Guía para recorrer la Carretera Austral de Chile

Recorrer la Carretera Austral es un sueño y un espectáculo para los sentidos. Los paisajes son arrebatadores, pero a veces uno puede encontrarse con algunas dificultades. El turismo recién está despegando en esta región y, en ocasiones, no hay todos los servicios que se necesitan.

Después de haber recorrido buena parte de la Carretera Austral, desde Chaitén hasta Villa O’Higgins, he decidido preparar este post con información útil. En mi caso, muchas veces me hubiera gustado tener más pistas. Si te decides a recorrer la ruta 7, ¡espero que te sea útil!

Distancias

La Carretera Austral tiene 1.247 kilómetros y va desde Puerto Montt hasta Villa O’Higgins. Se sitúa en la Patagonia chilena y recorre parte de las regiones X (de los Lagos) y XI (de Aysén). La población de esta zona es muy reducida. Esto se debe a la orografía del terreno, con muchas montañas, bosques muy densos y grandes lagos. Además, hasta principios del siglo XX esta zona estaba prácticamente despoblada. Por eso, las distancias entre poblaciones son bastante largas.

Distancias, Carretera Austral
Algunas distancias de la Carretera Austral

Estado de la ruta

Deberás tener en cuenta no solo el kilometraje, sino también el estado de la carretera. La mayor parte de la ruta es de ripio, así que no se puede ir a gran velocidad. Las partes de ripio en su mayoría están bastante desgastadas y hay muchas piedras sueltas, por lo que no conviene ir deprisa, ya que el vehículo patina.

Además, al ser una carretera que atraviesa montañas, tiene muchas curvas cerradas y precipicios, tramos muy estrechos y condiciones climáticas adversas. Y, por si fuera poco, también es muy común encontrarse animales en mitad de la carretera: vacas, cabras, guanacos, caballos… Hay bastantes accidentes, por lo que se recomienda ir a no más de 50 kilómetros por hora.

Entre los tramos asfaltados se encuentran unos kilómetros entre Santa Bárbara y La Junta, y desde Puerto Cisnes hasta Villa Cerro Castillo. Actualmente se está trabajando para asfaltar más tramos y mejorar los que están en peores condiciones, ampliando el ancho de la ruta o afirmando el ripio, pero queda mucho por hacer aún.

Carretera Austral
Si te encuentras un tramo asfaltado, ¡disfrútalo! No durará mucho jeje

Transporte

Autobuses

En general existe transporte público entre poblaciones durante todo el año, pero la frecuencia disminuye fuera de la temporada de verano (enero, febrero y marzo). Las compañías que prestan servicio son familiares y sus vehículos son furgonetas. Estas empresas están subsidiadas por el Gobierno. Esto significa que, en principio, el servicio es para los habitantes de estos pueblos. Así tienen la posibilidad de moverse entre un lugar y otro. Digo “en principio” porque obviamente también llevan a turistas y viajeros, pero al tener un número de plazas limitadas, los habitantes de los pueblos tienen prioridad. Esto no es un problema en temporada baja, pero podría llegar a serlo en la alta.

En la temporada baja (cuando yo fui) no hay mucha frecuencia de buses. Algunos salen todos los días, como era el caso de la ruta entre Chaitén y Futaleufú, Coyhaique y Cochrane, o Cochrane y Tortel. Otras rutas son dos veces a la semana (por ejemplo, las rutas Cochrane – Chile Chico y Cochrane – Villa O’Higgins). Y para otras, directamente deja de haber buses (por ejemplo, entre Tortel y Villa O’Higgins). Una de las razones es la falta de demanda, y otra, que el estado de la carretera desgasta muy rápido los vehículos y necesitan constante mantenimiento.

Los horarios de los buses cambian de verano al resto del año, por eso lo mejor es informarse en el pueblo directamente preguntando a la gente. Aquí no hay terminales de autobuses (salvo en Coyhaique), sino que cada empresa tiene su local en algún lugar del pueblo.

Otros métodos de transporte

Lo mejor es tener un auto. Además de tener más libertad, podrás hacer paradas allá donde quieras (¡y vas a querer hacer muchas!). Si no, también funciona bastante bien hacer dedo. La gente de esta zona sabe que no hay mucho transporte así que suelen levantar a los viajeros. Además, es una zona muy tranquila y no hay problemas de seguridad por subirse al coche de un desconocido 😉 .

Y otra opción es hacer la Carretera Austral en bicicleta. Cada vez más gente elige esta opción, aunque es bastante exigente por lo que comentaba en el apartado “estado de la ruta”. De norte a sur o de sur a norte, te encontrarás con grupos de gente pedaleando y desafiando las cuestas y el clima de la Austral. ¡Todos mis respetos a los que se deciden por esta opción!

Barcaza Carretera Austral
La barcaza que cubre el trayecto Puerto Yungay – Río Bravo, entre Tortel y VIlla O’HIggins

Una cosa a tener en cuenta viajando en coche o bici es que, en algunos tramos, se necesita cruzar el mar. Por ejemplo, en los tramos entre Fiordo Largo y Caleta Gonzalo, o Puerto Yungay y Río Bravo. Para ello hay barcazas que prestan un servicio de continuación de la ruta, pero tienen horarios, así que debes asegurarte coincidir con ellos. Y por cierto, en temporada baja también reducen su frecuencia.

Pasos fronterizos y puertos

Llegar a la Carretera Austral es relativamente fácil. Su entrada oficial por carretera está en Puerto Montt, pero también se puede acceder por diferentes pasos fronterizos: Futaleufú, Palena, Balmaceda, Chile Chico o Coyhaique. Hay varios y suele haber compañías de autobús que te cruzan la frontera en ambas direcciones (Argentina-Chile).

El final de la ruta se encuentra en Villa O’Higgins y la verdad que está algo más complicado salir por aquí. Existe un paso para cruzar a El Chaltén en Argentina, pero no se puede hacer en coche o moto. Requiere tomar una barcaza hasta Candelario Manzilla cruzando el  Lago O’Higgins y después caminar 22 kilómetros hasta el Lago del Desierto. Desde allí tomar otra barcaza y de ahí recorrer otros 40 kilómetros hasta el pueblo argentino. En verano es común hacerlo caminando o en bici, pero fuera de temporada la barcaza solo pasa una vez a la semana y a finales de abril se cierra la frontera.

Además de estas opciones, existen aeropuertos, como Coyhaique o Balmaceda, pero volar hasta/desde aquí sale bastante caro. Te dejo el link a Skyscanner por si quieres echar un ojo. También existen puertos, como Chaitén o Puerto Chacabuco, a los que acceder desde otras partes del sur de Chile (como Punta Arenas o Chiloé).

Alojamiento

Respecto al alojamiento, encontrarás de todo. Hoteles, hostales, hospedajes, hostels, campings, eco-campings, albergues, lodges, cabañas… Hay para todos los gustos y todos los bolsillos. Lo más barato son los campings, obviamente, pero si no tienes carpa o la tienes, pero no quieres pasar frío en la noche, entonces lo más económico son los albergues y hospedajes.

El precio de los alojamientos es caro en general. El camping suele salir entre 3.000 y 5.000 pesos chilenos. Mientras, un albergue estará en torno a los 6.000 o 7.000 si duermes en tu saco, y unos 9.000 si te dan la ropa de cama. Los hospedajes están entre 8.000 y 10.000 pesos chilenos sin desayuno, y rondan los 12.000 o 15.000 con desayuno. (Ten en cuenta que estos precios son de 2016, año en que visité Chile, y pueden haber cambiado).

Normalmente las casas en la Patagonia no tienen calefacción porque es muy cara. Será común que encuentres que solo tienen una o dos estufas repartidas por el alojamiento (en salas comunes). Suelen poner varias mantas en las camas, así que no se pasa frío, pero en las habitaciones y baño se nota mucho la falta de calefacción. Así que, si vas fuera de temporada, asegúrate de llevar ropa de abrigo, porque hace frío.

Mis recomendados

Yo me alojé en hospedajes (normalmente casa familiar donde rentan habitaciones) y albergues (que solían tener camping también). Estos son los sitios en los que me alojé que más me gustaron:

Chaitén: Hostel El Quijote. La noche costaba 10.000 pesos sin desayuno, tenía wifi y las habitaciones y el baño eran compartidos. No recuerdo si había cocina. Lo que me gustó es que está frente a la parada de autobuses y en el centro del pueblo.

Puerto Cisnes: Hospedaje La Panchita. Aquí tenía mi propia habitación, aunque el baño era compartido. Costaba 10.000 pesos sin desayuno, tenía wifi y me gustó porque la dueña, Loli, era muy simpática. Se podía utilizar la cocina.

Villa Cerro Castillo: Senderos Patagonia. Era camping y albergue, y el ambiente era bueno ya que todo el mundo se juntaba en la cocina y zona común. Además, la gente del camping podía utilizar las instalaciones del albergue. Tenía wifi y vistas a Cerro Castillo, y el precio en el albergue era de 7.000 pesos si duermes en tu saco o 9.000 si usas la ropa de cama.

Cochrane: No recuerdo el nombre del hospedaje, porque de hecho creo que no tenía. Es un lugar cerca de la plaza, al lado de donde paran los autobuses de Aldea y Katarina, y es hospedaje y camping. No tiene cocina ni wifi, pero la plaza está a una cuadra y ahí hay wifi gratis del Gobierno. Lo que me gustó es que la señora es muy agradable, es céntrico y de lo más barato que hay en el pueblo. Costaba 8.000 pesos (sin desayuno, pero al menos hay un hervidor de agua para preparar té o café en la mañana).

Villa O’Higgins: El Mosco. El lugar es camping, hostel y una especie de hotel también. No sé cuánto cuesta el camping, pero el hostel eran 9.000 sin desayuno, y el hotel 18.000 (no sé si con o sin desayuno). Hay wifi, cocina y Fili, la dueña, es un amor.

Y un consejo más: en booking.com y demás sitios de reservas no encontrarás nada barato, más que nada porque los hospedajes no están ahí. Así que lo mejor es ir a la aventura y preguntar en los alojamientos cuál es el precio y si están disponibles 😉 . No obstante, si quieres echar un vistazo, esto es lo que tienes a tu disposición.

Lago O'Higgins, Carretera Austral
Uno de los paisajes del final de la Carretera Austral (Lago O’Higgins)

Precios

Como ves, los precios son altos en cuanto al alojamiento. También lo son en cuanto a la comida, transporte y demás, especialmente en los pueblos más aislados. A lo largo de la ruta encontrarás pueblos más grandes, que suelen servir de abastecimiento a los pueblos más pequeños. Así, en Coyhaique o Cochrane encontrarás supermercados y precios más asequibles que en pueblos remotos como Tortel o Villa O’Higgins.

Un paquete de galletas te costará unos 500 o 600 pesos chilenos en un supermercado de Cochrane, por ejemplo, pero te costará 800 pesos en Villa O’Higgins (porque se necesitan dos días para llevar la mercancía, y eso tiene un costo). Lo mismo con una botella de agua de litro y medio; de 600 pesos puede pasar a costar 1.200.

El transporte me pareció mucho más barato en el norte que en el sur de la Carretera Austral. Por ejemplo, el trayecto Chaitén – Futaleufú eran 2.000 pesos, mientras que Cochrane – Tortel eran 7.000 pesos.

Tours y entradas

Ten en cuenta que las excursiones son muy caras también. Además, en muchas ocasiones las vas a tener que hacer sí o sí por los problemas de accesibilidad por cuenta propia. Ver las Catedrales de Mármol en Puerto Río Tranquilo te saldrá por 8.000 pesos. Ir al Parque Pumalín desde Chaitén por 10.000 pesos. Visitar la Isla de los Muertos en Tortel o algún glaciar, unos 50.000.

Catedrales de Mármol, Carretera Austral
Las Catedrales de Mármol son una de las maravillas naturales de la Carretera Austral

En algunos casos, como el Parque Pumalín en Chaitén, se puede hacer por cuenta propia, aunque no es fácil. Por ejemplo, hay un autobús que va hacia Puerto Montt y te deja ahí, pero para volver no hay transporte, así que hay que hacer dedo. Otra opción sería alquilar una bici. En otros casos, es directamente imposible, ya que se necesita navegar varias horas en barco para llegar hasta el lugar, como el Ventisquero Montt en Tortel.

La entrada a los Parques Nacionales también se cobra, y su precio varía de un lugar a otro. En general cobran más a un extranjero que a un chileno, así que si quieres pagar menos puedes intentar hacerte el chileno 😉 . La entrada normal para un nacional suele ser 2.000 pesos y para un extranjero 3.000 pesos, aunque a veces son 3.000 para los chilenos y 5.000 para los demás.

Cajeros automáticos

Y hablando de precios, hay que hablar de la plata. Como en la Carretera Austral hay pueblos muy pequeños y las distancias son muy largas, puedes encontrarte con que no tengas un cajero en los siguientes 100 kilómetros. Así que cuando estés en un lugar con cajero, antes de continuar la ruta, y sobre todo si vas a hacer excursiones, asegúrate de tener efectivo suficiente. No es común que se acepten tarjetas de crédito. Tampoco suele haber casas de cambio, aunque algunos negocios lo dan.

Los lugares donde había cajero (en mi viaje de 2016), de norte a sur (desde Chaitén para abajo), son Chaitén, Futaleufú*, Puerto Cisnes*, Coyhaique y Cochrane. Los lugares marcados con asterisco no están precisamente en la ruta 7, pero se consideran parte de la Carretera Austral porque también son muy visitados.

¿Cuándo recorrer la Carretera Austral?

Esto ya depende de cada uno. Recuerda que la temporada alta son los meses de enero, febrero y marzo, mientras que la baja es el resto del año. La Patagonia chilena es zona extrema, y hace mucho frío en invierno. Además, muchos alojamientos e incluso fronteras se cierran a finales de abril. Dicho esto, viajar en cada temporada tiene sus ventajas, en mi opinión.

Viajar en temporada alta te permitirá conocer más gente, ya que hay muchos más viajeros recorriendo la ruta. No pasarás tanto frío y habrá más transporte público.

Viajar en temporada baja es mejor en cuanto a alojamiento, ya que no están al 100% y siempre vas a encontrar lugar, y para hacer dedo, ya que no hay tanta “competencia” como en verano. Y lo mejor, es que no tendrás que pelearte con nadie para hacer las fotos que tú quieras porque, de verdad, ¡no hay nadie!

Un último consejo: no viajes sin seguro. La Carretera Austral es un territorio dominado por la naturaleza, y nunca sabes cuándo puedes tener un percance. En general, te recomiendo contratar un seguro de viajes siempre que salgas de tu país y yo confío en Mondo. Si quieres probar sus servicios, aquí te dejo un 5% de descuento. 

¡Disfruta de la Carretera Austral! 🙂 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *