Visita a Auschwitz

Una visita cultural e histórica muy recomendable al viajar a Cracovia es Auschwitz. El campo de concentración más conocido es un lugar clave para conocer los horrores del nazismo.

Auschwitz fue el mayor centro de exterminio durante el nazismo. De hecho, el campo se levantó en este lugar por ser una zona rural alejada de las principales ciudades europeas, siendo el escondite perfecto para que el mundo no supiese lo que estaba ocurriendo realmente.

Mapa de prisioneros
Mapa de prisioneros

En este lugar murieron más de 1.100.000 personas, en su mayoría judíos, pero también polacos, gitanos y prisioneros soviéticos de guerra, incluyendo más de 200.000 niños. De ahí la importancia de este lugar para recordar los crímenes del nazismo e impedir que vuelvan a repetirse.

La UNESCO lo incluyó en 1979 en su lista de lugares Patrimonio de la Humanidad, como “un lugar clave para recordar el holocausto, las políticas racistas y la barbarie; un lugar para recordar este oscuro capítulo de la historia de la humanidad (…) y un aviso de las amenazas y trágicas consecuencias de las ideologías extremas y la negación de la dignidad humana“.

La visita al campo de concentración incluye dos áreas: Auschwitz I y Auschwitz II (Birkenau). El nombre de Auschwitz es el resultado de la “alemanización” del nombre polaco del lugar en el que se encuentra el campo de concentración (Oświęcim). Lo mismo ocurre con Birkenau (Brzezinka).

La mayor parte de la visita al campo de concentración transcurre en Auschwitz I. Este lugar consta de varias construcciones de ladrillo que hoy día conforman un museo con la historia del lugar. En su día, estas construcciones eran el lugar donde se internaba a los prisioneros.

Entrada a Auschwitz I
Entrada a Auschwitz I

El lugar más reconocible de este campo probablemente sea su entrada, con la inscripción Arbeit macth frei (“El trabajo os hará libres”). Bajo esta inscripción salían todos los días los prisioneros para ir a trabajar (trabajos forzosos en la industria o el campo) al ritmo de la música de una orquesta.

Vías del tren en Birkenau
Vías del tren en Birkenau

Birkenau, por su parte, es un lugar mucho más grande y aquí las construcciones eran en su mayoría de madera. El objetivo de este campo era puramente el exterminio, y por ello aquí había cuatro cámaras de gas y crematorios.

Las cámaras de gas, así como la mayor parte del campo, fueron destruidos por los propios nazis poco antes de la liberación de Auschwitz, en un intento de impedir que el mundo pudiese conocer las actividades que allí se realizaban.

Cámara de gas en Birkenau
Cámara de gas en Birkenau

En futuros posts os contaré más detalles sobre estas dos áreas.

¡Idea!

Contrata un tour para hacer tu visita de un modo más efectivo. Auschwitz-Birkenau se sitúa a unos 60 kilómetros de Cracovia y no hay transporte público directo, por lo que aventurarse a viajar en tren o autobús puede conllevar perder bastante tiempo en trasbordos.

Hay muchos tours en diferentes idiomas y suelen incluir el minibús, que te recoge en tu alojamiento a la ida y te deja en el mismo lugar a la vuelta, la entrada y tour con guía a Auschwitz y Birkenau y el transporte entre las dos áreas del campo de concentración.

El tour dura varias horas. A nosotros nos recogieron sobre las 10 y media de la mañana y volvimos alrededor de las 6 de la tarde. Estos tours no suelen incluir comida, por lo que deberás llevarte algún bocadillo preparado. A la entrada de Auschwitz I hay un kiosko-bar, pero suele haber bastante gente y la cola es muy larga.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 ideas sobre “Visita a Auschwitz”