Escapada desde Valladolid: 5 cosas que hacer en Peñafiel

Con las facilidades para viajar que había antes de la crisis del coronavirus, con frecuencia hemos pasado por alto los lugares que tenemos más cerca de casa. Ahora estamos redescubriendo esos lugares (o por lo menos es lo que me está pasando a mi), así que hoy te cuento 5 cosas que hacer en Peñafiel, una localidad vallisoletana que siempre he tenido muy cerca, pero que nunca había visitado.

Sobre Peñafiel

Peñafiel es un pueblo de la provincia de Valladolid. Se sitúa en su parte este, a medio camino entre las ciudades de Valladolid y Aranda de Duero (Burgos). Cuenta con unos 5.000 habitantes y, aunque sea un lugar pequeño, tiene bastante historia y lugares que visitar.

Aunque siempre hubo asentamientos en esta zona, Peñafiel no comenzó a tener una cierta importancia hasta el año 1013, cuando Sancho García reconquista Peñafiel a los territorios de Al-Ándalus. Durante la Edad Media se construyeron varios conventos e iglesias, así como el castillo que vemos hoy en día, y más tarde, en el siglo XIX, comenzó a tener auge la industria y la exportación de cereal gracias a la llegada del ferrocarril.

Ya durante el siglo XX esas empresas comienzan a desaparecer o mudarse a otros lugares y se cierra la línea de tren, pero surgen nuevas actividades económicas como son los viñedos y el turismo. En 1927 once viticultores de la zona se unen y crean la cooperativa Protos, que hoy en día es la marca más conocida de los vinos de la D.O. Ribera del Duero, que se extiende por parte de las provincias de Valladolid, Burgos, Segovia y Soria. Aquello fue el germen de dicha D.O. y hoy en día hay más de 20 bodegas solo en el pueblo, muchas de ellas visitables.

Que hacer en Peñafiel, Plaza del Coso
La Plaza del Coso es uno de los rincones más emblemáticos de Peñafiel

Cómo llegar a Peñafiel

Como te decía, Peñafiel se sitúa entre Valladolid y Aranda de Duero, a unos 40 kilómetros de cada ciudad. El trayecto desde ambos lugares es muy bonito, ya que los viñedos se extienden a ambos lados de la carretera, mezclándose con los páramos y los pinares.

Se puede llegar desde ambas por la carretera N-122, ya sea en coche o en autobús. La antigua línea de tren ya no funciona, así que la única manera de llegar es por carretera. Si vienes desde lejos (otras comunidades autónomas), tienes la opción de viajar primero a Valladolid en tren o avión y desde allí ya viajar a Peñafiel por carretera. Para más información, aquí te cuento cómo llegar a Valladolid.

Si no tienes vehículo propio, puedes alquilar un coche antes de ir a Peñafiel (por ejemplo, en Valladolid) o tomar el autobús desde Valladolid o Aranda. La empresa que realiza el recorrido es La Regional y hay varias frecuencias cada día. Desde Valladolid el precio del trayecto es de 4,80€ y el viaje dura una hora aproximadamente. Desde Aranda no lo he hecho, pero como se sitúa a una distancia similar, imagino que será muy parecido tanto en precio como en tiempo.

5 cosas que hacer en Peñafiel

Ahora que ya lo ubicas en el mapa, vamos con esas 5 cosas que hacer en Peñafiel. ¡Apunta!

Subir a su castillo

Si por algo es conocido Peñafiel es por su castillo. Se sitúa en lo alto del monte, con una vista espectacular sobre los alrededores y con una forma muy peculiar, que es la que le ha dado la fama. Visto desde abajo, ¡parece un barco!

Aunque ya había en su lugar un castillo anterior, no fue hasta 1456 que se edificó con la forma en que lo vemos hoy en día. Se encargó de su construcción Pedro Girón, señor de la villa, y nunca tuvo un propósito residencial, sino que es de corte militar. Desde lo alto se domina todo el valle y todo el castillo está lleno de sistemas de defensa como matacanes o escalones irregulares para impedir su conquista.

Se puede recorrer con una visita guiada que merece mucho la pena. No es demasiado larga (sobre una hora) y a través de ella podrás conocer su historia y cómo era esta fortaleza durante sus primeros años. Además, podrás subir a la Torre del Homenaje desde donde hay unas vistas increíbles y podrás apreciar la proa y la popa de este peculiar barco.

También en el castillo se encuentra el Museo del Vino, que repasa todo el proceso de producción de esta bebida tan importante en esta zona de la D.O. Ribera del Duero. Aquí la visita es libre, con paneles informativos, vídeos explicativos y algunas reproducciones y utensilios antiguos relacionados con la producción. La visita combinada a ambos espacios (visita guiada y Museo del Vino) cuesta 6,60€ y la puedes reservar aquí.

Que hacer en Peñafiel, castillo
La popa del castillo vista desde la Torre del Homenaje

Visitar bodegas

¿Te apasiona el vino? Pues vas a disfrutar mucho. Como Peñafiel está enclavado en la D.O. Ribera del Duero hay muchas bodegas que puedes visitar para probar los vinos producidos aquí.

Yo estuve visitando Protos, que es una de las más famosas no solo de Peñafiel, sino de toda la Denominación de Origen. Como te decía antes se fundó en 1927 y fue la primera bodega de la Ribera del Duero. La bodega que se puede visitar en Peñafiel la diseñó Richard Rogers, el mismo arquitecto que ideó la T4 del aeropuerto de Madrid Barajas, por lo que tiene un cierto parecido. La visita cuesta 15 euros y, además de poder conocer todo el proceso de selección de uva, fermentado, etc., podrás catar dos de sus vinos (un blanco y un tinto).

Como te digo, hay muchas otras bodegas, unas en el pueblo y otras en los alrededores, algunas más pequeñas, otras con experiencias más exclusivas… así que tienes para elegir. Eso sí, recuerda reservar la visita con antelación con la propia bodega.

Que hacer en Peñafiel, bodegas
El lugar donde se ubican las bodegas Protos es espectacular

Comer lechazo

Los vinos de la D.O. Ribera del Duero entran muy bien en una cata, pero también acompañando al plato estrella que tienes que probar al visitar Peñafiel: el lechazo asado. Verás que en el pueblo hay muchos asadores, así que en cualquiera de ellos podrás comprobar lo rico que está. Si vas en fechas señaladas, lo mejor es reservar mesa y encargarlo con antelación para asegurarte el poder probarlo.

Pasear por sus calles

Peñafiel es un pueblo con mucha historia y en sus calles te toparás con plazas y edificios que son testigo de aquellas épocas pasadas. Uno de los lugares más emblemáticos es la Plaza del Coso, donde se realizan las celebraciones taurinas desde hace siglos (la puedes ver en la primera foto del post). Con la vista del castillo de fondo, se trata de una plaza muy particular, ya que está sin asfaltar y los edificios que hay en ella son únicos.

Por una parte, verás que tienen una puerta muy estrecha; esto es para que los días de encierro la gente se pueda meter ahí para escapar del toro. Por otra, verás sus ventanas de madera, que son en realidad palcos desde los que los propietarios de los derechos de vistas pueden ver los festejos. Estos propietarios no son necesariamente los propietarios de las casas, lo que lo hace aún más singular.

Caminando por el centro del pueblo también te encontrarás algún resto de muralla, edificios porticados y de piedra, conventos, iglesias… El edificio más antiguo que puedes ver es la Torre del Reloj, en las faldas de la montaña, que pertenecía a una iglesia. Junto a la torre podrás ver unas curiosas chimeneas que también forman parte del patrimonio singular de Peñafiel. Se trata de luceras, unas chimeneas de ventilación natural para las bodegas subterráneas, donde muchos bodegueros y gente particular almacena el vino a una temperatura fresca.

Que hacer en Peñafiel, Torre del Reloj
La Torre del Reloj es el edificio más antiguo y las luceras, los más curiosos

Visitar la capilla de los Manuel

Entre los edificios históricos que puedes encontrar por las calles de Peñafiel creo que merece la pena reseñar uno en concreto: la iglesia y convento de San Pablo. En el lugar donde se ubica esta iglesia su ubicó en la Edad Media el Alcázar de Alfonso X El Sabio, quien lo mandó construir, que pasaría más tarde a manos del infante don Juan Manuel. En lugar de conservar el alcázar, éste manda construir en su lugar el actual convento de estilo gótico-mudéjar.

Allí se mandó enterrar y así se hizo. La capilla de los Manuel se sitúa a la izquierda del altar mayor y está decorada en estilo plateresco, con el escudo de la familia y la piedra caliza labrada en diferentes formas. Si la iglesia está abierta, puedes entrar a visitarlo libremente.

¿Qué te parecen estas 5 cosas que hacer en Peñafiel? Espero que te haya resultado interesante y que te decidas a pasar un día en este destino. Tienes tanto historia como enoturismo, museos, buena gastronomía y varios sitios de interés histórico, así que, aunque sea un lugar pequeño, es muy completo. Además, puedes incluirlo fácilmente en una ruta por los castillos de Valladolid o por las bodegas de la D.O. Ribera del Duero. Sea cual sea el motivo, ¡es un buen plan!

Prepara tu viaje a Peñafiel

Transportes
Compara los precios de los vuelos a Valladolid con Skyscanner
Encuentra el mejor precio para tu coche de alquiler con AutoEurope
Llega a Valladolid en autobús con Flixbus

Alojamiento
Reserva tu alojamiento en Peñafiel a través de Booking

Actividades
Reserva tus tours y actividades en Peñafiel con Civitatis

Equipamiento viajero
Compra lo que necesites para viajar a Peñafiel en Amazon

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *