Todo lo que ver en Sucre, ciudad colonial y libertaria

En este post te hablo de todo lo que ver en Sucre, porque si hay una ciudad bonita en Bolivia, ésa es ella. Entre sus muchos apodos destaca el de “Ciudad Blanca” que se le da por el color de sus edificios: todos son blancos, como buena ciudad colonial.

Sucre, donde nació Bolivia

Se dice de Sucre que es donde nació Bolivia, y es que aquí comenzó la primera revolución latinoamericana por la independencia, la Revolución de Chuquisaca, un 25 de mayo de 1809. Además, en su Casa de la Libertad es donde se firmó la independencia del país en 1825.

Casa de la Libertad, que ver en Sucre
La Casa de la Libertad es uno de los lugares más interesantes que ver en Sucre. ¡Aquí nació Bolivia!

La Casa de la Libertad es actualmente un museo y es un lugar muy importante que ver en Sucre para entender la historia de la ciudad y el país. Allí se puede visitar la sala donde se firmó esta independencia, ver una réplica de la declaración de independencia, conocer quiénes son los héroes de Bolivia o quiénes han sido todos sus presidentes. Se encuentra en la Plaza 25 de mayo y puedes visitarlo de martes a domingo por las mañanas y por las tardes (excepto domingo). La entrada cuesta 15 Bs (no llega a 2 euros).

También en la Plaza 25 de mayo se encuentra el precioso Palacio Nacional. Fue construido para ser la Casa Presidencial de Bolivia, ya que histórica y constitucionalmente, Sucre fue designada capital de Bolivia a raíz del movimiento de independencia. Así sigue siendo, pero los poderes ejecutivo, legislativo y judicial han trasladado su sede a La Paz. Por tanto, es como si el país tuviera dos capitales. Tras ese traslado, ahora el edificio es el Palacio de Gobierno de la región de Chuquisaca. Justo al lado del Palacio Nacional se encuentra la Catedral Metropolitana de Sucre.

plaza 25 de mayo, que ver en Sucre
La Torre de la Catedral desde el centro de la Plaza 25 de mayo

Las mejores vistas de Sucre

Siguiendo por la calle Nicolás Ortiz se llega hasta dos templos muy característicos que ver en Sucre y desde los que tener unas bonitas vistas de la ciudad. Uno es la iglesia de La Merced, que fue declarado Monumento Nacional de Bolivia en 1967. Por fuera podría pasar desapercibida, ya que no es una iglesia típica, con una torre bien diferenciada, y por dentro está muy dañada desde un terremoto que sufrió la ciudad en 1948. Se ven muchas grietas y humedades y para visitarla se cobra un precio de 10 Bs para ayudar a su restauración/conservación y subir hasta la parte superior.

El otro, y uno de los edificios más llamativos de todo Sucre, es San Felipe Neri, que hoy en día es un colegio. Se puede visitar cuando no hay clase, de lunes a viernes a partir de las 3 de la tarde y los sábados todo el día. Con la entrada (15 Bs) se sube a las terrazas del edificio, desde donde se tiene la vista de la ciudad, del claustro y los campanarios de la propia iglesia.

San Felipe Neri, que ver en Sucre
Entre los monumentos que ver en Sucre está San Felipe Neri, ¡muy bonito!

También para tener vistas, aunque algo diferentes, se puede ir hasta la Recoleta. Aquí también hay una iglesia y museo, pero lo mejor es el mirador de arcadas sobre toda la ciudad. La Recoleta está en alto y es muy popular venir hasta aquí para ver el atardecer.

La Recoleta, que ver en Sucre
La Plaza de la Recoleta con la iglesia al fondo y las arcadas que forman el mirador. Del otro lado están las vistas de la ciudad

Ir de compras en Sucre

Volviendo a la Plaza 25 de mayo, aquí existe un pequeño museo que es muy curioso. Se trata del Museo del Tesoro (25 Bs) en el que se conservan joyas muy bonitas realizadas con materiales y piedras preciosas de Bolivia. Lo que más me llamó la atención fue conocer sobre el ametrino, una piedra preciosa que solo se da en Bolivia y a la que llaman “la bolivianita”. Es muy bonita y llamativa, ya que combina los colores violeta y amarillo. Al salir de la visita guiada hay una tienda y se pueden comprar joyas de esta piedra.

Cruzando la calle se encuentra la tienda de chocolates Taboada. En Sucre hay especialidad en chocolate, así que hay algunas tiendas que a más de uno le llamarán seguro la atención. Ésta es una de las grandes marcas (la competencia es Para tí) e incluso hay una feria del chocolate en la ciudad en el mes de mayo.

A una cuadra de la plaza, siguiendo por la calle Aniceto Arce, se llega hasta la Plazuela de San Francisco. Aquí es donde tienes que venir si te gustan los mercadillos porque, aunque no sea muy grande, toda la plaza se llena de puestos con artesanías. La plaza en sí es muy bonita, principalmente porque en un constado tiene la iglesia de San Francisco, de la que destaca la arcada que sigue y adorna el frontal de la plaza.

Muy cerca de aquí se encuentra el Mercado Central, al que merece la pena acercarse por la mañana. Además de hacer compra, aquí puedes desayunar y comer, cosa totalmente recomendable como experiencia. La comida está preparada por mujeres locales, con productos y recetas tradicionales. Suele estar muy rico, recordando a la cocina de las abuelas, y los precios son realmente baratos. Un desayuno (café y una pieza de bollería) me costó 4 Bs (0,50€).

Que ver en Sucre
Una de las tantas y tantas bonitas calles coloniales de Sucre

Otras cosas que hacer y que ver en Sucre

Siguiendo por la calle Ravelo se llega hasta el Parque Simón Bolivar, un área verde muy cuidado donde hacer una pausa. Está flanqueado por dos edificios bastante impresionantes. Uno es el Tribunal Supremo de Justicia de Bolivia y el otro el Teatro Gran Mariscal, que actualmente pertenece a la Universidad.

Para terminar el día, debes saber que Sucre es una ciudad con bastante marcha, ya que además de ser ciudad universitaria hay muchos mochileros. Todo el centro está lleno de bares y restaurantes, con todo tipo de comida, pero sobre todo internacional. Un lugar donde salir a cenar, tomar unas copas y bailar es el Berlín, que además de restaurante y discoteca es hostel. Ahora bien, si después de tomarte una copa quieres descansar, quizá lo mejor es reservar en cualquier otro alojamiento 😉 .

Para mí, Sucre es una ciudad imperdible y se lo recomiendo a todo el que vaya a Bolivia. Merece mucho la pena caminar por sus históricas calles y contemplar la arquitectura colonial. Además, es una ciudad muy poética y por muchos lugares encontrarás poemas dedicados a la ciudad o a sus héroes, como Simón Bolívar (libertador y primer presidente de Bolivia, de ahí el nombre del país) o Juana de Azurduy (una de las revolucionarias más activas, quien se llevaba a la batalla a sus 4 hijos). Sin duda es una de las ciudades coloniales de América mejor conservadas, más bonitas y con más historia. ¡A mí me encantó!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *