separado (museo, torre medieval y galería de Henrique Medina) cuesta 2€, aunque existe también una entrada combinada que da acceso a todo por 4€.

Bom Jesus do Monte

Esta iglesia situada en lo alto de una colina cercana a la ciudad es uno de esos lugares que hay que ver en Braga sí o sí. Más allá de la importancia de la iglesia como lugar de peregrinación, a su alrededor hay toda una serie de jardines muy bonitos y unas vistas fantásticas de la ciudad de Braga.

Bom Jesus do Monte, que ver en Braga
La iglesia de Bom Jesus do Monte tiene una posición estratégica para observar Braga desde las alturas

Para llegar hasta aquí se puede tomar la línea 2 de autobús desde la Plaza Conde de Agrolongo. El trayecto cuesta 1,65€ y dura alrededor de 20 minutos hasta los pies de las escaleras que llevan hasta el famoso santuario. Estas escaleras, construidas en zig-zag, son una atracción en sí mismas, aunque si no te apetece hacer el esfuerzo, debes saber que también existe un funicular que te sube y baja por solo 2€. El autobús además te deja en la puerta del elevador.

¿Cómo llegar a Braga?

Braga está muy bien comunicada tanto por carretera como por tren. Desde Oporto se puede llegar en coche por la E1, desde Guimarães siguiendo la N-101 y desde Vigo con la A-55 que después se transforma en A3 y E1.

Si optas por el autobús, una opción más económica si viajas con presupuesto reducido, hasta la Central de Camionagem (estación de autobuses) llegan autbouses desde las principales ciudades de Portugal e incluso desde algunos destinos de España. La empresa Rede Expressos cubre la mayoría de estos trayectos, incluso el transfer Get Bus que llega directo desde el aeropuerto de Oporto por 8€. También funciona para ir de Braga hasta el aeropuerto.

La opción más barata (aunque también es algo más lenta) es el tren. Puedes llegar hasta Braga en la red de cercanías de Oporto, en aproximadamente hora y media. El billete con Comboios de Portugal cuesta 3,70€ y se puede comprar en las máquinas de la Estación de São Bento. (Por cierto, si vas a realizar un viaje a Oporto, no te pierdas mi post con todo lo que ver en la ciudad de los vinos).

¿Necesitas reservar tu vuelo a Oporto o alquilar un coche? Échale un vistazo a Skyscanner, mi buscador de referencia, pues compara los precios de todo. No te olvides tampoco de reservar tu alojamiento en Braga y contratar tu seguro de viajes (por ser lector de Viajes e ideas tienes un 5% de descuento con Mondo 😉 ).

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *