10 razones para viajar a Argentina y enamorarte del país

Argentina es mi país favorito para viajar. Hay tantos contrastes en su vasto territorio que es imposible no impresionarse con la grandeza de la Patagonia, las altas cumbres de Los Andes, la huella de los incas en el norte o la similitud de Buenos Aires con las ciudades europeas. No puedo dejar de recomendar viajar a Argentina, así que he preparado este post con 10 razones por las que creo que deberías hacerlo. ¡Prepara las maletas!

1. Viajar a Argentina para bailar tango en Buenos Aires

Desde 2009 el tango es Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO y no hay mejor lugar para impregnarse de su ritmo que Buenos Aires. Pese a que cada vez se escucha y baila menos, por todo el centro existen shows para disfrutar de este arte, como en el Café Tortoni, El Café de los Angelitos o El Viajo Almacén. Estos espectáculos suelen estar muy orientados a turistas, por lo que si se quiere disfrutar del tango de una manera más próxima, lo mejor es ir a una milonga.

Las milongas son los encuentros de aficionados en los que bailan y viven su pasión. El barrio de San Telmo se lleva la palma en este sentido, aunque existen por toda la ciudad. En algunas de ellas, como la de La Catedral, en Almagro, se realiza una pequeña clase para aprender un paso básico antes de abrir la pista. Es un buen plan para comenzar a sentir esta pasión por el tango.

tango, viaje a Buenos Aires
El tango no puede faltar en las calles de Buenos Aires

2. Viajar a Argentina para descubrir su huella precolombina

Los incas no solo estuvieron en Perú, sino que se extendieron por gran parte del territorio sudamericano. El norte de Argentina no fue una excepción y fue anexionado al Tahuantinsuyo, el imperio inca, a partir del 1479. La herencia que queda hoy día no es tan numerosa como en los países vecinos, pero sí existen lugares muy interesantes.

Por ejemplo, en la ciudad de Salta, que por cierto es un ejemplo maravilloso de arquitectura colonial, se hallan las momias de Llullaillaco. Son los cuerpos de 3 niños incas que se encontraron en el volcán que lleva este nombre. Se encuentran en exhibición en el Museo de Arqueología de Alta Montaña de Salta e impresionan por lo bien conservados que están. Se hallaban a más de 6.700 metros de altitud, por lo que el frío lo hizo posible. Un poco más al sur, en Tucumán, encontramos las Ruinas de Quilmes y, en Catamarca, las de Shincal, antiguas ciudadelas abandonadas tras la llegada de los conquistadores.

Ruinas de Quilmes, Tucumán
Las Ruinas de Quilmes son interesantes para entender los pueblos precolombinos

3. Viajar a Argentina para visitar la Quebrada de Humahuaca y celebrar su Carnaval

En la provincia de Jujuy también encontramos restos prehispánicos y una cultura muy particular. La Quebrada de Humahuaca, que recorre la provincia de norte a sur, es Patrimonio de la Humanidad por su cultura y naturaleza. Se trata de una cadena montañosa que va formando valles y ascendiendo poco a poco hacia el altiplano boliviano, cuya frontera está muy cerca.

En el pueblo de Tilcara se encuentra el Pucará, los restos de una antigua fortaleza del pueblo Humahuaca. Pero además de tener historia, esta zona es espectacular a nivel visual. De hecho, ¡está llena de montañas de colores! En Purmamarca se encuentra el Cerro de los 7 colores, y en Humahuaca el Hornocal o Cerro de los 14 colores. Ambos forman paisajes únicos y ya solo por eso merece la pena viajar a Argentina.

Si hay un momento en el que visitar la Quebrada de Humahuaca, ese es el Carnaval. Aquí no hay grandes desfiles con trajes imposibles, sino diablos correteando por las calles que representan el espíritu del Carnaval durante una semana en la cual la fiesta es la protagonista. Se hacen rituales para pedir salud y prosperidad a la Pachamama con todo tipo de ofrendas y la música no para de sonar, ya sean las antiguas coplas o ritmos nuevos más animados.

Humahuaca - carnaval
Celebrando el Carnaval de Humahuaca con la Asociación tradicional de Copleros y los más mayores del lugar

4. Viajar a Argentina para hacer un roadtrip por la Ruta 40

Desde Jujuy parte la carretera más mítica de toda Argentina y probablemente de todo el cono sur: la ruta 40. Con más de 5.000 kilómetros de recorrido, es una fantástica forma de conocer los contrastes del país, desde La Quiaca, en la frontera con Bolivia, hasta la provincia de Santa Cruz, en plena Patagonia. ¡Te aseguro que hay lugares espectaculares que hacen que viajar a Argentina merezca la pena!

5. Viajar a Argentina para subir al techo de América

Bueno, o conformarte con verlo desde sus pies. A unas 4 horas de la ciudad de Mendoza se sitúa el cerro Aconcagua, la montaña más alta del mundo fuera de los Himalayas y, por supuesto, la más alta de todo el continente americano, con casi 7.000 metros de altitud sobre el nivel del mar. Muchos montañeros se aventuran a subir a la cumbre en expediciones que duran 21 días. Aunque si no te ves en forma para hacerlo, también puedes hacer treks más cortos de uno, dos o tres días hasta sus campamentos base. Ten en cuenta que esto se hace por libre, ya que los tours organizados te llevan solamente hasta un mirador que hay al comienzo del parque (aunque por otra parte también te enseñan otros sitios).

Mirador del Aconcagua, Mendoza
Mirador del Aconcagua, al comienzo del trek

6. Viajar a Argentina para catar sus vinos y hartarte de asados, empanadas o alfajores

Nos quedamos en Mendoza, y es que esta región argentina es la mayor productora de vinos del país. Allí se produce nada más y nada menos que el 65% de todos los vinos argentinos. Y es que ¿quién no ha oido nunca hablar de los tintos de Mendoza? Hay muchísimos tours en la ciudad para visitar bodegas (algunas pueden hacerse por libre también), y cada vez más se realizan en bicicleta, yendo de una bodega a otra atravesando viñedos. Malbec, Cabernet Sauvignon, Merlot y Syrah son las variedades más conocidas.

Pero Mendoza no es el único lugar de Argentina donde se produce vino. Por ejemplo, también es bastante famoso el vino blanco de la uva Torrontés que se produce en Cafayate y los Valles Calchaquíes, con un sabor muy afrutado. No tan conocidos son los vinos de Catamarca, pero deberían serlo. Estuve en varias bodegas pequeñitas de producción orgánica que hacen unos tintos espectaculares. Y te diré algo más: antes de ir a Argentina prefería los vinos blancos, pero probé los tintos de allí y ahora son mis preferidos 🙂 .

¿Y para qué sirve el vino? Para acompañar comidas ricas. No se puede viajar a Argentina y no tomar sus tradicionales empanadas, rellenas de carne, de pollo, de queso… Se venden normalmente por media docena o por docena y las encontrarás por todas partes. También muy popular es la milanesa, lo que llamaríamos en España escalope, que puede ser de ternera y en ocasiones también de llama (está muy rico, por cierto). El asado (la parrillada), por su parte, es todo un ritual social, especialmente durante los fines de semana, en el que juntarse con los amigos a comer. También ritual es el mate, la infusión hecha con hojas de yerba mate que los argentinos (y uruguayos también) beben a todas horas. Y para terminar, de postre, no pueden faltar unos alfajores, un dulce compuesto por dos galletas y un relleno (mermeladas, dulce de leche…) recubiertos de chocolate (me enganché completamente a los Havanna, allí hay muchos más sabores que los que nos llegan aquí).

7. Viajar a Argentina para realizar algunas de las rutas de senderismo más bonitas del mundo

Teniendo la Patagonia y los Andes, no cabe duda de que viajar a Argentina es un disfrute para los sentidos. Perderte por la montaña para admirar esos colosos naturales que llegan hasta el cielo, cruzarte con sus animales autóctonos, sentir la paz y la serenidad de los lugares remotos…

Además de la ruta para ver el Aconcagua que mencionaba más arriba, existen miles de kilómetros de senderos en Argentina, y la mayoría están en la Patagonia. Los alrededores de Bariloche, Villa la Angostura o Sant Martín de los Andes son preciosos para recorrerlos a pie, con la ruta de los 7 lagos o el Parque Nacional de los Arrayanes. Esquel, El Bolsón y El Chaltén también están bien marcados en los mapas de los senderistas, con el Parque Nacional de los Alerces o rutas para ascender hasta los pies del mítico cerro Fitz Roy o su vecino Cerro Torre. Y aunque en Ushuaia se acaba el mundo, es imprescindible visitar su Parque Nacional de Tierra del Fuego o lagunas como la Esmeralda.

Cerro Torre, El Chaltén
El Cerro Torre lucía imponente con su traje blanco cuando lo visité

8. Viajar a Argentina para ver con tus propios ojos el Glaciar Perito Moreno

La estrella de los glaciares no podía faltar en esta lista de razones para viajar a Argentina. Es probablemente el glaciar más famoso y visitado del mundo, y nadie debería morirse sin haberlo visto en persona. Se origina en el campo de hielo Patagónico Sur, en Chile, y desciende hasta el Lago Argentino, en las proximidades de El Calafate. Su frontal de casi 5 kilómetros de longitud y sus 60 metros de altura lo convierten en una increíble pared de hielo que uno no puede dejar de mirar.

Es, sin duda, la gran atracción turística de la zona, ya que además se ubica en el Parque Nacional de los Glaciares, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Es muy recomendable también acercarse hasta la localidad de El Chaltén, a unas 3 horas de El Calafate (relativamente cerca teniendo en cuenta las distancias patagónicas).

Glaciar Perito Moreno, El Calafate
Viajar a Argentina y no ver el Perito Moreno debería considerarse delito

9. Viajar a Argentina para llegar al fin del mundo

Hay muchos “fines del mundo” repartidos por el planeta, pero el más espectacular es Ushuaia, estoy convencida. A esta ciudad de la Patagonia la llaman la ciudad del fin del mundo porque es la más austral del planeta. Se encuentra incluso más cerca de la Antártida (1.150 km) que de Buenos Aires (más de 2.000 km).

Como buena ciudad patagónica está rodeada de paisajes espectaculares formados por montañas, lagos y glaciares. A unos pocos kilómetros de la ciudad se encuentra el Parque Nacional de Tierra del Fuego, y aquí precisamente termina otra ruta muy apetecible de Argentina, la Ruta 3, que conecta Buenos Aires con Ushuaia a lo largo de la costa.

Parque Nacional Tierra del Fuego, Ushuaia
El Parque Nacional de Tierra del Fuego tiene lugares preciosos

10. Viajar a Argentina para descubrir lugares de los que nunca habías oído hablar

¿Te suena Iruya? ¿Antofagasta de la Sierra? ¿La Cumbrecita? Si eres argentino o argentina seguro que sí, pero si no lo eres y no has estado nunca por allí no te sonarán de nada. Probablemente muchos de los otros lugares que menciono en este post tampoco, y es que más allá de lo típicamente turístico (Buenos Aires, el Perito Moreno, Iguazú), es como si todo fuese pampa.

Para viajar a Argentina hay que hacerlo con tiempo y poder recorrer lugares de este extenso país que no nos imaginos que existen y nos dan gratas sorpresas. Iruya es un pequeño pueblo de la provincia de Salta al que solo se puede llegar conduciendo o en bus varias horas por una ruta de ripio. Antofagasta de la Sierra es un pueblo en la cordillera de los Andes, en la provincia de Catamarca, al que es muy difícil llegar (9 horas por una carretera de 300 kilómetros desde el pueblo de Belén), pero en el que descubres algunas de las postales más impresionantes de Argentina (un campo de piedra pómez, más de 200 volcanes, salares, llamas por doquier…). La Cumbrecita, por su parte, es un pequeño pueblo situado en las Sierras de Córdoba que parece sacado de los Alpes por sus casitas de madera y su entorno natural. Y así podría decirte muchos otros tesoros desconocidos.

Campo de Piedra Pómez, que ver en Catamarca, viajar a Argentina
Antofagasta de la Sierra tiene un campo gigante de piedra pómez que forma un paisaje de curiosas formas

Y es que viajar a Argentina es encontrarte sorpresas allí por donde vas. Pasé unos dos meses y medio en mi viaje por Sudamérica en 2016 y me encantó. Descubrí muchísima variedad en un país increíblemente extenso y muy poco poblado, donde hay que armarse de paciencia al viajar, pero en el que ves recompensadas las horas de trayecto a cada nuevo paisaje o experiencia. Anímate a viajar a Argentina, te vas a enamorar.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *