Un día en Collioure, una joya muy cerca de Perpiñán

Francia es un país que me encanta. Además de sus ciudades tan bien cuidadas y con esas tiendecitas tan monas, tiene una gran cantidad de lugares Patrimonio de la Humanidad y pueblecitos pintorescos. He podido pasar un día en Collioure, uno de estos pueblecitos, y en este post te cuento qué ver y cómo llegar.

¿Dónde está Collioure?

Collioure se sitúa en la costa mediterránea francesa, a poco más de 20 kilómetros al sur de Perpiñán y a unos 30 al norte de la frontera con España en Portbou. Forma parte de la región de la Occitania (no te pierdas mi post con una ruta por Occitania, que iré actualizando a medida que voy conociendo más destinos de la zona) y de la comarca histórica del Rosellón.

El Rosellón fue siempre un territorio en disputa entre Francia y los reinos de Aragón y Mallorca, por lo que toda esta zona tiene un sentimiento catalán y verás muchas senyeras por aquí. Territorio fronterizo, toda esta zona también vio cómo decenas de miles de republicanos españoles huían de la Guerra Civil y el franquismo. Antonio Machado fue uno de ellos y su tumba está aquí.

Desde que Henri Matisse y otros pintores llegasen aquí para capturar su belleza, se convirtió en un polo de atracción para curiosos y turistas que no pueden dejar de maravillarse con su paisaje. Hoy recibe a muchísimos visitantes que deciden pasar un día en Collioure recorriendo sus callejuelas llenas de tiendas, ateliers y galerías de arte, relajándose en la playa o conociendo su historia.

Un día en Collioure
Una de las vistas típicas de Collioure, con el castillo, la playa y la iglesia

Qué ver en un día en Collioure

Un día en Collioure es suficiente para disfrutar con calma de este precioso pueblo. Te dará tiempo a recorrer sus callejuelas, tomar algo, visitar sus fortalezas e incluso disfrutar de la playa.

El Fuerte de San Telmo

Sobre una de las colinas que rodean Collioure se levanta el Fuerte de San Telmo, una fortificación construida por Carlos I para defender toda esta zona. Hoy en día es un museo sobre el emperador y la historia de Collioure, con muestras de armas y armaduras. Desde la parte más alta se tienen una espectaculares vistas de toda la zona.

La entrada cuesta 7 euros (un poco caro, a mi parecer) y para llegar hasta arriba se puede hacer en coche o caminando, tanto desde Collioure como de la vecina Port Vendres. El camino desde Collioure parte desde un antiguo molino y discurre entre viñedos, con vistas muy bonitas. Se tarda unos 30 minutos y recuerda no olvidarte las botas de trekking 🙂 .

Fuerte de San Telmo, un día en Collioure
La vista desde el Fuerte de San Telmo es una maravilla

El Castillo Real

Se trata de uno de los edificios más antiguos e importantes de Collioure. Esta fortaleza domina el paisaje del pueblo y es, a su vez, uno de los mejores miradores sobre la bahía. Está muy bien conservado y, aunque no hay mobiliario, sí hay salas de exposiciones. La entrada cuesta 4 euros.

El antiguo barrio de pescadores

El centro histórico de Collioure está lleno de callejuelas repletas de tiendecitas, pero si hay unas calles que no te puedes perder, son las del antiguo barrio de pescadores. Se encuentran cerca de la iglesia y hay una en especial, la rue Duquesne, que son todo escaleras y que es una explosión de color.

Un día en Collioure
¿No es una preciosidad de calle?

La tumba de Antonio Machado

Uno de los poetas españoles más célebres, Antonio Machado, se encuentra enterrado en el cementerio de Collioure. Murió aquí en 1939, tras exiliarse durante la Guerra Civil. Conocido por su obra Campos de Castilla, la poesía sigue acompañándole, ya que en su lápida se puede leer:

“Y cuando llegue el día del último viaje,

y esté al partir la nave que nunca ha de tornar,

me encontraréis a bordo ligero de equipaje,

casi desnudo, como los hijos de la mar.”

Su tumba se encuentra en la entrada del cementerio y es fácilmente reconocible por las banderas republicanas, las flores y las dedicatorias de la gente que la visita. El resto del cementerio también es interesante, ya que hay tumbas muy antiguas y de familias adineradas.

Las vistas desde el faro

Detrás de la iglesia se encuentra el camino que lleva primero hasta la capilla de San Vicente y después hasta el faro. Desde allí la vista de Collioure es una maravilla. Se ve todo: la iglesia, las playas, el Castillo Real, el Fuerte de San Telmo y, detrás de todo ello, las montañas. ¡Imprescindible para completar un día en Collioure!

Un día en Collioure
La foto no es muy buena porque había muchísimo sol, pero te aseguro que la vista es espectacular

Cómo llegar a Collioure

Como te decía, el pueblo se encuentra muy cerca tanto de Perpiñán como de la frontera con España. Por ello, es muy fácil pasar un día en Collioure tanto desde una parte como de la otra.

Desde Perpiñán

Llegar a Collioure desde Perpiñán es muy sencillo. La forma más cómoda de hacerlo es en tren. El TER (tren regional) llega en unos 20 minutos, es muy cómodo, tiene espacio para el equipaje si llevas e incluso enchufes por si tienes que cargar tu móvil o cámara de fotos. Si compras el ticket en la estación te costará unos 6 euros por trayecto; por ello, lo mejor es comprarlo online con la aplicación de Oui SNCF y te costará 3,50 euros por trayecto.

Desde España

Para llegar desde España también se puede tomar el TER desde Portbou, en la frontera. Pero claro, necesitas ir a Portbou. Por eso, si estás en Barcelona, Girona o Figueras, lo mejor es tomar el tren de Renfe-SNCF y llegar hasta Perpiñán (y de ahí, tomar el TER).

Otra opción para llegar tanto desde Perpiñán como desde España sería alquilar un coche para poder moverte a tu aire, sin horarios y pudiendo visitar todos los pueblos costeros que te apetezca. Te recomiendo echar un vistazo a Skyscanner para comparar precios de alquileres.

A mi me gustó mucho pasar un día en Collioure. Además de visitar todo lo que te cuento, pude hasta bañarme en la playa en septiembre. Hace muy buen tiempo y el agua está muy buena, aunque la playa es de piedras. Es un pueblo muy turístico, pero precioso y con mil rincones coloridos y de postal. ¡Seguro que te gustará!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *