Qué tener en cuenta a la hora de viajar a Bosnia

No tenemos muchas referencias a la hora de viajar a Bosnia, ya que es un país bastante desconocido. Eso lo hace poco atractivo para algunos, pero muy interesante para otros, ya que decidirse a recorrerlo es sinónimo de sorpresas. Si perteneces al segundo grupo y has decidido visitarlo, en este post encontrarás información para poder preparar tu viaje al corazón de los Balcanes.

Tenemos en mente aún la cruenta Guerra de los Balcanes y ese es uno de los motivos por los que hasta hace poco casi nadie se aventuraba demasiado a viajar a Bosnia o recorrer esta zona. Países como Croacia o Eslovenia han tomado la delantera y ya son destinos muy populares, pero Bosnia sigue siendo una gran desconocida.

Situación política actual

De la guerra hace ya más de 20 años y, aunque sus huellas siguen muy presentes, Bosnia es un país que lucha día a día por curar sus heridas. Se encuentra en territorio europeo, pero no es un país europeo al uso. Es un país multicultural, lleno de contrastes, plagado de historia y un ejemplo de convivencia de culturas a través de los siglos porque, entre otras cosas, actualmente se encuentra dividido en dos.

De un lado, la Federación de Bosnia y Herzegovina. Del otro, la República de Srpska. Cada uno con su religión mayoritaria, su alfabeto, su bandera, su presidente o su gobierno, y formando el sistema político más complejo de Europa y probablemente del mundo.

Este reparto del territorio es la consecuencia de la Guerra de Bosnia, cuando en 1995 se firmaron los Acuerdos de Dayton que lograban el alto el fuego entre bosnios (Bosnia y Herzegovina) y serbobosnios (República de Srpska). Ambas entidades conviven en paz, pero si preguntas a un local te confesará que existen tensiones.

Sarajevo
Uno de los muchos edificios aún destruidos por las bombas que se pueden ver en Sarajevo

Requisitos de entrada a Bosnia

Bosnia no es un país de la Unión Europea, pero aún así no hace falta visado para estancias inferiores a 90 días, ni para europeos ni para muchas otras nacionalidades, incluidas algunas latinoamericanas como Argentina o Chile. Para europeos en principio es válido el DNI, pero también se recomienda llevar el pasaporte, y para otras nacionalidades, es necesario presentar el pasaporte. Si la estancia va a ser superior a 90 días, entonces sí se necesita visado y una carta de invitación, por ejemplo, de una empresa para la que vayas a trabajar.

Moneda y precios en Bosnia

La moneda de Bosnia es el marco. El cambio está más o menos a 1€ = 2KM, por lo que es muy sencillo calcular los precios sin necesidad de conversor.

No es muy frecuente que se pueda pagar con tarjeta, y aunque en muchos lugares aceptan euros o kunas croatas, lo más recomendable es llevar marcos. Cuando te cobran en euros o kunas tiran para arriba y te hacen un cambio poco favorable. Para obtener marcos, puedes cambiar en una casa de cambio o sacar dinero del cajero. En cualquier ciudad encontrarás cajeros automáticos sin demasiado problema. Eso sí, procura que la tarjeta no te cobre comisiones o que las que te cobre sean bajas. Por ejemplo, la tarjeta de N26 te cobra un 1,7% del importe retirado en países fuera de la Unión Europea (dentro de la UE es gratuito).

Los precios son muy bajos, aunque se incrementan algo en los lugares turísticos, especialmente a la hora de comer. Comer en un bar normal puede salirte por 3 o 4 euros, y en un lugar un poco más exclusivo por unos 10 euros. Las entrada a los lugares turísticos están en torno a 1 o 2 euros y los tickets de aparcamiento, en torno a un euro por hora.

Cómo llegar a Bosnia

Para llegar a Bosnia desde España lo más lógico sería comprar un billete de avión a Sarajevo. No suelen ser muy baratos, aunque por aquí te dejo el comparador de precios de Skyscanner para que veas qué fechas son más económicas.

Entre que Bosnia no es muy turístico y que es caro volar hasta allí, es común no viajar a Bosnia directamente. Mucha gente lo que hace es incluirlo en una ruta por los Balcanes, haciendo, por ejemplo, un viaje por Croacia y Bosnia. Cruzar desde Croacia por tierra es muy sencillo, ya que existen varios pasos fronterizos internacionales entre los dos países en los cuales solo necesitarás presentar tu DNI o pasaporte. Los más comunes son los de Neum, para ir a la zona de Mostar desde Dubrovnik, y Bihac, muy cerca de los lagos de Plitvice.

Qué ver en Bosnia

Probablemente Sarajevo y Mostar son los lugares más conocidos de Bosnia, y también son los más turísticos. Aún así, y como no es un destino demasiado famoso, hay muchos otros lugares que te logran sorprender porque no te los esperas.

Sarajevo

Al viajar a Bosnia es imprescindible ir a Sarajevo. Su historia se remonta a muchos siglos atrás y ha formado parte de grandes imperios, como el Otomano y el Austro-húngaro, que han dejado una huella indiscutible en la ciudad. Aquí comenzó la I Guerra Mundial y parece que desde entonces su nombre está asociado al conflicto. Sufrió mucho en la II Guerra Mundial y, tras formar parte de Yugoslavia, sufrió el peor asedio de la historia moderna europea durante la Guerra de Bosnia, que duró hasta 4 años. Ver la ciudad a través de los ojos de su historia es imprescindible.

Sebilj, que ver en Sarajevo
La fuente Sebilj es uno de los monumentos más representativos de Sarajevo

Mostar, Pocitelj y Kravica

La ciudad más fotogénica e instagrameable de Bosnia es Mostar. Su icónico puente y el barrio que lo rodea forman una postal preciosa sobre el río Neretva, algo que le ha valido su reconocimiento como Patrimonio de la Humanidad.

Al visitar Mostar también es muy recomendable visitar Pocitelj, un pequeño  pueblo encaramado a una colina con unas vistas impresionantes, así como la cascada de Kravica. De hecho, este recorrido es el más frecuente entre los que cruzan desde Croacia por su proximidad a la frontera, y existen incluso tours desde Dubrovnik para conocerlo.

Travnik y Jajce

A una hora más o menos de Sarajevo se encuentra Travnik, una pequeña ciudad de pasado medieval que posee las ruinas de una fortaleza mejor conservadas en Bosnia. Otra hora más allá se encuentra Jajce, un pequeño pueblo que para mí, es uno de los pueblos más bonitos que puedes ver al viajar a Bosnia. Su cascada es una auténtica joya, y las vistas desde la fortaleza, una maravilla.

Cascada, ir a Jajce
La cascada de Jajce es preciosa

Dónde dormir al viajar a Bosnia

Al no ser un país demasiado turístico, no es fácil encontrar alojamiento en cualquier parte. Por ello, lo más fácil es planificar dormir en las ciudades y reservar online con antelación. Para ello te aconsejo mirar en Booking, ya que tienen la mayor oferta.

Los precios de los alojamientos son económicos, nada que ver con los que nos encontramos al visitar Croacia, al menos en temporada alta. Eso sí, al reservar mira bien las fotos, descripciones y comentarios, ya que la calidad hotelera no es la misma que en España. Por muy bien que estén los alojamientos, puede que no tengan facilidades para movilidad reducida o que el desayuno, aunque esté incluido, no sea muy variado.

Cómo moverse por Bosnia

En coche

A la hora de moverse al viajar a Bosnia, lo más sencillo es alquilar un coche. Un vehículo te permite moverte con la tranquilidad de saber que vas a llegar a cada lugar que quieres visitar y a la hora que desees. Para hacer tu reserva, echa un vistazo a Skyscanner para poder comparar precios.

Al conducir debes tener en cuenta que es un país muy montañoso, con carreteras de doble sentido y, muchas veces, sin arcén. No se puede ir a gran velocidad, así que aunque las distancias entre las ciudades no sean muy grandes, se tarda bastante en ir de lugar a otro. En cuanto a vías rápidas, que yo sepa, solo existe un tramo de autopista en los alrededores de Sarajevo.

Viajar a Bosnia
Uno de los paisajes que puedes ver al viajar por carretera o tren en el trayecto entre Mostar y Sarajevo

En transporte público

Las principales ciudades y destinos turísticos están conectados por autobús. Por ejemplo, entre Sarajevo y Mostar es fácil viajar porque hay muchas frecuencias. Eso sí, para llegar a otros pueblos, aunque sean turísticos, no hay tantas facilidades. También hay una línea ferroviaria entre Sarajevo y Capljina (al lado de Pocitelj) que pasa por Mostar.

Existen líneas urbanas en las grandes ciudades con las que puedes desplazarte fácilmente. En Sarajevo también hay un bus turístico que es una buena opción a la hora de conocer la ciudad, pues cuenta con audioguía en varios idiomas y recorre la ciudad de un extremo a otro. Cuesta 11 euros e incluye un tour a pie en inglés por el centro histórico. Puedes reservarlo aquí con Civitatis.

Seguridad en Bosnia

Bosnia es un país bastante seguro. Hay pocas probabilidades de que vayan a atracarte por la calle o a robarte, aunque es conveniente evitar los barrios periféricos de Sarajevo. El peligro está más en las carreteras por lo que te comentaba más arriba (vías de doble sentido, mucha montaña) y en el campo, ya que aún existen muchísimos lugares plagados de minas antipersona. Si sales a hacer una ruta por la naturaleza, lo mejor es no salirse de los senderos marcados.

En cuanto a la sanidad, puedes viajar a Bosnia con la tranquilidad de que no existen enfermedades tropicales, por lo que no hay que ponerse vacunas y el riesgo de enfermarse en muy bajo. Eso sí, como Bosnia no es un país de la Unión Europea, la Tarjeta Sanitaria Europea no es válida. Por ello, hay que viajar con un seguro de viajes para que puedan atenderte en condiciones y no tengas que pagar una elevada suma de dinero. Yo viajé con Mondo, que tienen muy buenas coberturas y una gran relación calidad-precio. Si te animas a contratar tu seguro con ellos, aquí te dejo un 5% de descuento.

Espero que todas estas recomendaciones te sean de utilidad a la hora de viajar a Bosnia. Si hay algún tema del que quieras saber más, no dudes en dejar tu comentario para poder ayudarte a tí y a otros viajeros que tengan las mismas preguntas 🙂 .

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *