Qué hacer en Logroño en un fin de semana con amigos

Casi siempre suelo viajar sola, pero mi última escapada ha sido con amigos a la capital de La Rioja. Evidentemente el vino no puede faltar, pero ¿qué hacer en Logroño además de conocer su cultura vitivinícola? ¡Te lo cuento en este post! 

Qué hacer en Logroño, bodegas
¿Qué hacer en Logroño? Visitar bodegas, sí, pero también otras cosas que te cuento en este post. En la foto, en las Bodegas Franco-Españolas

Qué hacer en Logroño

Logroño es una ciudad perfecta para pasar un fin de semana con amigos. Hay mucho ambiente de tapeo y pinchos, bodegas que visitar y pueblos muy bonitos en los alrededores para conocer algo un poco más allá de los límites de la ciudad. A continuación te doy unas pinceladas de lo que podéis hacer por vuestra cuenta, pero también existe la opción de hacer un tour guiado o un free tour por la ciudad y enteraros así bien de la historia de la ciudad y los monumentos.

Pasear por las calles del centro

La parte más bonita de Logroño es el centro de la ciudad. No dudéis en perderos por las callejuelas algo laberínticas del casco histórico, ya que por allí hay muchos rincones interesantes que descubrir. Portales es la calle principal, vertebrando el centro de Logroño. En ella, además de poder ver casas antiguas muy bonitas con sus balcones de madera típicos, encontraréis muchos de los principales monumentos de la ciudad. 

Uno de ellos son las Murallas del Revellín, los restos de la muralla de la ciudad que conservan también una de las puertas. Junto a ellas, la Antigua Fábrica de Tabacos, que estuvo en funcionamiento desde 1890 hasta 1978, cuando por falta de espacio se trasladó a un polígono, y que hoy acoge al Parlamento de La Rioja.

También destaca la Concatedral de Santa María la Redonda, que toma su nombre de una iglesia románica anterior de planta octogonal. Por la relevancia que iba adquiriendo Logroño como ciudad, se decidió levantar un templo más grande y en 1516 comenzó a ampliarse, dando lugar a la Catedral que vemos hoy en día. A modo de curiosidad, se le llama Concatedral porque comparte rango con las Catedrales de Calahorra y Santo Domingo de la Calzada.

Qué hacer en Logroño, amigos
Logroño es ideal para ir con amigos. En la foto, en la plaza del Juego de la Oca, en las callejuelas del centro

Cruzar el Ebro por el Puente de Hierro

Desde la misma calle Portales podéis tomar la calle Sagasta y dirigiros hacia el Puente de Hierro. Antiguamente había un puente de piedra sobre el río Ebro que fue destruido en una riada. De manera provisional se pusieron unas barcazas que permitiesen a la gente cruzar el río, pero un día una de esas barcazas cedió cuando unos militares realizaban unas maniobras y 90 personas murieron.

Aquel accidente aceleró los planes de construcción de un nuevo puente y dieron como resultado el que hoy es el puente más antiguo de Logroño. Es un emblema de la ciudad, ya que cuando se inauguró en 1882 era una obra de ingeniería civil muy avanzada

Visitar las Bodegas Franco-Españolas

Una de las cosas que hacer en Logroño sí o sí es una visita a una bodega. Existen decenas de bodegas repartidas por toda La Rioja, pero también hay algunas en plena ciudad, como las Bodegas Franco-Españolas. Se sitúan al otro lado del río Ebro y son toda una institución en Logroño, ya que llevan haciendo vino desde hace más de 125 años. 

El nombre viene de los empresarios de Burdeos que vinieron a La Rioja buscando un terreno propicio para producir vino después de que sus viñedos quedaran arrasados por la filoxera. La visita no es una visita común a una bodega, sino que es una mezcla de visita cultural con la cata.

Más que explicar el proceso de obtención del vino, podréis conocer la historia de la empresa y el alcance del sector vitivinícola en Logroño y La Rioja. Al finalizar la visita se hace una cata de dos vinos, Talla de Diamante (blanco) y Bordón (tinto). ¡La visita es muy amena y los vinos están muy ricos! Además, como están en la ciudad se puede ir andando sin tener que coger el coche. Podéis reservar la visita aquí.

Pasároslo como niños en la Casa de las Ciencias

Al lado de las Bodegas Franco-Españolas se encuentra uno de los edificios más bonitos de Logroño: la Casa de las Ciencias. Antiguamente fue el matadero municipal y, tras una reforma, ahora es un espacio abierto a todo el mundo con salas de exposiciones. En el jardín hay una zona dedicada a la experimentación para conocer cosas curiosas del sonido o la velocidad y, aunque parezca que está orientado a los niños, sin duda habrá varias cosas que os sorprenderán. 

Cruzar el Ebro por el Puente de Piedra

Para volver al centro de Logroño, lo mejor es hacerlo por otro de los puentes insignia de la ciudad. Se inauguró en 1884 para conectarla con el otro lado del río Ebro junto con el Puente de Hierro y por él discurre el Camino de Santiago, que de esta manera hace su entrada en Logroño. ¡Ya podréis decir que habéis recorrido un tramo del Camino!

Qué hacer en Logroño, Puente de Piedra
El Puente de Piedra da la bienvenida a los peregrinos del Camino de Santiago

Tomar unos pinchos 

Para tomar un aperitivo antes de comer o para terminar el día de visita por Logroño, nada mejor que ir a sus calles de tapeo. La calle más conocida es la Laurel, donde hay 72 bares en los que probar los vinos de la zona y las especialidades gastronómicas de cada uno. ¡A eso de las 9-10 de la noche está hasta arriba! 

Además de ir a la calle Laurel, os recomiendo también ir a la calle San Juan. No está muy lejos de la Laurel, pero está algo escondida y suele haber menos gente. Hay menos bares, pero hay muy buena calidad. 

Qué hacer en Logroño, calle San Juan
Tastavin es uno de los mejores bares de tapeo de Logroño y está en calle San Juan

Hacer una excursión a Laguardia

Para completar un fin de semana en Logroño, otra de las cosas que podéis hacer es alguna excursión a los pueblos cercanos. Cenicero, Elciego, Briones o Laguardia son algunos de ellos y son muy famosos por ser muy bonitos y por sus bodegas. Si vais con coche podéis hacer una ruta por ellos (ojo con el coche -si bebes no conduzcas), y si no podéis tomar el autobús o el tren para acercaros a alguno de ellos. 

En nuestro caso visitamos Laguardia, que es uno de los más cercanos. Se puede ir con un autobús de Álava Bus (el pueblo pertenece a Álava) y puedes mirar los horarios en la aplicación. Eso sí, os recomiendo ir con algo de tiempo a la estación de autobuses para comprar el billete y no quedaros sin plaza, porque son autobuses pequeños.

Laguardia es uno de los pueblos más bonitos de España y no es de extrañar. Se sitúa en una colina y aún conserva sus murallas con las puertas de entrada a la ciudad. Los edificios son de piedra y parece como si el pueblo se hubiese quedado anclado en el tiempo. En la fachada del ayuntamiento hay un reloj que marca las horas con el cachimorro y dos danzarines, simbolizando las fiestas del pueblo. Si queréis verlo, no sale a todas las horas, sino solo a las 12:00, las 14:00, las 17:00 y las 20:00. 

Laguardia, reloj
Los muñecos del reloj de Laguardia en funcionamiento

Cómo llegar a Logroño

En general, se puede llegar a Logroño en avión, tren, autobús o coche, aunque todo depende de la ciudad de salida. Desde Madrid y comunidades autónomas cercanas es más fácil llegar que desde lugares más lejanos. 

Logroño tiene aeropuerto, pero en este momento la capital riojana solo está conectada con Madrid con vuelo directo. Si vivís en Madrid y elegís esta opción, el aeropuerto está muy cerca de la ciudad, aunque no hay un servicio de transporte público que los conecte. Así pues, tendríais que tomar un taxi. Lo mejor es consultar precios y ver si ésta es la mejor opción.

Si dependéis de transporte público, hay opciones para llegar tanto en tren como en autobús. La alta velocidad no llega por ahora a Logroño, pero sí está conectada por trenes de media distancia con muchas ciudades del centro y la mitad norte, como Zaragoza, Barcelona, Bilbao, Burgos, Valladolid o Madrid. A veces los precios del tren son algo elevados, por lo que el autobús puede ser una buena opción para presupuestos más ajustados. Eso sí, viajar en autobús suele ser más lento.

Por último, la única opción que queda en muchos casos es la del coche. Logroño está bien conectada por autovía (A12) y autopista (AP68) con las comunidades cercanas. El coche os dará también libertad para moveros por los pueblos de los alrededores y hacer una ruta de viñedos. Por eso, si no os lo traéis de casa, también puede ser una buena opción alquilarlo en Logroño

Dónde dormir en Logroño

Por último, para organizar un fin de semana con amigos en Logroño lo mejor es buscar un alojamiento céntrico, que os permita estar cerca de los lugares más interesantes de la ciudad sin necesidad de tener que desplazaros en ningún transporte. Nosotros nos alojamos en el NH Logroño Herencia Rioja, un hotel muy bueno de 4 estrellas a un paso de la calle Portales. Además, cuenta con parking en caso de ir en coche. 

Como ves, hay bastantes cosas que hacer en Logroño para pasar un fin de semana. Si estás buscando un destino para pasarlo bien con amigos que mezcle cultura y gastronomía, ¡es una gran opción!

Prepara tu viaje a Logroño

Transportes
Compara los precios de los vuelos a Logroño con Skyscanner
Encuentra el mejor precio para tu coche de alquiler con AutoEurope

Alojamiento
Reserva tu alojamiento en Logroño a través de Booking

Actividades
Reserva tus tours y actividades en Logroño con Civitatis
Reserva tus free tours en Logroño con GuruWalk

Equipamiento viajero
Compra lo que necesites para viajar a Logroño en Amazon

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *