Ruta de los 7 lagos y Bariloche, Patagonia argentina

¡Patagonia! Si hay un lugar al que quería llegar en este viaje, ése es la Patagonia. La Ruta de los 7 lagos, las montañas, los pueblos de cuento, Bariloche… Y después de dos meses y pico viajando, ¡por fin estoy aquí!

Normalmente, cuando viajo a un lugar al que llevo mucho tiempo queriendo ir me creo expectativas muy altas y, al llegar, me defrauda. Pero no es el caso de la Patagonia. Estos paisajes no pueden decepcionar a nadie (y si a alguien le han decepcionado alguna vez, es que está majara).

El primer destino que visité en la Patagonia fue San Martín de los Andes, para después viajar hasta Villa La Angostura por la ruta de los 7 lagos. Toda esta zona es muy pintoresca, no solo por estar llena de lagos y montañas, sino también por su influencia alemana. Los alemanes fueron los que colonizaron toda esta zona, y eso hace que recuerde mucho a la zona de los Alpes. Las casitas de madera y el entorno natural me recordaron, en concreto, a Suiza.

Llegar hasta aquí fue algo engorroso. Como me vino ocurriendo por toda Argentina (y como has podido leer en anteriores posts de mi viaje), moverse en autobús puede llegar a ser difícil. En este caso no fue tan complicado como en otras ocasiones, pero sí me llevó mi tiempo llegar desde Mendoza hasta San Martín de los Andes: nada más y nada menos que ¡20 horas! (Si no tienes demasiado tiempo en tu viaje, entonces lo mejor es optar por el avión, que aunque es bastante más caro, también es más rápido y efectivo).

Aunque me pasé la mayor parte del tiempo durmiendo, he de admitir que 20 horas de bus pesan mucho. Lo bueno, es que ¡todo sacrificio tiene su recompensa! Y así, nada más llegar a este lugar, me enamoré de los paisajes.

San Martín de los Andes

Tras sufrir las 20 horas de autobús me apetecía moverme, así que nada más llegar a San Martín de los Andes subí hasta el Mirador Arrayanes, que está situado en uno de los cerros que rodean a la ciudad. El paisaje desde ahí arriba es espectacular. No solo se ve el pueblo, sino también la playa y el Lago Lácar y todos los cerros de la zona. Y si le sumamos el atardecer, ¡no hay palabras para describir la belleza de este lugar!

San Martín de los Andes, los 7 lagos
Las vistas desde el mirador son una maravilla

San Martín de los Andes cuenta con otro mirador, Bandurrias, también sobre el Lago Lácar, aunque en éste caso la vista es solamente del lago. Llegar hasta aquí lleva unos 40 minutos, aunque si se quiere caminar más, se puede llegar hasta La Islita, una playa (de piedras) que tiene en frente una pequeña isla a la que se puede llegar nadando. En total se tarda aproximadamente una hora y media (ida).

Para llegar tanto a La Islita como al Mirador Bandurrias hay que atravesar una comunidad mapuche (los mapuches son un pueblo originario de esta zona) y hay que abonar una entrada simbólica de 5 pesos. Para conocer más zonas del Lago Lácar se puede tomar un barco que lleva hasta el otro lado, hasta Hua Hum, o hacer un tour con agencia.

La Islita, San Martín de los Andes
Hay quien llega a la Islita en kayak navegando por el lago

Ruta de los 7 lagos

El Lago Lácar es el primero (o el último, según se mire) de los 7 lagos que conforman la ruta del mismo nombre. La ruta lleva este nombre porque se pueden ver 7 lagos en su recorrido, entre San Martín de los Andes y Villa La Angostura: Lago Lácar, Lago Machónico, Lago Falkner, Lago Villarino, Lago Escondido, Lago Correntoso y Lago Espejo.

Si vas por libre, lo ideal para recorrerlos es tener coche e ir parando en cada uno de ellos. De lo contrario te resultará difícil moverte, ya que solo hay dos autobuses al día que pasan por esta ruta. Hay gente que se baja en alguno de los lagos, como el Falkner, y después toma el segundo autobús o se queda en el camping. Para tomar el segundo autobús lo mejor es comprar el billete con anticipación, ya que suele ir lleno y, si no hay asientos libres, no se puede subir. Otra manera de hacerlo es en tour. Si te alojas en Bariloche tienes esta excursión para ver los lagos.

Villa La Angostura

Además de los 7 lagos, se considera parte de la ruta el Lago Nahuel Huapi, un inmenso lago a orillas del que se encuentran las poblaciones de Villa La Angostura y San Carlos de Bariloche.

Villa La Angostura es un pueblo muy pintoresco, y diría que entre San Martín, La Angostura y Bariloche, me quedo con La Angostura. Es el más pequeñito de los tres y el que tiene más encanto. Sus dos bahías, Mansa y Brava, son, simplemente espectaculares. Uno puede pasar horas en sus playas contemplando el entorno y no darse ni cuenta.

Parque Nacional de los Arrayanes

Entre las dos bahías se encuentra la entrada al Parque Nacional de los Arrayanes, situado en una península bordeada por el Lago Nahuel Huapi. Este parque nacional guarda un tesoro: el Bosque de Arrayanes. Los arrayanes son unos árboles muy bonitos, con un tronco de color canela, por lo que, cuando les da el sol, forman un bosque muy alegre. De hecho, se ha convertido en mi árbol preferido 🙂 .

Parque Nacional de los Arrayanes, Villa La Angostura
Con su color canela, me parecieron preciosos estos árboles

Para llegar ahí se puede ir en barco, aunque en mi opinión merece mucho más la pena hacer la caminata. Son 12 kilómetros de recorrido por el bosque (ida) hasta llegar al circuito de los Arrayanes (lo que no me gustó es que el circuito está delimitado en esta parte por plataformas de madera), y por el camino encontrarás miradores al lago y una laguna con su playita que parece sacada del Caribe.

Si se llega muy cansado, o no se quiere volver a hacer el mismo recorrido, se puede tomar el barco para volver a Villa La Angostura (aunque solo hay dos al día, a la 1 y a las 4 de la tarde). La entrada al parque cuesta 120 pesos para extranjeros (algo más barato para argentinos), y un trayecto en barco sale por 300 pesos. Yo hice ésto, caminar los 12 kilómetros y volver en barco, y aunque la navegación no me convencía mucho al principio, en realidad el paisaje es tan bonito que se disfruta mucho.

San Carlos de Bariloche

Como decía más arriba, Bariloche se encuentra a orillas del Lago Nahuel Huapi, que se suele añadir a la ruta de los 7 lagos. La ciudad en sí no es tan pintoresca como San Martín o La Angostura, ¡pero está repleta de cervezas artesanales y chocolates! En la calle principal encontrarás los escaparates más dulces del mundo, y muy cerca del centro algunas de las cervecerías más ricas, como Manush o Berlina.

Circuito Chico

Para mí, lo más espectacular de Bariloche se encuentra en el Circuito Chico, a unos 20 kilómetros del centro. Este circuito es una especie de círculo que discurre entre cerros y lagos, y tiene varias paradas dignas de postal. Al poco tiempo de comenzar se encuentra el Lago Moreno. Es uno de los lagos que bañan esta región y está muy cerca del Nahuel Huapi, aunque están separados. Aquí hice kayak y la verdad es que el entorno ¡es increíble!

Siguiendo la ruta se llega hasta un mirador (fácilmente reconocible por todos los puestos de artesanías que hay allí). Desde aquí se divisa el Nahuel Huapi y el famoso hotel Llao Llao, un lujoso alojamiento donde han dormido personalidades importantes y famosos (Obama, sin ir más lejos, se alojó aquí en su visita a Bariloche hace unos días).

Entre los bosques, miradores y lagos también hay playas en las que descansar y otros caminos que parten hacia poblaciones cercanas, como Colonia Suiza. Estos lugares se salen del circuito, pero también son muy visitados.

Entre los lugares más bonitos, a mi parecer, se encuentran las vistas desde la Capilla de San Eduardo. Esta capilla se encuentra a pocos metros del hotel Llao Llao, por lo que se tienen vistas del mismo, y además puede verse el Cerro Tronador, un gigante de roca nevado de más de 3000 metros que alberga un glaciar y marca la frontera entre Argentina y Chile. ¡Este sitio es uno de mis favoritos de todo el Circuito Chico!

Capilla San Eduardo, Bariloche
Aunque haya un árbol en medio de las vistas, es un lugar muy bonito

El circuito son unos 27 kilómetros, así que lo mejor es tener coche o alquilar una bicicleta (como hice yo 🙂 ). El terreno es rompepiernas, así que hay tramos algo duros, pero con una buena bici ¡no hay cuesta que se resista! 😀

Muy cerquita del Circuito Chico se encuentra otro lugar al que ir sí o sí: el Cerro Campanario. Pese a no tener mucha altura, las vistas desde su cima son ESPECTACULARES. Lago Nahuel Huapi, Lago Moreno, Circuito Chico, Hotel Llao Llao… TODO se ve desde aquí arriba. La subida se puede hacer bien a pie (unos 30 minutos subiendo por cuestas muy pronunciadas por medio del bosque) o en telesillas, ¡así que no hay excusa!

Cerro Campanario, Bariloche
Las vistas desde lo alto del Cerro Campanario son muy bonitas

Otros lugares en los alrededores de Bariloche

Mucha gente sube también al Cerro Otto, más cerca de la ciudad, y desde el que también se tienen bonitas vistas (según se dice; yo no subí). Es conocido por su confitería giratoria, y para subir hay que hacerlo sí o sí en telesilla. También hay gente que va hasta el Cerro Campanario y hace parte del circuito Chico en tour.

Y una cosa más: el Lago Gutiérrez. Es un lago más chiquitito que el Nahuel Huapi, pero también es muy bonito. Se puede llegar en autobús de línea (el 50) desde el centro de Bariloche, por lo que es una buena opción para pasar una tarde, por ejemplo. Bordeando el lago se llega hasta el Parque Nacional Nahuel Huapi donde se pueden hacer senderos. Algunos son muy fáciles y los puede hacer prácticamente cualquiera, como el de la Cascada de los Duendes; otros son más exigentes ya que suponen caminar por varios kilómetros, como para llegar hasta Playa Muñoz.

Como ves, hay mucho por hacer y muchos paisajes espectaculares por admirar en esta región. Los 7 lagos, cerros, parques nacionales, playas, casitas de madera, chocolates, cervezas artesanales, más lagos… Para mí, este lugar de la Patagonia argentina es algo así como el paraíso.

Próximo destino: Puerto Varas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 ideas sobre “Ruta de los 7 lagos y Bariloche, Patagonia argentina”