Lugares de otro planeta en América y Asia (recomendados por bloggers) 4


¿Sabías que la Tierra está llena de sitios que parecen lugares de otro planeta? Si en el anterior post 10 bloggers de viaje te recomendamos 10 destinos en Europa y África que bien podrían ser la Luna o Marte, hoy volvemos a la carga con otros tantos paisajes de otro planeta en América, Asia y Oriente Medio. ¡Vamos a por ellos!

Death Valley, Estados Unidos – 365 Sábados Viajando

Sin duda alguna, los desiertos siempre nos han hecho pensar en territorios de otro planeta. Uno de los que más nos impresionó fue el Death Valley en Estados Unidos. A diferencia de otros desiertos en los que hemos estado, este páramo californiano no sólo nos sorprendió por sus desolados paisajes, sino también por su ambiente de otro planeta.

El paisaje rocoso, en parte oscuro y en parte blanquecino, nos trasladaba directamente a cómo podemos imaginar que es la Luna. No es imaginación nuestra, Steven Spielberg tuvo la misma visión cuando decidió rodar alguna escena de Star Wars aquí.

En cuanto al ambiente, os podemos asegurar que no hay otro momento en nuestros viajes en el que hayamos deseado con más ímpetu un traje espacial que nos aislara del asfixiante calor. Solo recordar que es la única vez en nuestra vida que se nos puso la piel de gallina del calor que pasamos, vale como referencia de que es uno de los lugares más cálidos y secos del mundo.

Otro planeta en América - Death Valley - 365 Sábados viajando

Con lo que nos cuentan 365 Sábados Viajando y viendo este paisaje, podemos imaginarnos por qué se llama Valle de la Muerte… Foto: 365 Sábados Viajando.

Bryce Canyon, Estados Unidos – Muero por Viajar

El Parque Nacional de Bryce Canyon está situado en Utah (Estados Unidos) y no es propiamente un cañón, sino que se trata de un gran anfiteatro natural, de más de 145 km cuadrados. Se formó por la erosión y lo que más destaca son las estructuras geológicas llamadas Hoodoo (formaciones rocosas parecidas a la Capadocia en Turquía).

Es uno de los parques nacionales estadounidenses más visitados tanto por turistas como nacionales. Nosotros lo visitamos en 2012 dentro de nuestro road trip por la Costa Oeste de los Estados Unidos y, si nos quedamos alucinados, el juego de colores rojo, naranja y blanco de las rocas, la erosión del terreno y las formaciones únicas ¡te trasladan a otro planeta!

Aconsejamos los trekkings hacia las cuevas (Cueva Mossy o Navajo Loop son las más famosas) o simplemente admirar las increíbles formaciones rocosas que presenta el cañón desde uno de sus 13 miradores sobre los anfiteatros.

Otro planeta en América - Bryce canyon - Muero por viajar

¿Te imaginas por un momento estar perdido entre las rocas de este anfiteatro? Foto: Muero por viajar.

Hawaii, Estados Unidos – Al este por el oeste

De la Luna se sabe que Neil Armstrong puso su huella en 1969 en el llamado Mar de la Tranquilidad. Tal vez Aldrin y Collins le echaron en cara el hecho de que no lo limpiara antes de subir al Apolo XI. La educación no está reñida con los avances científicos.

De la Luna se ha llegado a saber que tiene oxígeno y que hay agua congelada bajo los cráteres, incluso un océano, elementos necesarios para que pudiera haber una vida aún no demostrada. De la Luna sabemos a ciencia cierta, que Pink Floyd creó su maravilloso álbum `Dark side of the Moon´. Tal vez en ese lado oscuro, misterioso y oculto de la Luna, haya alguna clase de vida verde, como en la imagen del Cañón de Waimea en la isla de Kauai, Hawaii.

A veces, cuando se viaja, gusta relacionar hechos y datos con paisajes, aunque no tenga mucho sentido; será porque al viajar se desarrolla la imaginación.

Otro planeta en América - Hawaii - Al este por el oeste

Desde luego, Hawaii es un perfecto paisaje para echar a volar la imaginación. Foto: Al este por el oeste.

Oculus, Estados Unidos – Voy a NYC

El mundo está repleto de lugares que parecen de otro planeta y, como estoy segura que muchos de mis amigos bloggers os hablarán de espacios naturales de otra dimensión, yo quiero proponer un lugar que a mí, personalmente, me parece también muy singular en plena ciudad de Nueva York.

Entrar en el World Trade Center Transportation Hub es entrar en una película de ciencia ficción. ¿No os parece que este lugar podría ser un escenario de Star Trek o de la famosísima saga de Star Wars?

Pues no hace falta cruzar galaxias enteras para visitarlo, sólo viajar a Nueva York y dar un paseo por el World Trade Center: una estructura que parece un enorme esqueleto blanco de una especie extraterreste (aunque la versión oficial es que es un ojo con sus pestañas, de ahí que haya sido bautizado con el nombre de Oculus por su creador el arquitecto Santiago Calatrava) es la puerta de entrada a un edificio tan o más espectacular por dentro como por fuera.

En su interior, aunque no lo parezca, encontraréis un centro comercial con tiendas de todo tipo, una buena oferta de restaurantes (por si os entra hambre visitando el Downtown de Manhattan) y una de los mayores estaciones de transporte de NY junto con Penn Station y la Grand Central Terminal, con 11 líneas de metro y el tren Path que conecta New Jersey con Nueva York.

Otro planeta en América - Oculus - Voy a NYC

No solo en la naturaleza más irreal nos encontramos paisajes de otro planeta. Foto: Voy a NYC.

Volcán Sol de Mañana, Bolivia – La Ratona Viajera

Uno de los lugares más “de otro mundo” que he visto ha sido el Volcán Sol de Mañana en Bolivia. Todos los sentidos se activan a más de 5.000 metros de altitud. La nariz repleta de olor a huevo podrido del azufre, la vista empañada por la nebulosa que producían los gases de este volcán activo y tu cara sintiendo el fresco de la mañana boliviana. Por otro lado, tu mente trata de razonar de dónde viene ese color azul lechoso del agua y por qué el suelo es rojizo. Toda una experiencia 100% recomendable.

Otro planeta en América - Sol de la mañana - La Ratona viajera

Sol de Mañana no es un volcán… es un lugar de otro planeta. Foto: La Ratona Viajera.

Salar de Uyuni, Bolivia – Roadmoving

Siempre que nos preguntan sobre el lugar más impresionante donde hemos estado, el más surreal, contestamos lo mismo: el Salar de Uyuni, en Bolivia. ¿Y por qué? Porque es nada más y nada menos que el mayor desierto de sal del mundo (con 11.000km2 de extensión). Un enorme manto blanco fácilmente observable desde el espacio, que incluso ha servido como referencia a la NASA para comprobar sus coordinadas de GPS, tal es su dimensión.

Y si lo miras en tierra también te quedas impactado, principalmente si viajas en época de lluvias, como fue nuestro caso. Para donde quiera que te gires, no ves nada más que un enorme espejo blanco, donde el cielo se confunde con la superficie terrestre y el horizonte no es más que un juego de reflejos e ilusiones ópticas. Y por instantes no sabes si caminas sobre la sal o sobre las nubes… El efecto visual es espectacular. Bienvenidos a Uyuni, un lugar absolutamente mágico y de belleza inimaginable en el sur de Bolivia.

Otro planeta en América - Salar de Uyuni - Roadmoving

Viajar al Salar de Uyuni en época de lluvias es tener la certeza de ver uno de los fenómenos más mágicos del mundo. Foto: Roadmoving.

Ischigualasto, Argentina – El mundo a nuestros pies

El Parque Provincial Ischigualasto (más conocido como Valle de la Luna) se encuentra en la provincia argentina de San Juan y es un parque del período triásico que tiene unas geoformas muy interesantes, como el hongo, la cancha de bochas, el submarino, la esfinge o el valle pintado.

El recorrido se hace en una caravana de autos, que organizan los guardaparques, y salen en tandas, recorriendo las distintas geoformas, y haciendo paradas en cada una de ellas para conocer un poco más, y desde luego, tomar fotos.

Otro planeta en América - Ischigualasto - El mundo a nuestros pies

En el Valle de la Luna ocurren fenómenos extraterrestres. Para muestra, la cancha de bochas. Foto: El mundo a nuestros pies.

Valle de la Luna, Chile – Viajes e ideas

De un Valle de la Luna nos vamos a otro, esta vez en el país vecino, pues uno de los lugares que más nos recuerdan a nuestro satélite es este lugar en pleno desierto de Atacama, en Chile. No solo es uno de los lugares más secos del mundo, sino que además el viento ha moldeado las rocas creando figuras que dan alas a la imaginación y paisajes que te hacen sentirte en otro planeta.

Además, es un lugar mágico para ver el atardecer. Si tienes suerte de que esté algo nublado, verás nubes extrañísimas en el cielo que van cambiando del blanco a los tonos rojizos hasta convertirse en fuego, mientras pierdes la mirada en el horizonte del desierto, que al fondo se topa con los volcanes que forman frontera con la vecina Bolivia. Sin duda, un lugar único.

Otro planeta en América -Desierto de Atacama - Viajes e ideas

Un paisaje lunar con las nubes más extrañas… Por algo es un lugar de otro planeta.

Capadocia, Turquía – Una Jubileta Inquieta

Capadocia significa “la tierra de los caballos bellos”. Esta región histórica de Turquía está situada entre tres ciudades, Nevsehir, Avanos y Urgup, formando un triángulo que cada uno de sus lados mide unos 20 km. Hace muchos miles de años la lava de los volcanes cubrió toda la región de toba (una roca porosa hecha de cenizas y pequeñas piedras perforadas) y más tarde, de lava basáltica que al enfriarse se convirtió en una piedra muy dura. Así los volcanes de Anatolia van transformando los valles y las colinas de la región en una meseta. Más tarde, la erosión causada por el viento y la lluvia fue aprovechando las grietas en el basalto para llegar a la toba más blanda y así formar este maravilloso paisaje lunar: majestuosos valles de agujas, conos retorcidos y las famosas “chimeneas de las hadas”.

Estas “chimeneas de las hadas” son unas formaciones en que el capricho de la naturaleza se expresa con un bloque de basalto en equilibrio sobre la toba. Como paraguas, protege el cuello inferior de la lluvia, pero la erosión continúa más abajo hasta que finalmente vence el peso superior y la chimenea se arruina. Pero a su alrededor cientos de nuevas chimeneas están actualmente en formación, asegurando que los Pitufos, como diría mi nieto, tengan refugio durante varios millones de años más. Después el ingenio humano esculpió casas en estas rocas, iglesias hechas en las cuevas y ciudades subterráneas al mejor estilo troglodita. Capadocia es sin duda un lugar único, mágico, extraño y sugerente, diferente a todo lo  visto hasta ahora. Hay que visitarlo. Aquí la naturaleza manda y el silencio se convierte en música.

Capadocia - Una jubileta inquieta

Las extrañas formaciones rocosas de la Capadocia no pasan desapercibidas. ¡Increíble paisaje! Foto: Una jubileta inquieta.

Wadi Rum, Jordania – Viaje con Pablo y Globotroter

Viaje con Pablo

Uno de los objetivos del ser humano es llegar a Marte. La NASA cree que esto podría ser realidad en el año 2039. Habrá que verlo. Mientras, nos tendremos que imaginar al planeta rojo por lo que vemos en películas como The Martian o acudir al lugar donde precisamente se rodó este filme, el desierto jordano de Wadi Rum.

Arena rojiza, grandes moles de roca que parecen traídas directamente de la Luna y una sensación de haber abandonado por unos momentos el globo terráqueo. El conocido como Valle de la Luna y el lugar en el que convivió con los beduinos Lawrence de Arabia es una visita imprescindible en Jordania. Nosotros acudimos dentro de un viaje a Israel en el que aprovechamos para desplazarnos a Petra y Wadi Rum.

Este desierto se puede visitar sin más o pasar una noche en él, algo altamente recomendable. Para ello los beduinos cuentan con campamentos donde es posible dormir bajo las estrellas en una pequeña tienda de campaña. Además, ellos mismos ofrecen actividades como montar en dromedario, hacer un recorrido por el desierto en 4×4 y participar en una de sus tradicionales cenas con música y bailes. Una experiencia inolvidable a mitad de camino entre Marte y la Tierra.

Wadi Rum - Viaje con Pablo

En esta foto podemos imaginarnos perfectamente a Lawrence de Arabia… y a algún marciano perdido también. Foto: Viaje con Pablo.

Globotroter

Visitar el desierto del Wadi Rum, en Jordania, es probablemente lo más cerca que puede estar el ser humano de pisar Marte. Cualquiera que despierte sin recuerdos recientes en este escenario creerá haber viajado al espacio exterior. La arena rojiza, los montes rocosos y la virginidad absoluta convencen hasta al más escéptico de hallarse en el planeta rojo. No es extraño, pues, que se haya elegido este lugar para rodar las películas Planeta Rojo (2000) y Marte (2015). Pero es un rincón bien terrenal, al que podrás llegar sin necesidad de tomar un cohete y lanzarte hasta el infinito y más allá.

Recorrer el desierto en todoterreno, hacer rutas en camello (asegúrate de hacerlo siempre con empresas responsables) o conocer los beduinos que lo habitan son una buena manera de sacar partido a este destino. Y, si visitas alguno de los campamentos que encontrarás por las llanuras, comprobarás por qué en el Wadi Rum no hay hornos. ¡Cuecen la carne bajo tierra!

Wadi Rum - Globotroter

El color del desierto Wadi Rum hace que nos transportemos directamente a Marte. Foto: Globotroter.

Desierto de Lut, Irán – Quaderns de Bitàcola

Imagínate un lugar en el mundo donde en verano se lleguen a temperaturas de hasta 70ºC. ¿Puedes llegar a hacerte a la idea? Ese lugar existe y se encuentra en Irán. El desierto de Lut es conocido por ser uno de los lugares más cálidos del planeta, un lugar inhóspito, con un paisaje lunar e irreal, uno de los más increíbles que hemos visto, digno de ser visitado. En persa su nombre es “Dash-e-Lut”, que traducido significa “desierto del vacío”.

Kermán, al sureste del país, es la puerta de entrada al desierto de Lut. Pasar de la ciudad al desierto en un solo día es como cambiar de país (o de planeta): en muy pocas horas puedes experimentar un cambio brusco de altitud y de temperatura, pasando de 2000 a los 200 metros de altitud. Por suerte, nosotros viajamos en invierno, la mejor época para visitar este lugar, sin pasar por las penurias que algunos viajeros han sufrido en época veraniega, llegando tener temperaturas que hacen recordar más a un infierno que un desierto…

Desierto de Lut - Quaderns de bitácola

Para ser uno de los lugares más inhóspitos de la Tierra, tiene unos paisajes espectáculares, ¿no crees? Foto: Quaderns de bitàcola.

Gardens by the bay, Singapur – Viajar lo cura todo

Si bien la imagen de Singapur nos traslada a cualquier película futurista, hay un lugar que se lleva la palma: los Gardens By The Bay. En ellos encontramos los Super Trees, unos jardines verticales de entre 25-50m de altura entre los cuales hay una pasarela y por la noche se iluminan con la energía que han ido acumulando durante todo el día.

Pero el escenario de ciencia ficción lo encontramos en el Cloud Forest, un jardín tropical cubierto que durante las horas de riego por “niebla” parece que nos vayamos a encontrar con el octavo pasajero.

Gardens by the bay - Viajar lo cura todo

¿Este lugar es real o estamos dentro de una película de ciencia ficción? Foto: Viajar lo cura todo.

Glaciar del Khumbu, Nepal – GTM Dreams

Ni rastro de vegetación. Miras a tu alrededor y solo ves el valle de hielo más grande que se ha presentado jamás delante de tus ojos. Éste está cubierto de arenilla oscura, dándole un aspecto sombrío con tonos grises y marrones a todo el paisaje entero. Tras las vergonzosas montañas se elevan los picos más altos del mundo. Te encuentras en plenos Himalayas en Nepal. Estas cimas están cubiertas de la nieve más blanca que hayas visto nunca. Tanto que te duele al mirarlo y la cámara es incapaz de capturar tanta belleza.

No estamos hablando de Marte ni de un paraje idílico. No. Esta belleza de la naturaleza es el glaciar del Khumbu el cual desciende desde la cima más alta del mundo: el Everest. Para llegar al campo base del Everest, tuvimos que recorrer doce jornadas las cuales nos llevaron por los difíciles caminos de este glaciar. Aún así, lo volveríamos a hacer una y otra vez. ¿Quieres vivir esta aventura? Muy fácil, prepara la mochila y ve de viaje a Nepal. Te aseguramos que tanta belleza parece sacada de otro planeta, pero es real y se encuentra en Nepal.

Glaciar del Khumbu - GTM Dreams

Llegar hasta el campo base del Everest es duro, pero paisajes como éste hacen que merezca la pena. Foto: GTM Dreams.

Como ves, hay lugares de otro planeta en América, en Asia y la región de Oriente Medio, pero también en Europa y África, tal y como te contamos en el post anterior. ¿Con cuál de todos estos lugares de otro planeta te quedas? ¡Cuéntanoslo en los comentarios o en las redes sociales!

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 ideas sobre “Lugares de otro planeta en América y Asia (recomendados por bloggers)

    • estelamgm Autor

      ¡Sí! Hay tantos sitios por descubrir… ¡difícil elegir cuál será el próximo! Sin duda, estas listas al final son una fuente de inspiración enorme. ¡Gracias por participar! 🙂

  • Elvira Galindo

    ¿La Luna? ¿Marte ? ¿La Tierra? Espacios sugerentes, originales, hermosos, exóticos, grises, blancos, ocres… de nuestro planeta. Una entrada muy rica en contenido e imágenes, didáctica a tope para todos aquellos que soñamos en viajar a esos lugares tan lejanos. Si me dijeran ahora mismo : Cogemos un avión y ¿a dónde vamos ? Me iría al Nepal, al glaciar del Khumbu.

    • estelamgm Autor

      Gracias de nuevo por aportar tu granito de arena trayéndonos la Capadocia un poco más cerca. Yo me voy contigo a Nepal y por el camino convencemos al piloto de que nos lleve al resto de sitios ;).
      ¡Saludos!