Preparativos para viajar a Portugal

El país vecino me encanta. La verdad es que es un gran desconocido, y eso que lo tenemos al lado, podemos visitarlo en cualquier momento y es más barato que la mayoría de países europeos. Hoy quiero que te animes a viajar a Portugal y para ello he preparado este post con los preparativos que necesitas tener en cuenta. ¡Toma nota y prepara la maleta!

Atardecer viaje a Oporto
Prepárate para viajar a Portugal y disfruta de atardeceres como éste

Prepara la documentación para viajar a Portugal

Al ser dos países de la Unión Europea y el Espacio Schengen, no existen fronteras físicas para cruzar de España a Portugal y viceversa. Se permite la libre circulación y, por tanto, puedes viajar simplemente con tu DNI español (o cualquier otro de la UE).

En caso de viajar a Portugal desde otros países externos a la UE, deberás traer tu pasaporte con vigencia de 6 meses y, en algunos casos, visado (por ejemplo, ciudadanos de Ecuador o República Dominicana). La estancia permitida para los ciudadanos de fuera de la UE suele ser de máximo 90 días.

Pide la Tarjeta Sanitaria Europea y/o contrata tu seguro de viaje

De igual modo que existe una política de libre circulación entre europeos, existe una tarjeta sanitaria gratuita a nivel de la Unión. Ésta se llama Tarjeta Sanitaria Europea y la puedes pedir aquí. Tiene una validez de dos años y te asegura una asistencia primaria de urgencia en otros países en las mismas condiciones que los ciudadanos del país que estás visitando.

La TSE es un imprescindible al viajar por Europa, aunque eso no significa que cualquier tratamiento que necesites va a ser gratis. En algunos casos puede que tengas que pagar una cantidad o un porcentaje de los gastos de la asistencia recibida. Por tanto, siempre es recomendable contar también con un seguro de viaje. Además, en caso de no ser ciudadano de la UE, es imprescindible que cuentes con un seguro de viaje que te cubra ante cancelaciones, robos, enfermedades, etc., ya que cualquier imprevisto puede arruinarte el viaje.

Para mi los seguros de viaje de Mondo son los más completos. Entre sus ventajas, una buena relación-calidad precio, coberturas hasta 500.000€, una app donde hablar con un médico 24h y gestionar incidencias con un clic y que se puede contratar desde cualquier parte del mundo. Además, por leer Viajes e ideas te llevas un 5% de descuento al contratarlo. En caso de considerar que no lo necesitas para Portugal, tenlo en mente para otros destinos 😉 .

Olvídate del roaming

Desde hace un tiempo el roaming es historia en la Unión Europea, así que podrás usar tu tarjeta de datos española (o de cualquier otro país de la Unión) en Portugal sin preocuparte por pagar una factura desorbitada. La supresión del roaming hace que puedas navegar en cualquier país de la UE como si estuvieras en el tuyo y, con algunas compañías, incluso en algunos países más.

Pide tu tarjeta sin comisiones

Entre las cosas buenas de Europa están la libre circulación de personas, la TSE y el fin del roaming, pero aún no existe una política única en cuanto a bancos. Tenemos de nuestro lado que la mayoría de países tienen el euro como moneda y, por tanto, al pagar con nuestra tarjeta de un banco español en otro estado, siempre que sea en euros, será como pagar en España, es decir, no cobrarán comisión. Esto es porque el banco no tiene que hacer una conversión de divisa, como sí ocurre con otras monedas. Por poner un ejemplo, en Portugal no te cobrarán comisión por pagar con tu tarjeta española, pero sí lo harán en Reino Unido, ya que allí la moneda es la libra.

¿Pero qué pasa con las retiradas de cajero? En este caso la historia es muy distinta, ya que los bancos son diferentes empresas en cada país, así como las redes de cajeros. Es por ello que al sacar dinero de un cajero con tu tarjeta española en cualquier otro país, sea UE o no, te van a cobrar comisión, normalmente en torno al 5% del dinero retirado.

Evidentemente esto es un fastidio, pero por suerte hay tarjetas alternativas a las de tu banco que te harán ahorrarte un dinero. Una de ellas es la Bnext, que para mi es la mejor tarjeta para viajar. Es una tarjeta monedero (la recargas con lo que crees que te vas a gastar) y puedes usarla para sacar dinero de cualquier cajero del mundo sin pagar comisiones (3 retiradas o 500€ máximo al mes). Además, para viajes internacionales también tiene la ventaja de no cobrarte comisiones al pagar en otras divisas (hasta 2.000€ al mes). Pide la tuya para viajar a Portugal (y para tus futuros viajes) y llévate además 5€ al activarla.

Prepara tu ruta

La mayoría de gente que viaja a Portugal va a Oporto y Lisboa, y es que son las dos ciudades de moda porque son ideales para visitar en puentes, fines de semana largos y porque hay vuelos baratos. Y sí, si vas a Portugal debes conocer ambas, pero también debes saber que hay vida más allá de las dos ciudades más importantes.

Te animo a visitar Coimbra, la ciudad universitaria, Aveiro y su canales, Costa Nova y Águeda con sus colores, el desconocido Alentejo, las ciudades históricas de Braga, Guimaraes y Viseu, la naturaleza de Melgaço… Sin olvidar las playas del Algarve y los archipiélagos de Madeira y las Azores. Te dejo por aquí mi post sobre lo que ver en Portugal en una ruta de norte a sur.

Evidentemente todo depende del tiempo que tengas para realizar este viaje. Si solo tienes un fin de semana o puente, puedes dedicarlo a visitar una ciudad, pero si tienes una semana puedes hacer una buena ruta de varias ciudades, o descubrir una región entera como el Alentejo. En caso de tener más días, puedes recorrer gran parte del país, ya que todo está bastante bien conectado y no es demasiado extenso.

Águeda
Una de las coloridas calles de Águeda

Reserva el transporte

Una vez hayas decidido qué visitar, toca preparar la logística. Te sugiero comenzar por el transporte para así saber a qué hora estarías llegando y cuando vuelves, así como ver si hay alguna oferta o si va a suponerte un pico.

Avión

No todas las ciudades de Portugal tienen aeropuerto (por ejemplo, Coimbra) ni todas las ciudades españolas con aeropuerto están conectadas con el país vecino por avión. Por ello, lo primero es ver si desde tu aeropuerto más cercano hay vuelos al destino que quieres visitar.

Por regla general, la mayoría de los aviones llegarán a Oporto, Lisboa y el Algarve en el territorio peninsular, y para ir a las islas probablemente tengas que acercarte a Madrid y Barcelona por ser los mayores aeropuertos.

Si tienes un vuelo barato desde tu lugar de origen, ¡enhorabuena! Si no, no te preocupes, porque existen otras alternativas.

Autobús

Por ejemplo, el autobús. Puedes llegar desde España en autobús con empresas como ALSA, Avanzabus o Flixbus, que conectan muchas ciudades españolas con Portugal, en algunos casos a muy buen precio. Una vez en Portugal, tienes muchas opciones para desplazarte por todo el país en autobús con empresas como Rede Expressos.

Coche

Si decides ir con tu propio coche, podrás circular por todo el país igual que si lo hicieras por España. Eso sí, debes tener en cuenta que la red de autopistas en Portugal es diferente, y es que hay autopistas en las que puedes pagar el peaje de forma manual o con tarjeta de crédito, como aquí, pero hay otras en las que solo podrás pagar con una tarjeta especial de telepago.

¿Eso qué significa? Que si te metes en la autopista y no dispones de esa tarjeta, no podrás pagar y te caerá una buena multa. Y no, no vale el «no lo sabía», «no soy de aquí», «hazme una excepción», etc. porque no cuela. Lo mejor es hacerte previamente con la tarjeta y consultar la información en la web de los peajes de Portugal.

Tren

Por último, en algunos casos tienes la opción de viajar en tren. Por ejemplo, cada noche sale un trenhotel desde Madrid que viaja durante toda la noche hasta Lisboa, y dos veces al día hay un tren que conecta Vigo con Oporto. Haz clic aquí para comprobar trayectos y precios.

Una vez en Portugal, puedes moverte de manera muy fácil con Comboios de Portugal. Conectan tanto las ciudades grandes con trenes de larga distancia como con los pueblos a través de servicios regionales. Es bastante económico, así que sale muy a cuenta para pequeñas excursiones de un día por tu cuenta.

Tren regional Portugal
Uno de los trenes regionales que cubre el trayecto entre Coimbra y Luso

Busca el alojamiento

Aunque Portugal sea un país en general más barato que España, te sorprenderá que los alojamientos pueden ser bastante caros. Reservar algo en Lisboa u Oporto en un puente puede ser misión imposible, así que lo mejor es planear el viaje con antelación y reservar tu alojamiento cuanto antes. 

Yo te recomiendo mirar en Booking porque hay muchísima oferta, de hoteles y de apartamentos. Además, es la web más utilizada y podrás leer muchísimos comentarios de otros viajeros para darte una idea más exacta de lo que te vas a encontrar a la llegada. En muchos casos puedes además cancelar gratis, lo cual está muy bien si hay un cambio de planes. En caso de buscar un hostel te recomiendo comparar precios también en Hostelworld, ya que muchas veces es algo más barato en esta plataforma.

Contrata las excursiones

¡Ya casi lo tienes todo preparado! Solo te falta decidir qué vas a visitar cuando llegues a tu destino en Portugal. Hay mil planes por hacer allí, desde descubrir las noches de Fado a probar la buena gastronomía, pasando por visitar monumentos increíbles o realizar actividades deportivas. Si necesitas ideas, puedes echar un vistazo a Civitatis y unirte a uno de sus tours en español.

Visitar el Palacio da Pena
Si vas a Lisboa no puedes perderte el Palacio da Pena

Prepara tu equipaje para viajar a Portugal

¿Qué ropa debes llevar a Portugal? Todo depende de la época en la que vayas y tu plan de viaje. No es lo mismo preparar la maleta para ir al Algarve en verano, donde te hará falta el bañador, la toalla, las chanclas y la ropa fresca, que ir a realizar rafting en el río Miño o senderismo en las sierras en octubre, cuando ya hace fresco y puede llover.

Debes tener en cuenta que el clima en Portugal se asemeja por lo general al del norte de España, ya que tiene mucha costa en el océano Atlántico. Esto significa bastante lluvia y temperaturas frescas. En el interior la cosa cambia, y es más un clima continental. Aún así, no está de más llevar algo de abrigo, incluso en verano, ya que por las noches refresca bastante y pueden salir días frescos y de niebla/lluvia incluso en los meses más calurosos.

También te recomiendo llevar calzado cómodo. Las ciudades suelen tener cuestas y calles empedradas y vas a patear mucho, te lo puedo asegurar. No olvides tampoco la crema solar para los días de sol (aunque la brisa sea fresca, el sol quema), el paraguas por si acaso, la cámara de fotos con espacio en la memoria, baterías externas para el móvil, los cargadores, medicinas que puedas necesitar… Y si viajas en avión, recuerda la restricción de envases de máximo 100ml de cada artículo líquido.

Si lo llevas todo bien preparado, una vez allí podrás dedicarte a disfrutar del destino. Si te preocupa el idioma, olvídate, el portuñol te bastará y ellos van a entenderte perfectamente. Prueba sus vinos, su gastronomía (bacalao, pasteis de nata, guisos de arroz…) y déjate engatusar por los azulejos, el encanto del pasado y el arte urbano que se abre paso en cada calle. Estoy segura de que Portugal te va a sorprender mucho.

Espero que este post te ayude antes de viajar a Portugal. Creo que no me dejo nada, pero si crees que hay algo que me olvidé o que no está claro, no dudes en dejarme un comentario para resolver las dudas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Encuentra lo que buscas

Toda la información por destinos

america

europa

Asia