#29 San Pedro de Atacama, naturaleza irreal

El norte de Chile es sinónimo de naturaleza. Si bien el paisaje es muy distinto a la Patagonia, en el Desierto de Atacama también hay mucho con lo que maravillarse. El paisaje parece, simplemente, de otro planeta.

Llegué al norte en avión desde Santiago de Chile. El aeropuerto se encuentra en Calama, ciudad minera en pleno desierto. Desde allí me fui directamente para San Pedro de Atacama, mi centro de operaciones en esta zona. Es un pueblo pequeñito que parece que solo tenga tiendas, agencias de viaje y alojamientos. Da la sensación de que solo hubiera turistas y no locales. Aún así, es un lugar imprescindible.

El pueblo de San Pedro de Atacama en sí no tiene mucho, salvo su iglesia, cuyo interior está construído en madera. Para ver lo realmente impactante del norte chileno hay que salir unos kilómetros del pueblo.

Valle de la Luna

El Valle de la Luna es probablemente el lugar más conocido del desierto de Atacama. Las formaciones rocosas, erosionadas por el viento, tienen un paisaje que se asemeja a cómo sería la Luna, de ahí su nombre.

Otro planeta en América -Desierto de Atacama - Viajes e ideas
Un paisaje lunar con las nubes más extrañas… Parece un lugar de otro planeta.

Entre estas formaciones se encuentran las Tres Marías, una roca que se asemeja a 3 vírgenes rezando, pero el lugar está plagado de rocas sin nombre que invitan a jugar con la imaginación. Y en medio de tanta roca, una gran duna de arena.

En el Valle de la Luna ví el mejor atardecer de mi vida. De verdad, no creo que haya habido un atardecer como éste nunca jamás antes en la historia de la Humanidad. Es como si Van Gogh hubiera hecho una segunda versión de su “Noche Estrellada”, pintando con cambiantes colores unas nubes irreales. ¿No me crees?

Atardecer en Atacama
El atardecer más espectacular que he visto jamás…

Géiseres del Tatio

Esos géiseres se encuentran algo lejos de San Pedro de Atacama, por lo que es recomendable ir en tour. Además, hay que ir por la mañana, al amanecer, ya que es cuando las bajas temperaturas hacen que los vapores que surgen de los géiseres se condensen y se vean más espectaculares.

Geiseres del Tatio, Atacama
Ver amanecer en los Geiseres del Tatio es toda una experiencia

A medida que va saliendo el sol, se van descubriendo más y más fumarolas, como si la zona fuese a entrar en erupción. Lo que no ví fue ningúna “explosión”, es decir, ningún géiser expulsó agua hacia arriba. No sé si no hay ninguno de estas características, o si simplemente tuve mala suerte.

En el tour también se hacen otras paradas, como son unas lagunas desde las que ver el volcán Putana, y en el pueblito de Machuca, donde destaca su pequeña iglesia.

Lagunas Cejar y Piedra

Éste es el lugar que más ganas tenía de visitar. Había oído hablar de una laguna en la que se flota, similar al Mar Muerto, ¡y quería ir a toda costa! Así que allí me fui, sin tener en cuenta que está en pleno desierto y que en la noche hace mucho frío…

Laguna Piedra, Atacama
Da igual el frío. Cuando piensas en la suerte que tienes de estar ahí ¡se te olvida todo!

Y sí, el agua no estaba fría, sino congelada. Pese a ello, me dí el chapuzón y hay que admitir que, pasado un rato, el cuerpo se aclimata. Y al final, una olvida el frío y solo piensa en lo increíble que es estar flotando en una laguna en mitad de un salar desértico: el Salar de Atacama.

En los alrededores hay muchas otras cosas que visitar. Se puede subir a varios volcanes con una altura de más de 5.000 metros sobre el nivel del mar, ver montañas de colores o visitar lagunas altiplánicas llenas de flamencos. Hubo algo que no pude hacer, y es ver las estrellas.

El desierto de Atacama tiene uno de los cielos más claros para observar el universo, pero justo estuve cuando había luna llena, así que es imposible ver nada. De todos modos, había una siguiente aventura llamándome donde vería muchas cosas increíbles, así que decidí seguir con la ruta y llegar hasta Bolivia.

Próximo destino: Tour por el Salar de Uyuni.

Guardar

Guardar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 ideas sobre “#29 San Pedro de Atacama, naturaleza irreal”