Guía para visitar el Maresme en un fin de semana

Hace poco pude disfrutar de una comarca cercana a Barcelona que no es demasiado conocida, ya que suele quedar eclipsada por la capital. En este post te cuento lo que necesitas saber para visitar el Maresme, una zona entre el mar y la montaña con toques mediterráneos e incluso su propia esencia en forma de perfume.

Cómo visitar el Maresme

El Maresme es una comarca de la provincia de Barcelona que se sitúa al norte de la capital. Es como una pequeña franja de territorio situada entre la montaña, con el Parque Natural del Montnegre y el Corredor predominando, y el mar Mediterráneo, con 37 kilómetros de costa en los que hay 56 playas de arena fina. El turismo se funde con las actividades más tradicionales, como la pesca y la agricultura, y muchas de sus poblaciones han visto cómo en los últimos años ha aumentado su población por su cercanía a Barcelona.

Para llegar hasta esta zona puedes tomar un autobús o conducir por la carretera C-32 (hay algún peaje). En caso de necesitar alquilar coche para visitar el Maresme desde Barcelona, por ejemplo, te recomiendo comparar precios con el buscador de Skyscanner. Tambien es posible llegar en tren, en el Rodalies de Renfe desde Barcelona, que tendrá una tarifa u otra dependiendo de la población a la que quieras acercarte. El trayecto se hace a orillas del mar, por lo que es una ruta bonita, aunque no llega a todas las poblaciones, sino solo a las costeras.

Qué ver y hacer en el Maresme

Como hay muchos pueblos y el territorio es tan diverso, visitar el Maresme es como abrirse a un mar de posibilidades. De hecho, el mar entra en juego, pero no es el único elemento, ya que podemos disfrutar de su montaña, de sus vinos, su gastronomía o su historia.

Qué ver y hacer en Mataró

Mataró es una ciudad de algo más de 100.000 habitantes y es la capital del Maresme. Históricamente ha sido un lugar destacado, siendo ya un asentamiento en la época romana. Hasta Mataró llegó la primera línea de ferrocarril de la península, que conectaba la localidad con Barcelona y, desde entonces, toda esta zona no para de crecer.

Casa Coll i Regàs, Mataró, visitar el Maresme
La Casa Coll i Regàs tiene detalles impresionantes tanto por fuera como por dentro

Casa Coll i Regás

En el siglo XIX, además de llegar el ferrocarril, a Mataró llegó el Modernismo de la mano de Josep Puig i Cadafalch. La joya arquitectónica de la ciudad lleva su rúbrica: la casa Coll i Regàs. Este empresario textil encargó al arquitecto una preciosa casa, con motivos naturales en cada rincón y que puede descubrirse con visitas guiadas o en un escape room.

Los escape room son un juego en el que un grupo de personas tiene una misión que ha de resolver en un tiempo establecido. El misterio de la Casa Coll i Regàs es una mezcla de escape room con una búsqueda del tesoro en el que se recorren varias estancias de la casa buscando pistas para resolverlo. Cuesta 100€ por grupo (8 personas máximo) y se celebran los primeros domingos de mes (hay que reserva antes en escaperoom@casacolliregas.cat).

Peix & Chips

A la hora de comer, una buena opción es acercarse hasta el restaurante Peix & Chips, muy cerca de la Casa Coll i Regàs. Como su nombre en catalán indica, aquí se viene a comer pescado, que, además, es algo imprescindible al visitar el Maresme. Las gambas o los arroces de pescado y marisco están entre sus especialidades.

Peix & Chips, Mataró, visitar el Maresme
Si buscas comer producto local del mar, el Peix & Chips es tu lugar en Mataró

Qué ver y hacer en Arenys de Mar

Arenys de Mar es un municipio situado en la parte central del Maresme. Es un pueblo agradable para pasear, en el que destacan la iglesia de Santa María, el Edificio Xifré (un hospital para pobres construido por el indiano José Xifré) o el mercado municipal. Además, Arenys de Mar cuenta con playa y las actividades estrella que hacer aquí se encuentran en el mar.

Base Náutica Arenys de Mar

Situado entre Barcelona y la Costa Brava, el puerto de Arenys de Mar es un privilegiado. Está considerado el más seguro del litoral norte de Barcelona y aquí se sitúa la Base Náutica de la localidad. Además de poder practicar deportes como el paddle surf o el kayak, cuentan con una escuela de vela y es posible aprender a navegar en catamarán con ellos. Yo lo probé y me encantó la experiencia. Salir al mar, sintiendo el viento y el vaivén de las olas te da mucha sensación de libertad y paz.

Base Náutica Arenys de Mar, visitar el Maresme
Preparando el catamarán antes de salir a navegar. Foto de Mª Pilar Cabrerizo (Viatges 2.0)

Qué ver y hacer en Caldes d’Estrac (o Caldetes)

Muy cerca de Arenys de Mar se sitúa Caldes d’Estrac (también conocido como Caldetes). Es un pueblo pequeño, pero con bastante encanto. Además de tener el mar, cuenta con un itinerario que recorre el núcleo histórico muy interesante. Comienza en el antiguo lavadero, donde acudían las mujeres del pueblo a lavar la ropa, para continuar por sus callejuelas en las que encontramos la iglesia, numerosos casas señoriales y algunas antiguas torres de defensa.

Caldes d'Estrac, visitar el Maresme
Caldes d’Estrac me sorprendió por sus rincones con encanto

Balneario de Caldes d’Estrac

El paseo por el pueblo está muy bien, aunque por lo que es realmente conocido Caldetes es por su balneario. Sus aguas emergen desde 2.800 metros de profundidad a 38,8ºC para llegar hasta su piscina termal. El recinto cuenta con jacuzzi, sauna, haloterapia, servicio de masajes o fangoterapia, así que es perfecto para relajarse y cuidarse.

Las propiedades del agua son muy buenas, aunque bajan la tensión, por lo que los tratamientos están rigurosamente controlados por el personal del balneario. En mi caso probé la haloterpia, la piscina termal, la sauna y el jacuzzi y me quedé como nueva. ¡Totalmente recomendable en una visita al Maresme!

Qué ver y hacer en Dosrius

Alejándonos de la costa se encuentra el municipio de Dosrius, en el interior de la comarca. Aquí el paisaje es mucho más accidentado que en la costa, ya que nos adentramos en el Parque Natural del Montnegre i el Corredor, y cambiamos el azul del mar por el verde de los árboles.

Rukimon

En mitad de las montañas del Parque Natural se encuentra un lugar muy particular: Rukimon. Se trata de un parque en el que cuidan de burros de todas las especies de la península. Es una forma de preservar estas distintas razas de asnos, ya que aquí cuentan con todo lo que necesitan y se les trata muy bien.

Rukimon, Dosrius, visitar el Maresme
En Rukimon me hice amiga de algunos burritos e hice senderismo con ellos

En el parque hacen diferentes actividades para enseñarnos a tratar con los burros y aprender de su compañía. Por ejemplo, podemos cepillarles, darles de comer e incluso probar nuestras habilidades paseando con ellos en una actividad de senderismo. A modo de curiosidad, si consigues entenderte con el animal para que te siga en el paseo, al final de la visita te dan un carnet de “conductor de burro” 😀 .

Qué ver y hacer en Vilassar de Dalt

Vilassar de Dalt es un pequeño pueblo situado hacia el sur del Maresme, muy cerca de Mataró. Cuenta con diversos puntos de interés patrimonial que hacen que merezca la pena acercarse a visitarlos en alguna de las rutas guiadas que hacen desde el ayuntamiento. Gracias a una de ellas pude visitar los antiguos hornos romanos, que datan de los siglos I y II d.C. y que son únicos en Cataluña por su buen estado de conservación. ¡Muy interesante!

Hornos romanos Vilassar de Dalt, visitar el Maresme
Los hornos romanos de Vilassar de Dalt son una joya histórica del Maresme

Qué ver y hacer en Alella

Siguiendo la carretera C-32 hacia el sur llegamos hasta Alella, pueblo capital de la D. O. Alella, la Denomincación de Origen vinícola más pequeña de España. Son apenas 9 productores y sus vinos están ligados no solo a la tierra, sino también al mar.

Alella Vinícola

Una de las bodegas con más historia de la D.O. es Alella Vinícola. De hecho, ¡es una bodega modernista de 1906! Además de contarte cómo hacían el vino antes y cómo lo hacen ahora, en su bodega se realizan catas de vino para probar su blanco Marfil, uno de sus rosados y uno de sus tintos. Están recuperando viñedos que estaban prácticamente abandonados y sus viñas tienen unas vistas inmejorables al mar y Barcelona, ya que se sitúan en lo alto de la montaña. Además de bodega, Alella Vinícola es un restaurante donde comer platos tradicionales de esta zona. ¡No puede faltar el pan con tomate, ajo y aceite!

Alella Vinícola, visitar el Maresme
Además de comer rico, visité las viñas y caté los vinos de Alella Vinícola

Qué ver y hacer en Montgat

Una última parada al visitar el Maresme es el mercado de Montgat, especialmente si tienes hambre. Se trata de un mercado gastronómico con bastante variedad para elegir, desde tapas tradicionales hasta pasta o sushi. Una vez al año se celebra un evento nocturno en el mercado con precios especiales y música en vivo, algo que a los locales les encanta.

Mercado de Montgat, visitar el Maresme
Una vez al año, en el mercado de Montgat se reúne casi todo el pueblo para celebrar la Nit de tapes (noche de tapas)

Dónde dormir al visitar el Maresme

Con tantas actividades para elegir, lo mejor es visitar el Maresme en una escapada de fin de semana o incluso en un puente para poder disfrutarlo con más tiempo. Por ello, lo mejor es quedarse a dormir en alguno de los alojamientos que hay en la comarca. Me alojé en dos de ellos y aquí te cuento mi experiencia.

Dynamic Hotel

En la pequeña localidad de Caldes d’Estrac, casi frente al Balneario, se encuentra el Dynamic Hotel. Se trata de un hotel de 3 estrellas para cuidarse, ya que cuenta con un gimnasio y se realizan clases de yoga. Las habitaciones son amplias y luminosas, gracias a su decoración en blanco y la terraza. Me gustó que tienen frases inspiradoras sobre la cama. Lo mejor creo que son su restaurante, donde se puede comer un menú delicioso muy elaborado y con productos de proximidad, y la terraza, con muy buenas vistas.

Dynamic Hotel, Caldes d'Estrac, visitar el Maresme
Entre la frase inspiradora, el yoga y lo bien que cené, no sabéis qué bien dormí en el Dynamic Hotel

Hotel Sorli Emocions

Este hotel de 4 estrellas se define a sí mismo como el secreto mejor guardado de la costa de Barcelona, y razón no les falta. El Sorli Emocions es un alojamiento de gran calidad, muy moderno y con una decoración muy funcional y cómoda. Entre algunos detalles que le hacen especial cabe mencionar que para entrar en la habitación se utiliza la huella dactilar o que cuenta con cafetera Nespresso en la propia habitación. Se sitúa en Vilassar de Dalt y cuenta, además de todo lo mencionado, con spa, piscina, gimnasio e incluso una tienda con productos exclusivos.

Sorli Emocions, Vilassar de Dalt, visitar el Maresme
Alojarse en el Sorli Emocions es una experiencia en sí misma

Si visitas Barcelona y tienes un par de días para dedicar a conocer una zona nueva, dale una oportunidad y acércate a visitar el Maresme. Es una comarca que tiene de todo y es muy agradable por su situación entre el mar y la montaña. Además, siempre está muy bien ir a lugares que aún no son visitados en masa para poder disfrutar de ellos con tranquilidad y en profundidad. ¡Te gustará!


Este viaje fue posible gracias a Costa Bcn Maresme y Barcelona Es Molt Mes, quienes me invitaron a visitar el Maresme para descubrir su esencia y promover el turismo en esta comarca cercana a Barcelona. 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *