Volcanes, hayas y modernismo en La Garrotxa

En Cataluña existen muchísimos lugares con una naturaleza increíble y uno de ellos es La Garrotxa. Esta comarca de la provincia de Girona es conocida principalmente por sus volcanes, y es que aquí se ubica el Parque Natural de la Zona Volcánica de La Garrotxa. 43 volcanes inactivos salpican este territorio con sus conos y una vegetación particular. ¿La conocemos?

Los Volcanes

Es muy probable que, mires donde mires, en La Garrotxa te encuentres con un volcán, especialmente en la zona de Olot y Santa Pau. Muchos de ellos no se pueden visitar, pero existen varios que sí y son una gran atracción turística para la zona. Es el caso del Croscat y el Santa Margarita.

El Croscat es el volcán más joven de la zona y el último en entrar en erupción en la Península Ibérica, hace 11.500 años. Además de esto, este volcán destaca por el gran tajo que tiene tras el cráter. Durante muchos años operó aquí una empresa dedicada a la explotación de gredas (materiales de restos piroclásticos del volcán), lo que afectó al paisaje. Pese a aquella destrucción, hoy día el Croscat es algo así como un museo al aire libre en el que podemos ver el interior del volcán.

Volcán Croscat, La Garrotxa
Así se ve el interior del volcán Croscat en la zona del corte

Situado al lado del Croscat, el volcán de Santa Margarita es otro de los más significativos del entorno por su envergadura. Tiene un cráter circular, dentro del cual se encuentra la pequeña iglesia de Santa Margarita, de origen románico.

Fageda d’en Jordá

Pero más allá de los volcanes, hay un lugar que acapara todas las miradas, especialmente en otoño: la Reserva Natural de la Fageda d’en Jordá. Se trata de un hayedo muy especial, y es que crece a apenas 550 metros sobre el nivel del mar, algo inusual en la Península Ibérica. Además, estas hayas crecen sobre la colada de lava del volcán Croscat, lo que lo hace aún más singular.

Pasear por este hayedo es muy agradable en verano, ya que la frondosidad del bosque hace que no pasen los rayos de sol y se mantenga una temperatura fresca. Yo recomiendo mucho visitarlo en esta época, porque además es temporada relativamente baja. La temporada alta es en otoño, cuando las hojas se vuelven de mil colores anarajandos y amarillentos y caen, y cientos de personas llegan hasta aquí para ver ese espectáculo de la naturaleza.

Fageda d'en Jordá, La Garrotxa
Pasear por el hayedo es todo un placer verde

Rutas de senderismo

Tanto los volcanes Croscat y Santa Margarita como la Fageda d’en Jordá se pueden visitar en una ruta de senderismo circular de 14 kilómetros. Ésta comienza en el parking de la Fageda d’en Jordá y normalmente continúa a través del hayedo, para después subir al volcán Santa Margarita y terminar contemplando el Croscat. Tiene una duración de unas 4 horas, aunque siempre depende del ritmo que cada uno lleve.

Si lo visitas en verano la cosa cambia (por eso decía “normalmente” antes). Tal y como me avisó la chica del punto de información y pude comprobar, la parte del volcán Croscat es la única desarbolada de la ruta. Por tanto, si se comienza por el hayedo por la mañana, se llega al Croscat a mediodía, y en ese momento es cuando el sol más aprieta. Así pues, es recomendable comenzar la ruta por el Croscat en verano, para seguir por el Santa Margarita y finalizar en el hayedo.

Si no te apetece hacer toda la ruta, también es posible hacer senderos más cortos para visitar cada uno de los lugares. Desde el parking de la Fageda d’en Jordá se pueden ver tanto el hayedo como hacer la ruta al Croscat (y volver al parking). En el volcán Santa Margarita también hay un parking para hacer la subida al cráter.

Un paseo por Olot

Para visitar todo esto lo mejor es hacer base en Santa Pau u Olot. En mi caso me decidí por Olot, que tiene algunos puntos interesantes que visitar.

Varios volcanes y los Humedales de la Moixina

Para empezar, existen varios volcanes situados en el propio núcleo urbano. El más famoso es el volcán Montsacopa, al que se accede fácilmente desde el centro del pueblo. Una vez arriba se tienen unas vistas impresionantes del pueblo y los demás volcanes, así como de otras zonas montañosas y picos de los Pirineos. En el cráter se sitúa la capilla de Sant Francesc, la única que queda en pie de las tres que había en el volcán.

Al otro lado del pueblo hay un paisaje totalmente diferente. Se trata de los Humedales de la Moixina, con agua brotando constantemente del subsuelo. Es una reserva de interés geobotánico muy agradable para pasear, aunque te recomiendo llevar protección anti-mosquitos 😉 .

Ruta modernista

Olot no escapó al modernismo y en el centro del pueblo se conservan algunas casas construidas siguiendo esta corriente arquitectónica. La más destacada es la Casa Solà Morales, construída por Lluís Domènech i Montaner, uno de los máximos exponentes del modernismo catalán. La fachada es una preciosidad, con una galería con columnas en la planta alta que llama mucho la atención. Cerca de ésta, frente a la Iglesia de Sant Esteve, se encuentra la Casa Gaietà Vila, reconocible por sus tres fachadas granates y los motivos vegetales.

Continuando por la calle Mayor hay otras dos casas modernistas que merece la pena ver. Una es la Casa Escubós, con tres fachadas verdes y remates sinuosos en sus ventanas. La otra es la Casa Pujador, que parece más un castillo al ser de piedra y tener una torre.

Olot, La Garrotxa
Casas modernistas de Olot

¿Qué más se puede visitar en La Garrotxa?

La Garrotxa es una zona preciosa por su naturaleza, pero también existen pueblos medievales que merece la pena conocer. Uno de los más pintorescos es Besalú, con su impresionante puente de piedra sobre el río Fluviá.

Otros pueblos de los que me han hablado bien, pero no he visitado aún, son Santa Pau y Castellfollit de la Roca. A la hora de hacer senderismo, me han recomendado la Alta Garrotxa, especialmente la ruta entre Sadernes y Sant Aniol d’Aguja.

Alojamiento y transporte en La Garrotxa

Alojamiento

Cualquiera de esas casas modernistas sería un alojamiento de lujo, pero creo que ninguna de ellas está preparada para el turismo. Aún así, tienes una oportunidad para alojarte en un edificio de principios del siglo XX con interiores de estilo modernista. Se trata del albergue situado en la Torre Malagrida, un palacete con sus jardines que tiene muy buena pinta. ¡Sigo sin creerme que sea un albergue!

Si no llegas a tiempo de reservarlo o lo de compartir habitación no va contigo, te recomiendo que eches un vistazo a Guest to Guest. Es una plataforma de intercambio de casas que funciona con puntos en lugar de dinero, por lo que puedes alojarte en casa de otra persona pagando solo una pequeña comisión de la fianza. Después, tú ganas puntos para seguir viajando dejando tu casa a otros viajeros de la comunidad. En este post te explico cómo es alojarte con Guest to Guest y cómo funciona, y aquí te dejo el enlace para registrarte y ganar 100 GuestPoints extra para alojarte una noche 😉 . Yo me decanté por esta opción en esta escapada y fue todo un acierto, porque estuve a mi aire sintiéndome como en casa y el apartamento tenía una terraza con vistas chulísimas al entorno natural volcánico.

Guest to Guest
Mi alojamiento gracias al intercambio de puntos de Guest to Guest

Transporte

Puedes llegar a Olot y otros pueblos de La Garrotxa desde Barcelona o Girona en los autobuses de la empresa Teisa. Hay varios horarios durante el día, así que los pueblos están bien conectados. Lo único que tiene ir en autobús y que no a todo el mundo le gusta es que para llegar hasta la Fageda d’en Jordá y los volcanes Croscat y Santa Margarita tendrás que ir a pie (más o menos una hora caminando desde Olot por senderos). Existe un autobús que pasa por varios puntos del Parque Natural de la zona volcánica de La Garrotxa en otoño, cuando hay más afluencia de gente, y puede tomarse tanto en Olot como en Santa Pau parando en las atracciones turísticas. Pero claro, solo funciona en otoño.

Por ello, si vas en cualquier otra temporada, lo más sencillo para llegar hasta La Garrotxa y desplazarse por allí es tener coche. Si no tienes, recuerda que puedes comparar precios de alquiler de coches con Skyscanner. Para visitar la zona, tienes un aparcamiento en la zona del hayedo y otro en el volcán Santa Margarita, y ambos se encuentran en la carretera GI-524 que conecta Olot con Santa Pau y Bañolas.

Como resumen, ya ves que en esta zona hay mucha naturaleza, que además es en cierto modo rara. Volcanes, hayedos a baja altitud, humedales… todo junto formando un paisaje muy verde interrumpido por algunos pequeños pueblos medievales. ¡Seguro que te han entrado ganas de hacer una escapada a La Garrotxa!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *