Así ha sido el viaje por España que gané con Campofrío

Como te contaba hace unos días, gané un viaje por España gracias a enviar un tweet en una promoción de Campofrío. Pues bien, lo he estado disfrutando toda la semana pasada y hoy quiero contarte cómo ha sido 🙂 .

El viaje que gané consistía en una semana visitando Granada, Cala Pi en Mallorca, el Cabo de Peñas en Asturias y Valladolid. 4 destinos en una semana te sonará a locura… y lo es. Mi amiga Amanda y yo nos hemos pasado los días de aquí para allá, tomando vuelos, trenes y transfers VIP privados. Nos hemos alojado en hoteles muy coquetos y hemos hecho un buen tour gastronómico. Y es que si algo bueno tiene España, es la comida. De hecho, el viaje se puede resumir en esto:

ruta-gastronomica-por-espana
Nuestra ruta gastronómica por España: fabada, tapas, croquetas…

Granada

En Granada nos pusimos moradas a tapas. No hay nada como salir a tomar una cerveza y que te pongan una hamburguesa de aperitivo gratis 😀 . Aunque aparte de comer, también hemos visitado muchas cosas.

Nos alojamos en el hotel Inglaterra, en pleno centro de Granada, entre la Gran Vía y la calle Elvira. Está muy cerca también del Paseo de los Tristes, uno de los lugares de referencia de Granada, por ser uno de los más bonitos. Una vez en este paseo es muy fácil dejarse llevar por el encanto del Albaicín y callejear hasta llegar al Mirador de San Nicolás, desde el que se tienen unas espectaculares vistas de La Alhambra.

paseo-de-los-tristes
Paseo de los Tristes, a orillas del río Darro y con vistas a La Alhambra

La Alhambra no la pudimos ver, ya que no quedaban entradas online. Madrugamos bastante para ir a comprarlas a taquilla y, pese a hacer unas dos horas de cola, la única entrada que quedaba cuando nos tocó era la del Generalife, la Alcazaba y los Jardines de La Alhambra. Que oye, no está mal tampoco, pero me quedé con muchas ganas de ver los Palacios Nazaríes.

Callejeamos (y tapeamos) también por el Realejo y la zona universitaria, paseamos por los Jardines del Triunfo y dimos una vuelta por la zona de la Catedral. Nos llamó mucho la atención lo grande que es y lo sobria que parece por fuera. Además, hay un montón de iglesias y monasterios por el centro, como el de San Jerónimo.

Cala Pi

¡Cala Pi es la razón por la que gané el concurso! Es una pequeña cala situada hacia el sur de la isla de Mallorca y a unos 40 minutos de Palma. Ya había estado dos veces, aunque en verano. Lo bueno de visitarlo ahora es que hay menos gente; lo malo, es que el tiempo no nos acompañó demasiado y estaba nublado y bastante fresco. De todos modos, ¡eso no impidió que nos diésemos un chapuzón!

cala-pi
La bonita Cala Pi no lucía demasiado con tanta nube… ¡aunque el agua estaba bueno para bañarse!

Como Cala Pi es pequeño y hay poco que hacer, y no podíamos disfrutar la piscina del apartahotel por el tiempo, nos fuimos hasta Palma con la idea de cenar y dar una vuelta… pero ¡no contábamos con que iba a diluviar! Al final en lo que cenamos se pasó y pudimos pasear por el centro para ver la Catedral y la Plaza Mayor, pero deprisa, ya que queríamos tomar un autobús hasta El Arenal y se nos hacía tarde.

Esa noche nos fuimos a ser alemanas por un rato. En El Arenal hay una zona de bares preparada para los turistas alemanes que vienen a Mallorca en busca de sol y fiesta (Ballermann). Yo ya había estado varias veces, pero me parece un lugar lo suficientemente curioso para visitar y enseñar a mi amiga. Así que allí nos fuimos, a beber cerveza y conocer alemanes. No estaba tan lleno como en verano, pero bares clásicos como el Bierkönig estaban bastante animados.

Cabo de Peñas

De la lluvia en Mallorca volamos hasta el sol en Asturias… ¡el mundo al revés! Nuestra estancia en Asturias fue breve, de un día solamente, pero lo aprovechamos muy bien. Habíamos tomado el avión sobre las 7 de la mañana, así que llegamos pronto y pudimos recorrer el Cabo de Peñas enterito. A la salida del aeropuerto nos esperaba el chofer, que nos enseñó incluso mucho más de lo planificado.

Primero pasamos por Salinas, donde vimos el Museo de Anclas. Después llegamos al Cabo de Peñas, donde pudimos ver los acantilados y el museo de la zona. Como era aun pronto nos acercó hasta el Parque de Moniello, con unas impresionantes vistas de la costa. Y para terminar, nos llevó a Candás, un pueblo muy bonito cerca de Gijón.

Cabo de Peñas
En el Cabo de Peñas es un espectáculo ver cómo se juntan la montaña, el mar y el infinito

El hotel lo teníamos en Luanco (Hotel Plaza II, muy coqueto), que también es muy bonito (y donde nos comimos una fabada y un cachopo espectaculares). El pueblo es pequeñito, pero destacan su iglesia, su torre del reloj y sus callejuelas llenas de edificios de colores. Nos llamó mucho la atención que hay muchos bares, sidrerías y restaurantes, aunque para ser viernes, después de cenar no había demasiada marcha.

Valladolid

Y ya el sábado viajamos hasta Valladolid, donde se acabaría nuestro recorrido por España. Yo conozco Valladolid demasiado bien, así que hicimos una buena ronda de vinos y pinchos por algunos de los bares de tapeo más emblemáticos: Los Zagales, El Corcho, El Zamora, El Peso…

plaza-mayor-de-valladolid
La Plaza Mayor de Valladolid, una de las más bonitas de España.

Al día siguiente la suerte nos sonrió, ya que se esperaba mucha lluvia, ¡pero tuvimos sol! Así que fue perfecto para pasear por el centro: la Plaza Mayor, la Catedral, el Pasaje Gutiérrez… También pasamos por el Teatro Calderón, donde posamos en el photocall de la Seminci, el festival de cine que se celebra esta semana. Lástima que no vimos a ningún famoso…

Lo mejor

Lo mejor de todo ha sido poder viajar toda la semana con mi amiga y haber re-descubierto muchos lugares que ya conocía. Me quedo también con la ruta gastronómica que nos hemos hecho 🙂 . Creo que en general el viaje ha sido una buena muestra representativa de la variedad cultural y de vida que tenemos en España en una semana: el sur, el Mediterráneo, el norte y la antigua Castilla.

En cuanto a lo que nos entraba, ha estado muy bien tener transfers y algunos hoteles han sido espectaculares, como el Meliá Recoletos de Valladolid, que era de 4 estrellas y nos tocó una habitación superior enorme.

Lo que mejoraría

Es cierto que los transfers están muy bien, pero en algunos casos nos han recogido demasiado pronto y hemos tenido que esperar mucho en el aeropuerto o la estación de tren. Tampoco entendí muy bien que para ir desde Asturias a Valladolid nos llevasen en avión a Madrid y después tomar un tren, en lugar de haber tomado un tren desde Gijón a Valladolid.

En cuanto a los hoteles, había bastante diferencia de unos a otros en cuanto a calidad, así que no hubiera estado mal que todos fueran de la misma categoría. Además, incluiría los desayunos, que no estaban incluídos (ninguna comida lo estaba).

Aun con algunas cosillas a mejorar, como conclusión, diría que ha sido un buen viaje. Me ha encantado recorrer España en esta semana y espero que Campofrío haga más concursos como éste. España tiene muchos rincones para descubrir y este viaje ha sido una buena oportunidad para conocer algunos de ellos. Desde aquí me gustaría dar las gracias a Campofrío una vez más e invitarte a que viajes todo lo que puedas por España. ¡Hay mucho por ver!

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Viajas sola?

Te presentamos La comunidad de #QuieroViajarSola, donde compartir dudas y experiencias de viaje y contactar con otras viajeras de todo el mundo.

¡Únete!