Qué hacer en Marrakech gratis y pagando

Si estás pensando en viajar a Marruecos, sin duda, una de las ciudades más populares que visitar es Marrakech. Hay quien la ama y quien la odia, es caótica y fascinante al mismo tiempo y en una escapada te dará tiempo a conocerla bien. Hoy te hablo de qué hacer en Marrakech, gratis y pagando. Ya me dirás con qué planes te quedas. 

Qué hacer en Marrakech, plaza Jemaa El Fna
Por supuesto, entre las cosas que hacer en Marrakech está la de pasarse por la plaza Jemaa El Fna

Qué hacer en Marrakech gratis

Marrakech se  ha convertido en una ciudad muy turística y nadie quiere perder la oportunidad de subirse al carro. Muchos comerciantes y restaurantes aprovechan para subir sus precios y lo mismo han hecho las instituciones, aumentando las tarifas de las entradas a los principales monumentos. Este viaje puede salirte más caro de lo que pensabas en un principio, pero pese a las malas noticias, hay cosas que hacer en Marrakech que aún pueden salirte gratis. ¡Toma nota!

Recorrer la Medina

¿Qué hay más típico al viajar a Marruecos que perderse por las Medinas? La de Marrakech es una de las más grandes del país y es uno de los principales atractivos turísticos de la ciudad. Dentro de las murallas de la ciudad se esconden cientos de callejones, algunos no llevan a ninguna parte, otros a riads que pasan desapercibidos, otros a rincones que te sorpenderán. 

Perderse por este laberinto es aún gratis, así que no dejes de pasear entre los zocos y animarte a regatear en alguna de las tiendas que puedes encontrar allí. Desde sombreros a alfombras, pasando por jabones, especias, artículos de cuero, carnicerías, tiendas de ropa… en la Medina encontrarás de todo y, si no tienes mucho presupuesto, nadie te obliga a comprar ;). 

Vivir el ambiente de Jemaa El Fna

También es posible disfrutar de manera gratuita de otro de los lugares más conocidos de Marrakech: la plaza Jemaa El Fna. Se trata de la mayor plaza de la ciudad y es un gran mercado al aire libre muy concurrida especialmente de noche. Aunque parezca curioso, debido al calor que hace en esta zona del país durante el día, los habitantes realmente hacen vida cuando cae el sol, de ahí que en las últimas horas de la jornada es cuando más gente se ve por cualquier parte. 

Esta plaza es como una continuación de la Medina en lo que a zoco se refiere, y es que hay de todo. Desde restaurantes que se montan cada día a puestos de fruta y zumos, tatuadoras de henna, vendedores ambulantes de todo tipo… ¡Te animo a visitarla de día y de noche para que veas qué diferencia!

Ver la mezquita Koutoubia

Justo al lado de Jemaa El Fna está la torre más alta de la ciudad: la de la mezquita Koutobia. Es la más importante de Marrakech y tiene cierto parecido a la Giralda. Está rodeada por jardines y puedes acercarte a admirarla por fuera, pero siento decirte que no podrás visitarla por dentro. 

De hecho, ninguna mezquita de Marruecos (salvo la de Casablanca) se puede visitar si no eres musulmán, una ley que se remonta a la época del protectorado francés cuando querían evitar enfrentamientos. Lo que sí podrás ver si vas a Marrakech durante el Ramadán es la oración de cada noche, en la que decenas de hombres se dan cita en la mezquita y alrededores (no caben todos dentro) para rezar.

Buscar la sombra en el Cyber Park

También cerca de aquí hay un lugar que seguro agradecerás durante el día. Es el Cyber Park, un parque cuidado por la principal operadora de telefonía marroquí al que es gratuito acceder. Es algo así como un pequeño oasis en el centro de la ciudad. 

Viajar a Marruecos, vestimenta
El Cyber Park es uno de los parques públicos donde buscar una sombra

Conocer Gueliz, el barrio francés

Si continúas pasado el parque en dirección contraria a la Medina llegarás a Gueliz, el barrio francés. Se llama así porque se construyó durante la época del protectorado y no tiene nada que ver con la Medina. Sus avenidas son amplias, los edificios mucho más nuevos, y está lleno de cafeterías y restaurantes modernos (y curiosamente más baratos que los de la Medina). 

Ver el atardecer en los Jardines de la Menara

Seguro que has visto más de una foto en un estanque y con un edificio de fondo al caer el sol, ¿verdad? Son los Jardines de la Menara y un bonito lugar donde tomar una instantánea de los últimos rayos de sol del día. 

La parte buena es que la entrada es gratuita, así que podrás tener tu foto… con una condición: que visites Marrakech en invierno. El parque cierra a las 5 de la tarde, así que en otras épocas del año será de día a esa hora aún. Otro inconveniente es que está lejos del centro, pegado al aeropuerto.

Qué hacer en Marrakech pagando

Lo bueno pronto se acaba y para la mayoría de lugares turísticos de Marrakech hay que pagar (y como decía antes, han subido los precios). Aquí te cuento cuáles son los principales lugares y lo que cuestan. La decisión de visitarlos o no, es tuya. 

Hacer un free-tour

Sí, ya sé que normalmente entendemos los free-tour como algo gratis, pero en realidad hay que dejar una propina en función de lo que te haya parecido el tour. Por tanto, vamos a olvidarnos de que son gratis. Eso sí, aunque haya que pagar algo al final, siempre sale mejor de precio que los tours organizados en los que pagas de antemano. Además, están muy bien para llevarte una idea de la ciudad. 

A la hora de visitar Marrakech, mi consejo es que hagas un free-tour el primer día que estés allí. Es una ciudad muy diferente, caótica, llena de callejuelas y que puede llegar a abrumar, así que con el free-tour visitarás una parte de la misma y te servirá para situarte y poder preguntar al guía por recomendaciones. 

Yo lo hice y me gustó bastante aunque le sobra el final. Comenzamos en la plaza Jemaa El Fna, seguimos por la Koutoubia (por fuera, claro), llegamos hasta la Kasbah, entramos al Palacio Bahía y, por último, nos llevaron a una tienda de cosmética natural donde nos explicaron lo que hacían para intentar vendérnoslo. Salvo esto último, el resto estuvo interesante y pude enterarme de mucha historia y datos sobre Marrakech y Marruecos que de otro modo no hubiera conocido. Si te decides a hacerlo, se suele dejar en torno a 50 dirhams por persona (unos 5€). 

Tomar un café en las terrazas de Jemaa El Fna

Si antes de comentaba que tienes que vivir el ambiente de Jemaa El Fna de día y de noche (porque es gratis) también puedes darte un pequeño capricho y subir hasta alguna de las terrazas con vistas a ella. Hay restaurantes de todo tipo y todos ellos ofrecen vistas a este centro neurálgico de Marrakech. Por la noche se está mejor porque no hace tanto calor, pero si decides ir por el día, busca una terraza que tenga vaporizadores de agua. Lo agradecerás. 

Visitar las principales atracciones de la Kasbah

Hay 3 lugares que están en todas las guías de Marrakech: los palacios Bahía y El Badi y las Tumbas Saadíes. Todos ellos son Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO por su importancia histórica y se encuentran en la Kasbah, la zona donde residían los gobernantes y gente importante dentro de la Medina.

El Palacio Bahía fue construido en el siglo XIX como residencia del visir del sultán. En su interior no hay muebles, porque fue saqueado, pero conserva perfectamente las decoraciones de las paredes y puertas, así como los artesonados del techo, que son una maravilla. Si haces el free-tour podrás entrar como parte del recorrido con las explicaciones del guía (aunque la entrada la pagarás aparte del tour), así que es muy probable que acabes entrando. Cuesta 70 dirhams (no llega a 7 euros) y, pese a estar vacío, es bonito de ver. 

No muy lejos está el Palacio El Badi o, mejor dicho, lo que queda de él. Data de mucho antes que el Palacio Bahía, concretamente del siglo XVI, y de él se dice que era una auténtica joya arquitectónica. Tenía nada más y nada menos que 360 habitaciones, situadas en patios con sus fuentes y naranjos. Cuando el sultán Moulay Ismail trasladó la capital a Meknes, ordenó llevarse todas las riquezas al nuevo palacio y destruir éste, de ahí que ya no queden más que un atisbo de lo que fue. La entrada también cuesta 70 dirhams y dado que solo quedan las ruinas, decidí no entrar.

Por último, las Tumbas Saadíes también son muy famosas por su decoración. En este caso no es un palacio, sino un mausoleo, donde están enterrados el sultán saadí Ahmad Al-Mansur y su familia. También cuesta 70 dirhams y por lo que me contaron en realidad no se accede, sino que las salas se ven desde fuera (y por ello tampoco las visité).

Qué hacer en Marrakech, Palacio Bahía
En cualquier lugar de Marrakech encontrarás mucho colorido, y el Palacio Bahía no es una excepción

Descansar en sus jardines

En Marrakech hace mucho calor, así que, ¿qué mejor plan que sofocarlo buscando sombra? La ciudad está llena de jardines, aunque no todos son gratis como el Cyber Park o los de la Menara. De hecho, dos de los más conocidos son de pago. 

El más famoso puede que sea el Jardín Majorelle, que fue residencia del pintor que le da nombre y, posteriormente, de Yves Saint Laurent. En realidad es un jardín pequeño que, aunque tiene una buena colección de cactus, está algo masificado por ser tan turístico. La entrada cuesta también 70 dirhams. 

Dentro de la Medina, algo escondido, está el Jardin Secret, que además de ser jardín posee una bonita decoración marroquí. La entrada cuesta 50 dirhams y otros 30 subir a la torre.  

Relajarte en un hammam

Si no te interesante tanto la historia, sino que quieres realizar un viaje más sensorial, desde luego debes darte el capricho de ir a un hammam. Los baños árabes son muy típicos aquí y es un lugar en el que cuidar tu cuerpo con una buena limpieza y un posterior masaje. 

Hay muchos baños por toda la ciudad y todos cuentan con sus paquetes, pero en general podrás disfrutar del hammam propiamente dicho, de un masaje o de la combinación de ambos. Primero entrarás en una sala con vapor donde te enjabonarán y te frotarán con un guante exfoliante para eliminar toda la piel muerta. Después, en otra sala, te ofrecerán un té para hacer una transición de la exfoliación al masaje, y finalmente podrás elegir recibir un masaje relajante, marroquí, tonificante… Como digo, varía algo en función del lugar, pero los packs son parecidos. Totalmente recomendable. 

Como ves, hay mucho que hacer en Marrakech, ya sea de forma gratuita o pagando una entrada. Desde luego, si te aburres es porque quieres, ya que hay mil rincones por descubrir en esta laberíntica ciudad. 

Si necesitas más información para visitar este destino, aquí te dejo un post con datos sobre cómo llegar a Marrakech. 

 

Prepárate para visitar Marrakech

Transportes
Compara los precios de los vuelos a Marrakech con Skyscanner

Alojamiento
Reserva tu alojamiento en Marrakech a través de Booking o de Agoda

Actividades
Reserva tus tours y excursiones en Marrakech con Civitatis

Seguro de viajes
Contrata tu seguro de viajes a Marruecos con Mondo y llévate un 5% de descuento

Tarjetas sin comisiones
Paga y saca dinero sin comisiones con la tarjeta de BNext (y llévate 10€)

Equipamiento viajero
Compra lo que necesites para viajar a Marruecos en Amazon

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Viajas sola?

Te presentamos La comunidad de #QuieroViajarSola, donde compartir dudas y experiencias de viaje y contactar con otras viajeras de todo el mundo.

¡Únete!