Un día en Bergen: qué ver en la ciudad noruega

Bergen es la segunda ciudad más grande de Noruega y, sin duda, merece una visita. Las casitas de madera del centro de la ciudad le dan un toque muy acogedor y romántico, lo que a la vez contrasta con su cara más alegre: en Bergen hay mucha vida, tando de día como de noche.

Que Bergen sea una ciudad muy animada se debe principalmente a dos cosas: es la ciudad más visitada del país y es una ciudad universitaria. En sus calles no faltan las tiendas, los bares y los restaurantes, y en un día soleado es muy habitual ver las terrazas hasta arriba.

Aunque hay que tener en cuenta que los días soleados no abundan. Bergen es la ciudad europea con mayor nivel de precipitaciones. De hecho, deben tener un récord mundial en este sentido, pues una vez ¡llovió durante 85 días seguidos! Además cuentan, de media, con apenas 16 días de sol al año. Afortunadamente, tuve uno de ellos durante mi visita :).

¿Pero qué ofrece Bergen? Historia, encanto, vistas espectaculares, mucho ocio, arte… Podríamos decir que Bergen lo tiene (casi) todo. Aquí te dejo algunas pinceladas de lo más destacado de la ciudad.

El barrio Bryggen de Bergen

Bryggen, Bergen
Las famosas casas de la Liga Hanseática en el barrio Bryggen que tan popular hacen a Bergen

El barrio Bryggen es el barrio con más historia de la ciudad. Fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1979 y es muy pintoresco. ¿Su característica? Sus casas de madera de colores e inclinadas por el paso del tiempo. Bryggen era el barrio donde se establecieron en 1360 los comerciantes de la Liga Hanseática, una federación comercial alemana con mucho poder que controló el comercio en los mares del norte de Europa. Hoy en día aquí encontramos tiendas y bares, aunque los edificios se encuentran sometidos a un proceso de recuperación, ya que el paso del tiempo no perdona.

El mirador del Monte Floyen: las mejores vistas de Bergen

Las mejores vistas de la ciudad se tienen desde el Monte Floyen, siendo especialmente espectacular al atardecer. Este monte tiene una altura de más de 300 metros sobre el nivel del mar, y a él se puede acceder en un funicular (el lugar donde tomarlo no está muy lejos del barrio Bryggen).

Vista de Bergen desde el Monte Floyen
La ciudad (y el fiordo) vista desde el mirador del Monte Floyen

La plaza del Mercado

Esta plaza, a orillas del fiordo y muy cerca del barrio Bryggen, es uno de los lugares más animados de Bergen. Aquí se sitúa el famoso mercado de pescado, en el que probar y comprar el mejor pescado fresco. Además del mercado de pescado, en esta plaza también hay puestos de souvenirs que atraen a los turistas.

Mercado del pescado de Bergen
Uno de los puestos de salmón del mercado de pesacado

La casa de Edvard Grieg

Grieg fue un compositor noruego y está considerado como uno de los artistas más importantes de la historia de la música del país. En el museo pueden visitarse tanto su casa, como los jardines que la rodean y sus bonitas vistas al lago. Frente a él están enterrados tanto Grieg como su mujer, e incluso hay un auditorio con capacidad para 200 personas.

Casa de Edvard Grieg, Bergen
Esta casita tan mona es donde vivió el compositor noruego

¿Qué más hacer en Bergen?

No dejes de pasear por las calles de Bergen. El encanto de sus casas de madera hace que la ciudad parezca haberse detenido hace siglos. Entre los establecimientos que esconden, cadenas de restaurantes, pequeñas tiendas ¡y hasta lugares de reparación de paraguas! Aquí te dejo algunas fotografías:

Plaza en Bergen
Una placita en el centro de la ciudad de Bergen
Calle con casas de madera en Bergen
Una de las calles más famosas de Bergen, en un barrio construido enteramente en madera. ¿No te parece monísima?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *