Qué ver en Montjuic, Poble Sec y Sants

Barcelona es una ciudad muy visitada por su arquitectura y su oferta cultural, pero hoy quiero hablarte de uno de los distritos que más me gustan de la ciudad. El distrito de Sants-Montjuic se divide en varios barrios diferentes entre sí y que en cierto modo se alejan de ese centro de Barcelona lleno de turistas, y por eso quiero contarte qué ver en Montjuic, Poble Sec y Sants. 

Qué ver en Montjuic

La historia de la montaña de Montjuic está muy ligada a la de la ciudad. Ya desde la época romana se extraían los materiales para construir edificios y toma su nombre de que en la Edad Media aquí había un cementerio de judíos. Fue faro, bastión defensivo y tuvo especial importancia en los años 1929, fecha en la que se celebró la segunda Exposición Universal de Barcelona, y 1992, año en el que se celebraron los Juegos Olímpicos.

Plaza España

El mejor lugar para comenzar a explorar Montjuic es Plaza España. Con su fuente monumental siendo el centro de la plaza, desde aquí parte la Avenida María Cristina que nos lleva hasta el Museo Nacional de Arte de Cataluña entre antiguos pabellones de la Exposición Universal de 1929 y el sonido de las fuentes.

En la plaza se encuentra el centro comercial Las Arenas, que es muy curioso porque antes fue una plaza de toros y conserva la fachada y su estructura circular. Da igual que te guste o no ir de compras, porque debes subir hasta la parte de arriba, donde hay un mirador para tener una vista bonita de Montjuic. En el exterior existe un ascensor por el que cobran 1€, pero si entras al centro comercial y subes por los ascensores y escaleras mecánicas te saldrá gratis. Te cuento más en este post con 5 miradores para tener las mejores vistas de Barcelona gratis.

Vista de Montjuic desde las Arenas
Vista de la Avenida María Cristina, uno de los lugares más icónicos de Barcelona

Fuente Mágica de Montjuic

Durante el día, la fuente de Montjuic adorna la avenida María Cristina, pero cuando se vuelve mágica es de noche. Todos los jueves, viernes y sábados, a partir de las 20:00, 21:00 o 21:30 de la noche (depende de cuándo anochece en cada época del año), y de miércoles a domingo a las 21:30 en verano, se puede disfrutar de un espectáculo de agua y luz a ritmo de canciones muy conocidas. El espectáculo es gratuito.

Museo Nacional de Arte de Cataluña

Este museo se sitúa en el palacio que preside la Avenida María Cristina, construido para la Exposición Universal de 1929 celebrada en Barcelona. En aquella feria el edificio albergó miles de obras de arte traídas desde toda España y el espíritu artístico pervive. La colección permanente del museo es una maravilla, especialmente el ala dedicado al arte románico, con frescos de numerosas ermitas e iglesias sobre todo de la parte de los Pirineos.

También tienen cabida otras corrientes, como el arte gótico, renacentista o modernista. Con la visita se puede subir además a la azotea desde donde tener unas buenas vistas de la ciudad. La entrada general cuesta 12€, aunque es posible combinarla con las de otros museos y ahorrar algo de dinero. Está cerrado los lunes, a no ser que sea festivo.

Qué ver en Montjuic, Museo Nacional de Arte de Cataluña
Las vistas desde la terraza del Museo

Caixa Forum

Este centro cultural se ubica en un edificio modernista que en el pasado fue una fábrica textil. La construcción corrió a cargo de Josep Puig i Cadafalch, uno de los arquitectos modernistas más representativos, que convirtió esta fábrica en una pieza de arte. Alberga diferentes exposiciones a lo largo del año y se puede subir hasta su terraza. La entrada cuesta 4€ (gratis para los clientes de La Caixa) y abre de lunes a domingo de 10 a 20 horas.

Poble Espanyol

En el marco de la Exposición Universal de 1929 a alguien se le ocurrió montar una “España en miniatura” en el recinto ferial. Así, los visitantes podrían conocer cómo es el resto de España y sus diferentes culturas. Parece que la idea gustó y este particular museo sigue abierto hoy en día. Aquí hay 117 recreaciones de edificios reales que se pueden encontrar a lo largo y ancho de nuestra geografía, del barrio andaluz a las plazas castellanas o el camino de Santiago.

Personalmente creo que es un sitio muy para guiris, pero si quieres curiosearlo, está abierto todos los días del año. La entrada de adulto cuesta 12,60€ y la infantil 6,30€ y puedes comprarla en taquilla o a través de internet con Civitatis (mismo precio). 

Estadio Olímpico y Torre de Comunicaciones

Si por algo es conocido Montjuic es por los Juegos Olímpicos de Barcelona ’92, ya que aquí se disputaron muchas de las pruebas. El Estadio Olímpico Lluís Companys fue el epicentro del Anillo Olímpico y del evento que cambiaría el rumbo de la ciudad. Junto a él, el Palau Sant Jordi, donde actualmente se celebran conciertos y otros espectáculos musicales, y la torre de comunicaciones diseñada por Calatrava con su forma inconfundible.

En la actualidad, el Anillo Olímpico tiene diferentes usos, principalmente culturales. Por ejemplo, el Estadio Olímpico fue el estadio del club de fútbol RCD Espanyol por unos años, además de acoger importantes eventos musicales, como los conciertos de Madonna, los Rolling Stones, AC/DC o Michael Jackson.

Para recordar aquellas Olimpiadas y fomentar el deporte existe además el Museo Olímpico y del Deporte. La entrada cuesta 5,80€.

Fundación Joan Miró

Con una colección de 14.000 piezas del artista Joan Miró, uno de los máximos exponentes del surrealismo español, este museo es uno de los más visitados en Barcelona. La entrada cuesta 12€ y es fácil llegar, ya que se encuentra muy cerca de la estación de teleférico y funicular.

Escaleras del Generalife

Este rincón de los Jardines de Laribal de Montjuic se construyó al más puro estilo de los Jardines del Generalife de Granada, donde el agua fluye por todas partes. Las bonitas escaleras conectan la Fundación Joan Miró con el Teatro Griego, acompañadas por dos pequeños canales de agua.

Teatro Griego

Construido para la Exposición Universal de 1929, este teatro pasa desapercibido ya que está algo escondido entre los parques y jardines de Montjuic. Toma especial relevancia durante el Festival Grec, que llena la capital de artes escénicas con su escenario como epicentro.

Castillo de Montjuic

Vigilando Barcelona desde lo alto de Montjuic se encuentra su castillo, fortaleza construida para controlar la ciudad en las diferentes guerras y revueltas que se han sucedido desde la época medieval. Sirvió como prisión, hubo torturas y ejecuciones, y hoy en día se ha convertido en un espacio de memoria con un pequeño museo.

Para llegar puede hacerse en teleférico o con el autobús número 150. Abre de lunes a domingo de 10:00 a 18:00 y la entrada cuesta 5€, aunque es gratuito el primer domingo de mes y todos los domingos por la tarde. Si no deseas entrar al castillo, existe un pequeño sendero que lo bordea desde el que se tienen vistas del mar y Barcelona. Durante el verano tiene lugar un cine gratuito al aire libre en el foso.

Qué ver en Montjuic, castillo
En el castillo de Montjuic se pueden ver exposiciones y hay buenas vistas de la ciudad y el mar

Mirador de l’Alcalde

Un poco más abajo del castillo existe un pequeño parque con un mirador desde el que se tienen vistas sobre el puerto y parte de Barcelona (toda la zona centro). Es gratis y muy recomendable.

Qué ver en Poble Sec

A las faldas de la montaña de Montjuic y separado del barrio del Raval por la avenida del Paralelo, este barrio de gente obrera alberga parte de la historia reciente de Barcelona.

Avenida del Paralelo

Al estilo de Broadway, esta avenida fue en su día el epicentro cultural y festivo de la Barcelona de principios del siglo XX. Fueron muchos los teatros y music-halls que tuvieron lugar aquí, siendo una zona muy concurrida. Hoy día sigue habiendo varios teatros y salas, como El Molino, el Teatro Apolo o el Teatro Condal, pero ya nada tiene que ver con lo que llegó a ser hace un siglo.

Refugi 307

Durante la Guerra Civil, los vecinos y vecinas de Barcelona construyeron 1.400 refugios subterráneos para protegerse de los bombardeos indiscriminados. El Refugi 307 es uno de ellos y uno de los pocos que se conservan y que pueden visitarse. Más que una visita turística, es un recuerdo a la crueldad de las guerras y una manera de prevenir que volvamos a caer en los mismos errores como sociedad.

Abre todos los domingos con visitas guiadas: a las 10:30 en inglés, a las 11:30 en castellano y a las 12:30 en catalán. La entrada cuesta 3,50€ y hay que reservar previamente en la página del MUHBA (Museo de Historia de Barcelona).

Carrer de Blai

Esta calle peatonal es muy conocida por ser una de las zonas más animadas de tapeo de Barcelona. Ya sea para tomar el vermut o cenar unos pinchos, está repleta de bares y restaurantes, muchos con sus respectivas terrazas.

Las 3 chimeneas

El único recuerdo que queda de la central eléctrica ‘La Canadiense’ son estas tres chimeneas, situadas al final de la avenida del Paralel. No es posible visitarlas, pero sí verlas desde el parque que lleva su nombre, lleno de graffitis. Es a partes iguales un lugar donde disfrutar de arte callejero y del pasado de la Barcelona industrial. Si te gustan los graffitis, un poco más abajo, llegando al puerto, también hay una pared llena de murales. 

Qué ver en Montjuic, Parque 3 Chimeneas
Uno de los graffitis del parque de las 3 Chimeneas

Qué ver en Sants

Sants es uno de los barrios menos turísticos de Barcelona, y quizá por eso también tenga su encanto. Tiene esa esencia de barrio que se echa de menos en otros lugares de la ciudad y vive con mucha pasión su fiesta mayor en la segunda quincena de agosto, cuando los vecinos decoran las calles y compiten por ver cuál es la mejor.

Parque de la España Industrial

Al lado de la estación de tren de Sants, que es por lo que suele ser conocido el barrio, se encuentra este parque que llama la atención por sus torres. Anteriormente aquí existió una fábrica textil que llevaba el nombre de España Industrial, de ahí el nombre, y ahora es un agradable parque con un lago, gradas y zonas verdes.

Plaça d’Osca

Uno de los lugares más animados del barrio es esta pequeña plaza, llena de bares y terrazas. Cuando Sants no formaba parte aún de Barcelona, esta plaza era el lugar donde tenía lugar el mercado y se hacía la vida del pueblo. Sigue conservando parte de ese espíritu y por ello es tan popular entre los vecinos.

Barrio de Sants, Plaça d'Osca
Si hay un lugar para ir de terraceo en Sants, es la Plaça d’Osca

Espero que estas breves descripciones de cada lugar te den una idea de qué ver en Montjuic, Poble Sec y Sants, 3 barrios diferentes y que te enseñarán otra Barcelona un tanto diferente a la que estamos acostumbrados a ver.

Prepara tu viaje a Barcelona

Transportes
Compara los precios de los vuelos a Barcelona con Skyscanner
Viaja en autobús a Barcelona con Flixbus
Viaja a Barcelona en tren de Renfe-SNCF
Encuentra el mejor precio para tu coche de alquiler con AutoEuropeRentalcars

Alojamiento
Reserva tu alojamiento en Barcelona a través de Booking o de Agoda

Actividades
Reserva tus tours en Barcelona con Civitatis

Equipamiento viajero
Compra lo que necesites para viajar a Barcelona en Amazon

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *