Fin de semana de turismo sostenible en la comarca de Osona 2


Hace poco pude conocer la parte de la comarca de Osona más próxima al Parque Natural del Montseny. Esta zona es una gran desconocida, por lo que es un lugar perfecto para practicar un turismo sostenible. ¿Te apetece descubrirlo?

Si me lees habitualmente ya sabes que suelo viajar a lugares con mucha naturaleza para estar en contacto con ella. En esta ocasión recorrí, durante un fin de semana completo, El Brull, Seva y Viladrau, tres localidades muy ligadas a la naturaleza y la historia, y que trabajan para ofrecer al visitante un turismo sostenible de calidad, sin la masificación turística que puedan tener otros lugares de la provincia de Barcelona. Ésta ha sido mi primera vez en Osona y en el Montseny, y creo que no será la última. De momento, ¡voy a contarte qué hacer en la zona!

El Brull

Como “centro de operaciones” del fin de semana me alojé en la Casa Rural La Morera, situada en el municipio de El Brull, y la experiencia no pudo ser mejor. La casa está, literalmente, en medio de la nada, por lo que es ideal para desconectar. ¿Lo mejor? Abrir la ventana por la mañana, ver la montaña y sentir la naturaleza.

La Morera, Osona

Así es la casa rural La Morera

David y Roger, los anfitriones, fueron muy simpáticos e hicieron que me sintiera como en casa. Ellos mismos preparan el desayuno y la cena, con productos de la zona, juntando a todos los huéspedes de la casa alrededor de la mesa, para conocernos, intercambiar experiencias viajeras y anécdotas de la vida en general. ¡Todo un puntazo!

Un poquito de historia

El pueblo de El Brull es un tanto particular. En conjunto tiene unos 200 o 300 habitantes, pero muy desperdigados. Su núcleo es la Iglesia de Sant Martí, al lado de la cual se encuentran el Ayuntamiento, los restos del castillo y la oficina de información turística.

El núcleo del municipio de El Brull

Desde esta última salen las visitas guiadas al Turó del Montgrós, una fortificación íbera muy bien conservada. Para evitar daños al entorno y a la propia fortificación, las visitas se hacen en horarios cerrados. Es decir, debes ponerte en contacto con el centro previamente para reservar tu visita.

Marc, el guía, es arqueólogo e hizo que la visita fuera muy amena, contándonos muchos secretos escondidos tras las piedras de la muralla. Por ejemplo, en un momento se pensó que ésta podía ser la antigua capital de los ausetanos, pero las investigaciones han revelado que se trataba de una fortificación de defensa, entre otras cosas, por su emplazamiento al lado de un precipicio que hace de defensa natural.

Turó del Montgrós, Osona

El poblado íbero del Turó del Montgrós fue una importante fortificación de defensa

El Brull más gastronómico

En El Brull se encuentra también el Restaurant L’Estanyol, donde se come de lujo. Pude degustar varios platos cocinados con productos de proximidad y mucho cariño, y constatar que no es necesario buscar productos de la otra parte del mundo para elaborar una cocina de calidad.

Como entrantes probé una ensalada de tomate, sandía, fresas y gazpacho, y después coca de foie con manzanas. Como platos fuertes, pez limón con caviar de aceite de oliva, y entrecot de ternera. De postre, una cheesecake muy rica y, para terminar, trufas de chocolate y carquinyolis acompañados del licor típico catalán: la ratafía. Ni qué decir tiene que estaba todo ¡delicioso!

¡No me digas que este menú no tiene buena pinta!

Seva

Ese mismo día, por la tarde, fui también hasta el pueblo de Seva, donde hice un pequeño tour por sus calles. El campanario de la iglesia Santa María de Seva es lo más representativo del pueblo, así como las casas de piedra que encontramos en el casco antiguo desde hace siglos.

Seva, Osona

Uno de los rincones de Seva. ¡Te animo a fijarte en la variedad de ventanas!

María Alba hace este tour por el pueblo y es la dueña de La Bauxa, una de las tiendecitas del pueblo que apuestan por el consumo de productos de proximidad. Aquí todos los productos que encontrarás son de los alrededores del Montseny.

Para probar estos productos participé en una cata a ciegas en la misma tienda (cosa que tú también puedes hacer o regalar a modo de experiencia). Con los ojos cerrados, degustamos panes, quesos, embutido y cervezas de la comarca. Como puedes ver en el vídeo de abajo ni mis compañeras ni yo somos muy buenas adivinando, pero ¡nos divertimos y pudimos comprobar lo ricos que están los productos del Montseny!

Viladrau

El segundo día del viaje por Osona recorrí el pueblo de Viladrau. Me encantó el paisaje y me sorprendió la cantidad de historias y leyendas que habitan sus calles y sus alrededores.

Aprendiendo sobre las castañas

Comencé el día conociendo a Quim, el dueño del Centro de Recuperación de la Castanya de Viladrau. Con él nos adentramos en la montaña para pasear entre castaños y ver cómo están trabajando para recuperar estos árboles, que estaban perdiéndose de igual modo que la costumbre de recolectar castañas.

Esta explotación familiar ya ha recuperado unos 400 castaños de morir enfermos (el chancro es una bactería que ataca los castaños haciendo que se sequen) y producen unos 10.000 kilos de castañas al año. Y no solo eso, sino que además realizan de forma artesana todo tipo de productos derivados del castaño y la castaña, como queso, cerveza, miel, longaniza, madera…

En el propio establecimiento se pueden degustar y comprar estos productos. En mi caso probé queso, mermelada y cerveza de castaña y, como no podía faltar, ¡castañas!

Castañas, Viladrau

Cata de productos de castaña en el Centro de la Castanya de Viladrau

Tierra de brujas y bandoleros

La castaña es tan importante en Viladrau que incluso se le dedica una fiesta, el fin de semana anterior a la festividad de Todos los Santos. No es la única fiesta, sino que en la noche del 31 de octubre celebran, además, el Baile de las Brujas. Y es que, ¿sabías que Viladrau fue el pueblo donde más “brujas” se asesinaron en Cataluña entre 1620 y 1622? Durante la caza de brujas se ahorcó a 14 mujeres, cuando el pueblo contaba con unas 80 casas. ¿Os imagináis el impacto de aquellos en hechos en un pueblo tan pequeño? Debió ser terrible…

Conocí la historia de las Brujas de Viladrau en el Espai Montseny, el centro de visitantes de Viladrau y el Parque Natural. Además, Viladrau es un pueblo con mucha tradición artística y, en este espacio, un audiovisual narra, a través de la poesía de los artistas que se han inspirado aquí, las leyendas de las mujeres de agua y el bandolero Serrallonga.

Las mujeres de agua son seres míticos con forma de mujeres muy bellas que se aparecen a los hombres en los bosques y los seducen, mientras que Serrallonga (Joan Sala i Ferrer) fue el bandolero más famoso de la zona en el siglo XVII. Nació precisamente en Viladrau, en la masía La Sala.

Gastronomía y alrededores

Con la castaña tan presente en Viladrau, no podía faltar una degustación de cocina de proximidad y temporada. El Xalet La Coromina es un coqueto hotel en Viladrau y, en un principio, su restaurante puede parecer muy caro, pero los precios no son para nada elevados y se come de 10. En sus platos no faltó la castaña, acompañando a ensaladas, arroz o el jabalí, de igual modo que la longaniza de Vic se servía con las lentejas o el yogur de La Fageda era parte importante del postre con frutos del bosque. 

Xalet la Coromina, Viladrau

Por si aún no te había dado hambre, ¡más comida deliciosa!

Más tarde, ya para terminar la visita a la comarca de Osona y bajar la comida, llegó la hora de pasear por los alrededores del pueblo con Arnau de Viladrau Educació. Nos adentramos en el bosque, donde pudimos descubrir muchas leyendas y conocer, a través de la vista, el oído y el gusto, la variedad de árboles y plantas que conviven en el Montseny.

Encinas, robles, enebros, avellanos, alisos, castaños… la variedad crea un bosque muy frondoso, que pinta el paisaje de un verde intenso gracias a la humedad de la zona. En el Montseny llueve mucho, de ahí que haya tanta humedad y que el 80% del agua embotellada que se consume en España salga de aquí. ¡Apuesto a que no sabías este dato!

Entre los lugares más bonitos escondidos en el bosque se encuentra la Poza del molino de Abajo, que sirve de escenario perfecto para revivir una de las leyendas de las mujeres de agua:

Cuentan que en una noche de San Juan dos muchachos del pueblo vinieron hasta aquí atraidos por una canción. En la poza encontraron a dos mujeres muy bellas, dándose un baño desnudas. La ropa estaba colgada en un árbol y se dieron cuenta de que eran de muy alta calidad y con perlas, así que se las robaron. De camino a casa esas ropas se iban haciendo más y más pesadas y, al llegar al pueblo, descubrieron que se habían convertido en oro. Al año siguiente, uno de estos muchachos decidió ir él solo, para así no compartir su botín. Allí estaban las mujeres y sus ropas colgadas en el árbol. Las robó, pero esta vez pesaban mucho más que la anterior. Al llegar a casa descubrió la razón de tanto peso: las ropas se habían convertido en piedras.

Moraleja: la avaricia, rompe el saco. 

Viladrau

Escenarios como éste son perfectos para imaginarse todo tipo de leyendas

Cómo moverse por Osona

Hoy por hoy, moverse por la comarca de Osona es muy difícil si no se cuenta con transporte privado. Pese a todos los esfuerzos que se están haciendo para ofrecer al visitante un turismo sostenible de calidad, lo cierto es que aún no existe una red de transporte público o de lanzaderas para reducir la contaminación y el impacto que tienen los coches en el Parque Natural del Montseny. 

En algunos lugares, como Viladrau, se están tomando algunas medidas. Por ejemplo, en el pueblo han inaugurado la primera estación de carga para coches eléctricos, así como un espacio para autocaravanas con acceso directo a muchos senderos y a pocos pasos del centro del pueblo. Espero que poco a poco el resto de pueblos en la comarca vayan tomando ejemplo y se facilite un acceso menos contaminante al Parque Natural. ¡Tanto el medio ambiente como los visitantes lo agradeceremos!


Este viaje fue posible gracias a Barcelona És Molt MésTurisme de OsonaEscapada Rural, quienes, en el marco del I Foro de Ecoturismo, Naturaleza y Sostenibilidad (ENS Forum 2017), me invitaron a recorrer la zona junto a Sara, del blog Viajar lo cura todo. Durante este blogtrip analizamos la situación del turismo sostenible en la comarca, y las conclusiones se abordarán en el foro (18 y 19 de octubre) junto con los retos que tienen los destinos de ecoturismo en Cataluña

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 ideas sobre “Fin de semana de turismo sostenible en la comarca de Osona