10 cosas que hacer en Vancouver y alrededores


Vancouver es esa ciudad molona que todo el mundo tiene en la cabeza cuando planea viajar a Canadá. Visitarla puede llevarte tantos días como quieras, pues no es solo lo que puedas descubrir en la propia ciudad, sino en los alrededores. Para ponértelo un poco más fácil, he preparado este post con 10 cosas muy interesantes que hacer en Vancouver. ¡Espero que te sea útil!

10 cosas que hacer en Vancouver y alrededores

1. Subir al Vancouver Lookout

El Vancouver Lookout es una de las actividades que hacer en Vancouver que más recomiendo, ya que desde su plataforma de observación, a 170 metros de altura, se ve toda la ciudad en 360 grados. En días claros, se ve hasta Vancouver Island o el Mount Baker en Estados Unidos. La entrada cuesta 17,50 dólares canadienses y puedes subir tantas veces como quieras durante el día de validez. ¡Así puedes tener las vistas tanto de día como de noche!

Que hacer en Vancouver - lookout

Así es la vista desde el mirador Vancouver Lookout

2. Pasear por el Stanley Park

Este gigantesco parque es el mejor parque urbano que he visto en mi vida. No solo preserva la vegetación autóctona en sus 400 hectáreas, sino que se puede bordear a lo largo de 8 km en un paseo peatonal y para bicis, con playas y el mar de un lado y el bosque del otro. En el parque mismo hay otras atracciones, como el acuario, los totems de los primeros pobladores o la estatua de la chica en bañador al estilo sirenita de Copenhague.

3. Volar con Fly Over Canada

Fly Over Canada te hace sentir que vuelas literalmente sobre Canadá. Primero ves un pre-show en el que te muestran 5 historias de personas de Canadá que te preparan para el espectáculo. Después te muestran un vídeo de seguridad, y finalmente te montas en la atracción. Estarás frente a una pantalla gigante con un vídeo en altísima definición, sonido envolvente, viento y todo lo necesario para transportarte virtualmente a lo largo y ancho de Canadá. ¡Los paisajes son preciosos y la inmersión es total! Está en el Canada Place (la terminal de pasajeros de los cruceros) y la entrada cuesta 27 dólares canadienses, aunque si lo compras online te sale por 22,50C$.

Que hacer en Vancouver, Fly Over Canada

Gracias a Fly Over Canada puedes volar, por ejemplo, por encima de las Cataratas del Niágara. Merece la pena probarlo, ¿no? No me dejaron tomar fotos ni vídeos, pero os comparto esta foto de Fly Over Canada

4. Dar una vuelta por Gastown

El pequeño barrio de Gastown es uno de los más icónicos, pues conserva los edificios de ladrillo del siglo pasado y no ha sucumbido a los rascacielos aún. Una de sus joyas es el Steam Clock, un reloj que funciona con vapor y que cada 15 minutos da los cuartos a modo de silbato.

Que hacer en Vancouver, Steam Clock

Uno de los rincones más pintorescos de Vancouver, sin duda

5.  Ver el atardecer en la English Bay

Además de pasear junto al mar y disfrutar de la playa, una de las cosas que hay que hacer en Vancouver es ver el atardecer desde esta bahía. ¡No te lo pierdas!

Que hacer en Vancouver, English Bay

Una de las cosas que hacer en Vancouver es ver el atardecer desde la English Bay. Bonito, ¿no?

6. Desafiar a las alturas en el Capilano Bridge Suspension Park

El Capilano Bridge Suspension Park es un parque de aventuras, situado en la zona norte de la ciudad. Es bien conocido por su gran puente colgante de más de 130 metros de largo, suspendido a más de 70 metros sobre el río Capilano. Y no es el único, ya que podrías ir de un árbol a otro sobre plataformas elevadas o caminar por el precipicio (su famoso cliffwalk). Si tienes vértigo, mejor piénsatelo dos veces 😀 . La entrada es un tanto elevada (cuesta 42,95C$), aunque creo recordar que incluye el acceso a un autobús lanzadera desde el Vancouver Downtown si no dispones de transporte.

Que hacer en Vancouver - Capilano Bridge

El famoso puente colgante de Capilano. ¿Te atreves a pasar por él?

7. Subir a la Grouse Mountain

Esta montaña es la más accesible de Vancouver. Para subir hay una góndola que es bastante cara a mi parecer (44,95C$). Aunque si no quieres pagar, tienes una alternativa: andar 🙂 . Te advierto de que el sendero no es para cualquiera, y que si es la primera vez que subes una montaña, es mejor que pagues y te olvides del sufrimiento. Tiene una longitud de unos 4 kilómetros solamente, pero se salvan más de 800 metros de desnivel, así que puedes imaginarte que el camino tiene mucha pendiente. Una vez arriba hay algo de vistas de Vancouver (no tantas como pensaba cuando subí) y puedes ver algunos shows y a dos osos en cautividad que trajeron hasta aquí para su recuperación al haber perdido a sus madres. Si logras subir y no te apetece volver a hacer el camino de vuelta, puedes bajar en la Góndola, ya que esto son solo 10 dólares.

8. Comprar en el mercado de Granville Island

Al sur del Downtown se encuentra la pequeña península de Granville, llamada Granville Island. Es muy conocida por su mercado, pero aquí además hay muchas tiendas con aire bohemio, galerías de arte, tiendas de souvenirs y agencias de tours para ir a ver ballenas. Un pequeño tip es que puedes llegar hasta aquí con el Aquabus, un pequeño barco que cubre el trayecto entre el Downtown (Hornby Street) y la isla por 3,5 dólares (un poco caro, la verdad, pero rápido y con vistas).

9. Recorrer la Sea to Sky highway

Si tienes oportunidad de recorrer la carretera Sea to Sky hasta Whistler, ¡hazlo! Hasta Squamish vas al lado del fiordo Howe Sound; después, entre montañas. ¡Los paisajes son de locura! Y ya puedes quedarte a recorrer esta zona.

Que hacer en Vancouver, Sea to Sky Highway

La foto no hace justicia, entre otras cosas porque está tomada desde un autobús en movimiento, pero no me dirás que no es un paisajazo

10. Pasar unos días en Vancouver Island

Con más de 32.000 kilómetros cuadrados, es la isla más grande de la costa oeste americana, aunque la 11ª de Canadá y la 43ª del mundo. De ahí que tenga muchos atractivos turísticos. Por ejemplo, la ciudad de Victoria, con aires coloniales, o Tofino, capital de los surferos. No llegué a ir por falta de tiempo, pero todo el mundo lo recomienda por sus paisajes salvajes. ¡Algunos dicen incluso que han llegado a ver orcas desde la costa!

Cómo moverte

Para recorrer los lugares situados en el Downtown y la parte norte o sur de la ciudad puedes comprar un pase diario (Compass Day Pass), con el que podrás tomar todos los transportes urbanos en el día. Cuesta 10 dólares y sale muy a cuenta, ya que el trayecto sencillo son 2,85 dólares para una zona, 4,10 dólares para 2 zonas y más de 5 dólares para 3 zonas. Además has de llevar el cambio exacto a la hora de comprarlo en el bus, por lo que el pase es mucho más cómodo.

Para recorrer la Sea to Sky highway o ir hasta Vancouver Island, si no tienes coche puedes tomar un bus de Greyhound Canada. Son bastante asequibles y cómodos. Ten en cuenta que para ir a Vancouver Island, ya vayas en transporte público como privado, deberás tomar el ferry para llegar hasta la isla, por lo que esto puede llevarte más tiempo del planeado. Si esto no te convence por horarios o tiempo, también puedes reservar un vuelo.

Como ves, hay planes para todos los gustos. ¿Con cuál te quedas?

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *