5 cosas que hacer en Valladolid

La capital castellanoleonesa es como una caja de sorpresas. Parece que nunca la hayamos tenido en mente a la hora de planear una escapada, pero quien se acerca a conocerla coincide en que es un descubrimiento. Para que te animes a visitarla, hoy te cuento 5 cosas que hacer en Valladolid. ¡Seguro que alguna te sorprende!

Ir de pinchos y vinos

Una de las mejores razones para visitar Valladolid es su gastronomía. En Castilla se come muy bien y Valladolid no es una excepción. Más allá de sentarte a la mesa en un buen restaurante, lo que ahora se lleva es hacer una ruta de pinchos y acompañarlos con los mejores vinos de la tierra.

Hay muchísimos bares que ofrecen pinchos, a cada cual más rico, así que todo es cuestión de darte una vuelta por el centro, al lado de la Plaza Mayor, y dejarte llevar por el olfato. Algunos de los lugares más típicos son La Tasquita, Los Zagales (que se han llevado muchos concursos de tapeo, con pinchos como Obama en la Casa Blanca o el Tigretostón), El Corcho (tienes que probar su croqueta), El Peso, El Zamora o La Teja, flamante ganador de la Feria de la Tapa de este 2018 con “La mar de pincho”.

La mar de pincho, que hacer en Valladolid
“La mar de pincho” es una gran opción para comenzar una ruta de pinchos

En cuanto a los vinos, yo soy muy de verdejos, así que te recomiendo que lo pruebes (si es que aún no los has probado). Mis favoritos son José Pariente, Diez Siglos, Cuatro Rayas Centenario y Mocén. No en todos los sitios tienen todos estos vinos para que puedas elegir, pero si no hay uno suele haber otro. Es cuestión de preguntar.

Visitar el centro histórico

Además de llenar la barriga comiendo y bebiendo muy bien, en Valladolid también puedes llenar la mente con su historia. ¿Sabías, por ejemplo, que fue capital de España entre 1601 y 1606? Éste y otros datos los podrás conocer en una visita guiada por el centro histórico que es muy recomendable.

Dura unas dos horas, cuesta 6€ y hace un recorrido por los lugares más emblemáticos de Valladolid: la Plaza Zorrilla, la Plaza Mayor, el Pasaje Gutiérrez, la Catedral, la Antigua o la iglesia de San Pablo. El punto de partida es la oficina de turismo situada en la Acera Recoletos, donde se sitúan algunos de los edificios más significativos de la época del ensanche de la ciudad.

Catedral de Valladolid, que hacer en Valladolid
En la visita descubrirás rincones como éste, en los alrededores de la Catedral

Ver los pavos reales del Campo Grande

Justo al lado de donde comienza el tour del centro histórico se sitúa el pulmón verde de Valladolid: el Campo Grande. Con una extensión de 11 hectáreas, es el parque más conocido de la ciudad y un lugar muy agradable para pasear.

Allí encontrarás estatuas, parques infantiles, adornos florales, estanques y fuentes… pero la atracción estrella del parque son los pavos reales. ¡Hay muchísimos! La primera pareja de estos animales llegó en 1930 en forma de regalo a la ciudad y desde entonces su población no ha dejado de crecer. Hoy no se entiende el Campo Grande sin la nota de color de los pavos reales.

Campo Grande, Valladolid
El Campo Grande es el corazón verde de la ciudad

Ir a la playa

Sí, sí. Además de tener buena gastronomía, historia y ese punto exótico que le dan los pavos reales, en Valladolid se puede ir a la playa. Aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid y que el mar queda algo lejos, a alguien se le ocurrió a principios de los años 50 que se podría hacer una playa en el centro de la ciudad.

Y sí, si todavía lo estás dudando, es una playa de verdad, con arena, duchas y hasta chiringuito. Eso sí, para disfrutarla mejor que vengas en julio o agosto, ya que el resto del año igual hace un poquito de frío.

Playa de las Moreras, que hacer en Valladolid
La playa de Las Moreras suele estar muy concurrida en verano (no tanto ya en otoño)

Descubrir la iluminación nocturna

¿Y qué mejor plan para terminar un día en Valladolid que disfrutar de la iluminación de la ciudad? Valladolid ganó en 2011 el premio a la Ciudad Mejor iluminada del Mundo y en 2012 el Premio City.People.Light de Philips (Ciudad.Gente.Luz), y es que sus principales monumentos están muy bien iluminados. Además de destacar estos lugares emblemáticos, la iluminación está pensanda para reducir el consumo energético, así que es un win-win en toda regla.

Existe un tour que recorre estos monumentos al caer la noche y que te dejará con muy buen sabor de boca. Se llama Ríos de luz y cuesta también 6 euros por persona. Recorre muchos de los lugares que se recorren con el tour de día, pero también otros más nuevos como la Plaza del Milenio.

¿Te he convencido con estas 5 cosas que hacer en Valladolid para que te animes a visitar la ciudad? ¡Espero que sí! Si necesitas ayuda para planear tu viaje, aquí te dejo un post acerca de cómo llegar a Valladolid y te dejo el link de Booking.com para que puedas reservar tu alojamiento.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *