Rosario y la bandera argentina, más allá de Messi

Si hay algo de lo que la gente de Rosario está orgullosa es de ser el lugar donde se izó por primera vez la bandera argentina. Pese a ser la ciudad del Che o Messi, el verdadero héroe aquí es el General Belgrano.

Manuel Belgrano fue uno de los iniciadores de la revolución de mayo y tomó parte en la Guerra de la Independencia. En 1812 izaría por primera vez la bandera argentina en Rosario, siendo recordado en ese mismo lugar como el creador de la misma. Por ello, el lugar más destacado de la ciudad se encuentra en el lugar donde ocurrió este hecho histórico, que por aquel entonces fueran las barrancas del Paraná. Este lugar es el Monumento a la Bandera.

Se compone de una torre mirador, la cripta, las escaleras y propileos y la galería de honor las banderas de América, formando un conjunto monumental, más que un solo monumento.

Rosario
El Monumento a la Bandera no podía llevar otros colores

La torre tiene 70 metros de alto y se accede a ella a través de un tramo de escaleras y un ascensor. Cuesta 10 pesos y tiene 4 balcones para observar la ciudad y el río Paraná desde las alturas. En la base de la torre se encuentran la cripta y el homenaje a Belgrano, mientras que la galería de honor de las banderas de América se encuentra bajo los propileos y la llama que siempre arde en homenaje a los que dan la vida por Argentina. En esta galería se encuentran las banderas, himnos, escudos y flores nacionales de todos los países de América, así como de España e Italia.

Más allá del monumento

Frente al Monumento a la Bandera se encuentran la Catedral de Rosario, la Casa de los Leones y la Plaza del 25 Mayo. El centro comercial de la ciudad parte desde ésta última: la calle Córdoba. Peatonal en buena parte, en esta calle destacan sus pasajes y galerías a otras calles. Uno de los edificios que visitar es La Favorita, un centro comercial muy elegante.

Saliendo del centro, que es donde se encontraría todo lo anterior, Rosario cuenta con playas y parques para tomar un descanso. La playa de la Florida es la más conocida, aunque también hay excursiones a las islas que se encuentran frente a la ciudad en el rio. Éstas últimass ahora mismo se encuentran inaccesibles debido a la crecida del río y ningún barco presta este servicio hasta que el río no vuelva a la normalidad. Las lluvias del pasado diciembre afectaron enormemente a esta región y lamentablemente aun se dejan notar sus efectos.

Los parques más frecuentados por los rosarinos son los que se encuentran a orillas del río y es muy común ver a gente paseando o haciendo deporte. También hay muchos puestos de comida y vendedores ambulantes que venden tortas y dulces en bicicleta. Otro parque a tener en cuenta es el de la Independencia, ya que aquí se pueden encontrar museos, el hipódromo y el estadio de fútbol Marcelo Bielsa.

Rosarinos famosos

Esta ciudad a orillas del río Paraná vio nacer a uno de los personajes argentinos más admirados de la historia: el Che Guevara. Hay un recorrido por la ciudad que sigue los pasos del Che, desde la casa donde nació hasta el lugar donde se tomó una foto con Alberto Granados en su viaje por Latinoamérica, aquel que le convertiría en un revolucionario.

Casa Natal del Che en Rosario, Ruta del Che
La Casa Natal del Che en realidad no puede visitarse. Solo está indicado con este cartel.

Rosario es también la ciudad de Messi, aunque parece que no tiene demasiada importancia para los rosarinos. De hecho me enteré de que Messi era de aquí porque visitando el monumento a la Bandera una niña le preguntaba a su madre si el edificio de Messi era el más alto de Rosario. Después investigué y descubrí que efectivamente, Messi no solo era de aquí, sino que además tiene una torre de apartamentos y un restaurante. Salvo eso, el único lugar en el que vi rastro de la estrella del fútbol es en una placa en la Avenida Pellegrini, lugar donde todos los rosarinos que han ido a los Juegos Olímpicos tienen su placa conmemorativa.

Seguridad en Rosario

Estuve en Rosario dos días y la verdad es que me pareció una ciudad segura. No vi nada extraño en ningún momento y las calles estaban bastante frecuentadas tanto de día como al atardecer. Cuando dejé Rosario me contaron que en realidad la ciudad se ha vuelto muy peligrosa últimamente, ya que ha entrado mucha droga, trayendo inseguridad.

En mi opinión, esto no debería ser motivo para dejar de visitar la ciudad. El monumento a la Bandera merece la pena  y, aunque en realidad la ciudad tenga poquito más que ofrecer, es un lugar agradable para pasar un día o dos. Creo que mientras se vaya con un poco de precaución, como vigilar las pertenencias y evitar andar solo de noche (como en todos los sitios del mundo, en realidad), es suficiente para tener una visita sin sobresaltos a Rosario. Recuerda, de todos modos, que es fundamental contratar un seguro de viajes cuando sales de tu país. Yo te recomiendo los seguros de viaje de Mondo y para que te animes a probarlo tienes un 5% de descuento.

Próximo destino: Córdoba.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *