Imprescindibles que ver en Milán: ruta de un día

De Milán había escuchado muchas cosas antes de ir. Mucha gente decía que no merecía mucho la pena, otros, que lo único que tenía de ver era el Duomo. ¿Tenían razón? ¡Pues no! Ahora que la he visitado puedo decir que hay muchas cosas que ver en Milán y que me llevé una grata sorpresa. ¿Será que cuando no nos hacemos demasiadas expectativas tenemos más oportunidades de ver a los destinos por lo que realmente son?

Dónde queda Milán

Por si no terminas de ubicarte, Milán se sitúa en el norte de Italia. Es la capital de la región de Lombardía, zona fronteriza con Suiza a los pies de los Alpes, y se ha convertido en una de las principales ciudades no solo de Italia, sino de Europa, debido a su economía y a ser una de las capitales mundiales de la moda.

Lo más usual es llegar a Milán en avión, y es que existen muchos vuelos directos entre España y la ciudad, algunos a muy buenos precios. Cuenta con tres aeropuertos y, para no extenderme mucho aquí, te cuento en otro post cómo llegar a Milán desde cada uno de ellos. Mientras tanto, puedes ir comparando los precios de los vuelos para comenzar a planificar tu viaje a Milán.

Si ya estás en Italia, puedes llegar fácilmente desde otras ciudades, ya sea alquilando un coche y conduciendo por sus autovías, o en transporte público. Además de existir redes de autobús, hay muy buenas conexiones en tren gracias a la red de Trenitalia. Además, en el norte también funciona Trenord, que es la empresa regional y con la que podrás desplazarte entre muchos lugares de los alrededores de Milán.

Viajar a Italia, Duomo Milán
Para pasear por esta maravilla de tejado, primero debes reservar tu billete a Milán

Imprescindibles que ver en Milán

Puede que un día se te quede bastante corto para todo lo que hay que ver en Milán. Es una ciudad grande y, como digo, sorprende mucho, así que es probable que, una vez estés en ella, quieras quedarte más tiempo para pasear con calma. Además, hay muchos lugares en los alrededores, como Bérgamo o el Lago di Como que merece la pena visitar también.

Ahora bien, si solo tienes un día, ésta es la ruta que te propongo para sacarle el máximo partido a la ciudad. Está pensada para comenzar en un punto y acabar en otro, haciendo una especie de itinerario lineal que te permitirá visitar los lugares más relevantes. ¡Apunta!

Free tour

Te propongo empezar el día haciendo un free tour de Milán. ¿Por qué? Porque como tienes poco tiempo, es una buenísima manera de empaparte de su historia y sacarle más partido a tu visita. Además, la principal razón para hacer el tour que te recomiendo (lo hice yo misma y es muy bueno) es que comienza con el Castello Sforzesco y acaba en el Duomo, recorriendo por el camino lugares tan emblemáticos como el cuadrilátero de la moda, la Scala de Milán o la Galería Vittorio Emanuele II.

De esta manera no tendrás que «volver hacia atrás» para visitar nada. Eso sí, el tour solo explica los lugares desde fuera, por lo que para visitarlos por dentro tendrías que quedarte más, pues en el mismo día no da tiempo.

Que ver en Milán, Castello Sforzesco
La impresionante fachada del Castello Sforzesco

Castello Sforzesco

Una de las cosas por las que me sorprendió Milán fue porque me encontré muchos edificios de los que no había oído hablar nunca, y uno de ellos fue el Castello Sforzesco. Se trata de una antigua fortaleza medieval muy bien conservada que construyeron los Visconti en el siglo XIV y toma el nombre de los Sforza, una de las familias más poderosas de la ciudad en aquellas épocas (y se dice que su poder continúa siendo enorme en la sombra).

En las últimas etapas en que funcionó como castillo medieval, los dirigentes se rodearon de los mejores artistas de la época, y es por ello que es posible encontrar numerosas obras de arte, por ejemplo de Leonardo Da Vinci. Hoy en día el Castello Sforzesco alberga varios museos, por lo que es un importante centro cultural. Con el free tour, como digo, no se visitan los interiores, pero sí podrás contemplar sus torres, murallas y patio principal.

Pinacoteca de Brera

La siguiente parada del tour es el barrio de Brera, uno de los más palaciegos y bohemios que ver en Milán. Entre sus calles destaca un lugar sobre los demás: la pinacoteca de Brera. Es uno de los museos más importantes de la ciudad, con obras de los más importantes artistas italianos, como Rafael, Caravaggio o Tintoretto, así como extranjeros, con algún Picasso.

De nuevo, la explicación se realiza desde fuera y no hay tiempo para visitar el museo, así que de querer hacerlo tendrías que volver en otro momento.

Que ver en Milán, Pinacoteca de Brera
La pinacoteca de Brera es uno de los museos más importantes de Milán

Cuadrilátero de la moda

Junto a la refinada Brera, uno de los lugares más afamados que ver en Milán: las principales calles de la moda. Básicamente la zona toma el nombre de que es en 4 de sus calles donde se dan cita las más altas firmas de moda a nivel mundial.

Esas calles son Vía Alessandro Manzoni, Vía Monte Napoleone, Vía della Spiga y Corso Venezia, aunque hoy día se pueden encontrar tiendas, talleres y showrooms de alta costura en casi todas las calles aledañas. No te dará tiempo a comprar nada, pero sí a echar un vistazo a los escaparates (y sus precios) y pensar por el camino si vuelves a por algún capricho.

Teatro de la Scala de Milán

¿Existe algún teatro de ópera más famoso que la Scala de Milán? Probablemente no, y es que allí se han representado grandes obras de los mejores compositores. Se inauguró en 1778 con la ópera L’Europa riconosciuta de Antonio Salieri y desde entonces los milaneses han podido escuchar desde sus palcos notas como las de Nabucco u Otello de Giuseppe Verdi, Madama Butterfly de Giacomo Puccini o Norma de Vicenzo Bellini.

Galería Vittorio Emanuele II

La siguiente parada del recorrido es otro de los lugares más famosos de Milán: la Galería Vittorio Emanuele II. Junto con el cuadrilátero de la moda es el lugar que se rifan las marcas de moda, y es que, pases a la hora que pases, está lleno de gente. Además de tiendas y hoteles de lujo, pasear por la galería es un gusto porque es una auténtica preciosidad. No dejes de visitarla también de noche si tienes oportunidad.

Que ver en Milán, Galería Vittorio Emanuele II
La galería es una obra de arte en sí misma y siempre luce espléndida

Duomo de Milán

Una de las entradas de la Galería Vittorio Emanuele II está en la plaza del Duomo, y es precisamente por allí por donde saldrás antes de finalizar el free tour en esta maravillosa plaza. El guía te explicará brevemente su historia y, como la visita guiada acaba ahí, es una gran oportunidad para entrar a visitar la Catedral.

Y es que si hay un edificio que tienes que ver en Milán sí o sí, es el Duomo. Te aseguro que por más fotos que veas, éstas no le hacen justicia. Su fachada es verdaderamente impresionante, con sus impecables bloques de mármol blanco y sus 135 pináculos que se alzan al cielo. Es uno de los templos más grandes del mundo, con capacidad para 40.000 personas, y el hecho de poder subir a sus terrazas es un gran aliciente para visitarla.

Para entrar, te recomiendo comprar la entrada online con antelación, ya que es el lugar más visitado de la ciudad. Existen entradas para verla por libre, entre las que puedes elegir solo las terrazas o un combo para visitar también la iglesia y los restos de la iglesia anterior. Por otra parte, siempre tienes la opción de hacer un tour guiado, con el que visitarás todo y te enterarás de todos los detalles. Además, estos tours suelen ser por la tarde, por lo que viene muy bien, ya que entre tour y tour puedes aprovechar para comer.

Que ver en Milán, Duomo
El Duomo es el lugar que ver en Milán sí o sí

Columnas de San Lorenzo

Una vez hayas visitado el gran coloso de Milán, te sugiero seguir la via Torino hasta las columnas de San Lorenzo. Yo no sabía de su existencia y me encantó verlas, especialmente ya al atardecer cuando se iluminan. Se trata de 16 columnas romanas de mármol, que constituyen uno de los pocos legados de aquella época que podemos encontrar en la ciudad. Junto a ellas, en la Vía Pio IV, no te pierdas un mural que resume la historia de la ciudad.

Canales de Navigli

Y por último, después de llevar todo el día pateando Milán, conociendo su historia y sus principales monumentos, ¡es hora de divertirse! Existe una zona en la ciudad con varios canales, donde a sus orillas han proliferado los bares. Es una zona perfecta para tomarse algo al final del día y hacer el aperitivo milanés. 

¿Cómo? ¿El aperitivo al acabar el día? ¡Sí! Hay una tradición por la que sobre las 7 de la tarde los milaneses salen a tomar lo que ellos llaman el aperitivo, que consiste en que los bares ofrecen buffet de comida con la bebida. Coge sitio en una terraza, pide un Spritz Aperol y ¡brinda por el completísimo día que has pasado en Milán!

Que ver en Milán, Navigli
La zona más animada de Milán es Navigli con sus decenas de bares y terrazas

Dónde hospedarse en Milán

A la hora de elegir dónde hospedarse en Milán, te recomiendo que no te vayas muy lejos del centro. Aunque la ciudad está bien comunicada por metro y tranvía, si solo tienes un día para visitar Milán, creo que lo mejor es estar cerca de los lugares a visitar.

Si viajas en solitario y de mochila te recomiendo el Ostello Bello Grande, junto a Milano Centrale, la estación principal de tren (me quedé allí y está muy bien). Además, tienen otro no muy lejos de Navigli, el Ostello Bello, lo que es incluso mejor, pues si sigues el itinerario que te propongo acabarás allí tu día y no tendrás que desplazarte en transporte a otras zonas.

En caso de viajar en pareja, entiendo que te apetecerá más buscar un hotel, y si viajas con amigos o familia puede que lo mejor sea un apartamento. Como Milán es una ciudad muy turística, tienes alojamientos para dar y tomar. Puedes echar un vistazo aquí a todos los alojamientos disponibles en las fechas de tu viaje.

Espero que con este post te haya quedado claro qué lugares hay que ver en Milán y que te haya gustado el itinerario propuesto. Hay cosas que se quedan fuera, como Santa Maria delle Grazie, donde está La última cena de Da Vinci. No logré verla porque no reservé con antelación y no había entradas, pero de todos modos creo que no da el tiempo para ver todo en un mismo día. Si no quieres perdértela, entonces te recomendaría quedarte al menos la mañana siguiente en Milán y así poder hacer la visita antes de poner rumbo a tu próximo destino.

Prepárate para viajar a Milán

Transportes
Compara los precios de los vuelos a Milán con Skyscanner
Viaja en autobús a Milán con Flixbus
Viaja a Milán en tren con Oui SNCF
Alquila un coche para llegar hasta Milán con AutoEurope

Alojamiento
Reserva tu alojamiento en Milán a través de Booking

Actividades
Reserva tus tours en Milán con Civitatis
Reserva tus free tours en Milán con GuruWalk

Seguro de viajes
Contrata tu seguro de viajes a Italia con Mondo y llévate un 5% de descuento

Tarjeta sin comisiones
Saca dinero sin comisiones con la tarjeta de BNext

Equipamiento viajero
Compra lo que necesites para viajar a Milán en Amazon

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *