Navidad en Berlín entre luces, mercadillos y fuegos artificiales

La capital alemana es una de las ciudades más apasionantes del mundo para vivir la Navidad y el Año Nuevo. Desde que a finales de noviembre sus calles se llenan de luz con los mercadillos navideños, la Navidad en Berlín lo inunda todo de alegría y color.

Navidad en Berlín
Las principales calles de Berlín se engalanan en Navidad

Mercadillos de Navidad

Al ser una gran ciudad, hay más de 20 mercadillos de Navidad repartidos por toda la ciudad, aunque los más famosos son los que se sitúan en zonas céntricas, como los de Gendarmenmarkt o Alexanderplatz. Suelen abrir por las tardes y enseguida se llenan de gente que va a probar alguna especialidad de los puestos de comida, a comprar figuritas navideñas o productos hechos a mano, y cómo no, a beber un glühwein, el tradicional vino especiado y caliente que se bebe en los mercadillos de Navidad alemanes.

Al contrario que en muchas otras ciudades alemanas, donde los mercadillos de Navidad echan el cierre antes de los días propios de esta fiesta, en Berlín muchos de ellos permanecen abiertos hasta la Nochevieja e incluso durante la primera semana de enero. Por ejemplo, los mercadillos de Potsdamerplatz y de la Iglesia Rota (Kaiser Wilhelm Gedächtnis Kirche) están abiertos hasta el primer domingo de enero. 

Si quieres conocer los mercados de Navidad de otras ciudades alemanas, aquí te dejo los posts con información de Düsseldorf, ColoniaDortmund.

Navidad en Berlín
El mercado de Navidad de la Iglesia Rota es de los que más tiempo está abierto

Christmas Garden Berlin

Uno de los lugares más navideños que existen en Berlín es el Jardín Botánico, que desde hace dos años en estas fechas se transforma en un jardín de Navidad. Existe un recorrido marcado de unos dos kilómetros de longitud con el que disfrutar de las luces navideñas, villancicos y espectáculos de luz y sonido, y cada cierto tiempo hay pequeñas actividades. Por ejemplo, puedes hacerte una foto bajo el muérdago, o colgar tu deseo de año nuevo en el árbol de los deseos. También hay una pequeña pista de hielo para patinar, y varios puestos con glühwein y otras bebidas a lo largo del recorrido para llevar un poco mejor el frío.

La entrada principal está en Königin-Luise-Platz y cuesta entre 15 y 19 euros por persona. Abre a partir de las 16:30, cuando anochece, y dura desde mediados de noviembre hasta el primer domingo de enero, así que hay tiempo más que suficiente para disfrutar de esta actividad si viajas en estas fechas. Puedes ver más información en su página (en inglés y alemán) y además lo hacen en otras ciudades también 🙂 .

Navidad en Berlín
El paseo por el Christmas Garden es un despliegue de luces navideñas

Nochevieja en Berlín

Si hay una capital de la fiesta en Europa, con permiso de Ibiza, esa es Berlín. Da igual la época del año en la que vayas, ya que es una de las ciudades con más opciones de ocio del mundo. Grandes discotecas, tecno, cervecerías… y siendo así siempre, ¿cómo no iban a despedir el año por todo lo alto?

Aparte de las decenas de fiestas privadas y en discotecas que hay por toda la ciudad en Silvester (así llaman a la Nochevieja en Alemania), en la Puerta de Brandeburgo tiene lugar una de las fiestas más multitudinarias del viejo continente.

Con el famoso monumento como telón de fondo y a lo largo del paseo central del parque Tiergarten, miles de personas se reúnen cada 31 de diciembre para bailar, disfrutar de los espectáculos y ver los fuegos artificiales con los que se celebra el nuevo año. Hay actividades desde las 2 de la tarde, aunque la fiesta de verdad comienza a las 7, cuando tienen lugar las actuaciones más esperadas. A las 12 se realiza la cuenta atrás que culmina con un montón de fuegos artificiales y, para comenzar el año con energía, fiesta a ritmo de DJs hasta las 3 de la mañana. ¡Para que luego digan que los alemanes no saben divertirse!

Por todo el recinto hay puestos de bebida y comida, e incluso de gorros y guantes por si tienes frío. La entrada se realiza en el cruce entre Scheidemannstrasse y Yitzhak Rabin Strasse, y conviene ir pronto (antes de las 6 de la tarde) porque después se llena muchísimo y se corre el riesgo de no poder entrar. Hay un control de seguridad y no se puede entrar con grandes mochilas, bebidas, petardos ni nada que pueda suponer un riesgo entre una multitud tan grande.

Navidad en Berlín
La fiesta de Nochevieja en el Tiergarten tiene la Puerta de Brandenburgo como telón de fondo

Si tienes la oportunidad de pasar una Navidad en Berlín, te lo recomiendo mucho. Es una experiencia diferente a otras épocas del año por las luces y el espíritu festivo, así que seguro que lo pasarás bien y acabarás contagiándote de la magia de la Navidad :).

¿Quieres saber qué otras cosas puedes ver en Berlín? ¿Y cómo llegar hasta la capital alemana? ¿Qué tener en cuenta al preparar un viaje a Alemania? ¡No te pierdas mis otros posts!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *