#2 Valizas y Cabo Polonio

Barra de Valizas (o simplemente Valizas) y Cabo Polonio son otro mundo. Son de esos lugares en los que parece no pasar el tiempo, donde la “civilización” se resiste a llegar. Aquí las casas son chiquititas, las calles, de arena (cuando hay calle), y las playas, infinitas y naturales.

Venir hasta Valizas desde Punta del Este probablemente ayude a ver este pequeño lugar con ojos de sorpresa. Tras los altos bloques de pisos lujosos, los casinos y los yates, llegar aquí y ver un pueblito tan rústico, llama la atención. Son dos polos opuestos en un mismo país, separados por apenas unos 100 kilómetros.

Valizas

Valizas es un pequeño pueblo de unos 300 habitantes que en verano multiplica su población. Aquí hay muchos hostels, ranchos y casas de alquiler y campings, y es uno de los balnearios (zona de playa) preferidos por los uruguayos para veranear. Hay muchisima gente joven, aunque también se deja ver alguna que otra familia, y el ambiente es muy bueno. Pese a que la playa está llena durante el día, es un lugar tranquilo, aunque al caer el sol las calles se animan, ya que hay muchos puestos de artesanía, músicos tocando en la calle y música en vivo en los boliches (bares).

Barra de Valizas
Calle principal de Barra de Valizas

Pese a ser un pequeño pueblo, está bien conectado por autobús con otras localidades cercanas por la empresa Rutas del Sol (se puede ir hasta Cabo Polonio, Aguas Dulces o Punta del Diablo, por ejemplo). Además, cuenta con un supermercado grande y varias tiendas de alimentación más pequeñas. Lo único que se echa en falta es un cajero automático. Los establecimientos suelen aceptar tarjetas, pero lo ideal es venir con mucho dinero suelto.

La costa de Valizas es conocida no sólo por su playa, sino por sus dunas. Estas dunas, que llegan hasta los 30 metros de altura, son perfectas para practicar sandboard. Mi idea era probar, pero no me ha dado tiempo. Tampoco he visto lugares donde alquilar una tabla. Para cruzar hasta las dunas hay que tomar una barca para cruzar el arroyo Valizas, que desemboca al comienzo de las dunas. Cruzar ida y vuelta son 40 pesos (1,20€) y solo ida son 30 (0,90€).

Cabo Polonio

Cabo Polonio es más rústico si cabe que Valizas. Aquí directamente no hay calles, aunque no hacen falta ya que los coches no pueden circular por aquí a no ser que sean grandes 4×4. El motivo es que este pueblito se encuentra ubicado en el Parque Nacional del Cabo Polonio. Para acceder a él, se puede llegar en autobús hasta la terminal de ómnibus (autobús) y desde ahí tomar un camión todoterreno. El trayecto dura una media hora y son 100 pesos por trayecto (unos 3€).

Cabo Polonio
En las calles de Cabo Polonio es normal encontrarse animales

Al estar en un parque nacional, aquí todo está en estado natural. No hay electricidad ni agua corriente, y las cosas se han ido construyendo sobre las dunas. No estoy muy segura de que se pueda seguir construyendo, pero imagino que no, ya que el pueblo es muy pequeño pese a ser muy conocido en Uruguay.

Al igual que en Valizas, hay hostels y casas para alquilar, campings, tiendita, puestos de artesanías y restaurantes. Lo que no tiene Valizas que sí tiene Cabo Polonio son dos cosas: el faro y lo lobos marinos. El faro es el edificio más alto de toda la zona y se puede subir a él para tener una vista increíble del parque nacional, las playas kilométricas y las dunas. Cuesta solamente 25 pesos (0,75€), así que merece totalmente la pena. A sus pies hay una lobería, donde los lobos marinos descansan sobre las rocas al sol. A este área no se puede pasar, pero se pueden ver perfectamente desde las rocas y desde el faro. Por cierto, hay que decir que huelen un poco mal.

Lobos marinos, Cabo Polonio
Pasar un rato mirando los lobos marinos es de lo más entretenido

Cómo ir de Valizas a Cabo Polonio

Las dos poblaciones están conectadas por autobús, aunque para disfrutar del parque nacional se puede hacer una caminata a través de las dunas y por la playa. Yo me alojé en Valizas y decidí ir a pasar un día al Cabo, aunque se me hizo algo tarde y tenía dudas sobre hacer la caminata o no por el calor. Al final los chicos del hostel me convencieron de que lo hiciera y no me arrepiento.

Pese a salir sobre las 10 de la mañana, el calor se llevaba bien porque en esta zona hay mucha brisa. Evidentemente hay que ir preparado, con mucho protector solar, mucha agua, gafas de sol y gorro, y a poder ser ropa amplia que nos cubra los hombros y sea fresquita. Llevar algo para comer también es una buena idea y hacer descansos en el recorrido.

Comencé la caminata desde la playa hasta el arroyo (que mencioné antes) para cruzar hasta las dunas. Una vez allí, todo es caminar, caminar y caminar. Subir las dunas es la parte más dura del recorrido, ya que son bastante altas y los pies se hunden en la arena. También se puede bordear las dunas por la costa, pero implica hacer unos 2 kilómetros más. La recompensa de subir hasta las dunas son las vistas de las infinitas playas de Valizas y Cabo Polonio, ¡todo un paraíso! Una vez alcanzado el punto más alto, fui descendiendo hasta la costa y el resto es un paseo por la orilla del mar. En total tardé unas dos horas y media para hacer los alrededor de 8 kilómetros que separan los dos pueblos por las dunas.

Los camiones 4×4

Para volver a Valizas tomé la otra ruta, la de camión + autobús. Los camiones salen cada hora hacia la terminal de autobús de Cabo Polonio y parte de recorrido se hace por la playa, en paralelo al mar, y después se mete por el bosque. Si bien el recorrido es bonito, me esperaba algo más de adrenalina por las dunas, y es que los camiones van bastante lentos por la arena. Al llegar a la terminal tomé un autobús para Valizas. Por cierto, en la terminal de ómnibus de Cabo Polonio ¡hay cajero automático!

Transporte en Cabo Polonio
La única manera de salir de Cabo Polonio

Recomiendo 100% hacer la caminata por las dunas; es una experiencia completamente diferente al autobús. Las vistas son muy bonitas y las playas incríbles. Sin embargo, hay una parte un tanto desagradable, que es que por toda la playa hay cuerpos de lobos marinos que probablemente mueran en el mar y la corriente los arrastre hasta aquí. Al ser parque nacional, imagino que se dejará que la naturaleza siga su curso, al fin y al cabo, así es el ciclo de la vida.

Próximo destino: Punta del Diablo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 ideas sobre “#2 Valizas y Cabo Polonio”