Inti Raymi, la fiesta de Cusco

Si alguna vez te has preguntado cómo sería la vida en el imperio inca, el Inti Raymi es la fiesta que no te puedes perder en Cusco. Se trata de la celebración del solsticio de invierno y en ella se representa la antigua ceremonia inca para adorar al dios Inti (el Sol). ¡Todo un espectáculo de música y color!

Inti Raymi significa “la fiesta del Sol”. Es una tradición de los pueblos andinos, de ahí que se siga celebrando en otros países también. En la época de los incas, el Inti Raymi formaba parte de un ciclo de ceremonias dedicadas al Sol, ya que en el solsticio de verano (21 de diciembre) también se celebraban los rituales. Con la llegada de los conquistadores se prohibieron este tipo de fiestas, ya que se consideraban paganas en la nueva religión. No fue hasta 1944 cuando se rescató la celebración del Inti Raymi, como un recuerdo a los antepasados y un nuevo reclamo turístico.

Y hay que reconocer que esto último lo están haciendo muy bien. Cusco está llenísimo durante toda la semana de las fiestas, que concluyen con el Inti Raymi el 24 de junio. Las entradas para el espectáculo se venden desde 100 dólares para arriba y prácticamente se agotan. Pero no te desanimes porque te tengo una buena noticia: también se puede ver gratis.

Uno de los momentos del Inti Raymi,cuando una de las regiones comienza sus cánticos y danzas
Uno de los momentos del Inti Raymi,cuando una de las regiones comienza sus cánticos y danzas

Los escenarios del Inti Raymi

El Inti Raymi se celebra en 3 escenarios: el Qorikancha (antiguo templo del Sol), la Plaza de Armas y Saqsaywaman (antigua fortaleza ceremonial). Es este último lugar el que tiene más protagonismo, ya que aquí es donde se celebra el acto central del Inti Raymi.

Los actos comienzan en el Qorikancha sobre las 8 de la mañana; después llegan a la Plaza de Armas (sobre las 10); y por último a Saqsaywaman, donde el gran espectáculo comienza sobre las 2 de la tarde. Éste dura unas dos horas, es en quechua y tiene varios momentos diferenciados. Comienza con la llegada del Inca, con todos los participantes bajando desde el cerrito del frente hacia la explanada de la celebración. El Inca es el eje central, y él es quien dirige la ceremonia del sol. Todo el guión es en quechua, aunque para cada parte del espectáculo una voz aclara en español qué es lo que va a ocurrir.

El momento de una de las ofrendas de una de las regiones del imperio inca
El momento de una de las ofrendas de una de las regiones del imperio inca

Por una parte, hay una ofrenda de cada una de las regiones del imperio: Qollasuyu, Kuntisuyu, Antisuyu y Chinchaysuyu. Decenas de bailarines aparecen representando cada una de ellas vestidos con la ropa típica y representando una danza típica de la región. Por otra, hay varios ritos en los que participa el Inca, situado en el centro de la celebración. Uno de los ritos es el de la chicha, la bebida de los incas; otro, el del Fuego Sagrado; y, quizá el más llamativo, el de la llama. En éste se “mata” a una llama para pedir al dios abundancia en las cosechas del año que comienza. Digo “mata” porque lo que se hace en la representación es dormir a la llama. Parece que ningún animal sufre ningún daño y me alegro por ello. Durante el espectáculo por un momento ¡pensé que mataban a la pobre llama de verdad!

Cómo ver el Inti Raymi gratis

Como te decía antes, hay entradas carísimas para ver el Inti Raymi. Estas entradas dan derecho a ver el espectáculo muy de cerca, desde unas gradas instaladas en Saqsaywaman para ello. Pero si no quieres gastarte 100 dólares, puedes ver el espectáculo gratis desde un cerrito situado a uno de los laterales.

Desde el cerrito lateral tendrás esta vista del espectáculo: algo alejado pero con una buena vista sobre todo lo que ocurre
Desde el cerrito lateral tendrás esta vista del espectáculo: algo alejado pero con una buena vista sobre todo lo que ocurre

Lo primero que tienes que tener en cuenta es que debes madrugar para encontrar un buen sitio. Como te digo, hay mucha gente en esta zona y se pegan por los sitios, así que lo mejor es ir pronto para escoger el lugar que te parezca más conveniente. Habrá gente que quiera venderte un sitio, pero ¡ni se te ocurra pagar por ello! Es un lugar libre para el público y vender lugares está prohibido.

Saqsaywaman está situado en un cerro a unos kilómetros de Cusco, así que te recomiendo subir en transporte público. Cualquier furgoneta que vaya hacia el Cristo Blanco te dejará cerca de las ruinas y solo te costará 1 sol (0,25 cts. de euro). Puedes subir caminando, pero te llevará un buen rato y es cuesta arriba.

Debes mentalizarte de que pasarás allí todo el día. Así que recuerda llevar agua, comida, algo para entretenerte (por ejemplo, un libro), un cojín o toalla para sentarte y algo que te proteja del sol (crema solar, gafas de sol, gorra…). En los alrededores de Saqsaywaman hay muchos baños químicos puestos para la ocasión y una gran explanada donde muchos cusqueños aprovechan para asar cuys (conejillos de indias) y venderlo para sacarse unos soles. Peeero ocurre una cosa: una vez el cerro se ha llenado de gente, es imposible moverse del sitio para salir al baño o a comer. Hay mucha gente y la mayoría se ponen agresivos cuando ven que la gente pasa por encima suyo. Y es más, si tienes un paraguas, olvídate de abrirlo para protegerte del sol porque, aunque no haya comenzado el espectáculo, los que estén más atrás te tirarán sobras de comida, piedras o lo que encuentren para que quites el paraguas porque no les dejas ver. Ocurrió dos horas antes de que comenzase el espectáculo… ¡así que ni se te ocurra levantarte cuando ya haya empezado!

Obviamente ver el Inti Raymi gratis tiene varias desventajas. Lo primero es que se ve desde lejos. Lo segundo, es que es algo más incómodo que los asientos de 100 dólares porque hay que sentarse en el suelo. Y lo tercero, hay muchísima gente. ¿Lo bueno? Tendrás una vista muy buena de todo el espectáculo y recuerda que es gratis, así que puedes dedicar esos 100 dólares a otras cosas, como alguno de los tours más interesantes y populares de la zona de Cusco. Estos son algunos de los que proponen desde Civitatis y que te puedo recomendar:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *