3 lugares imprescindibles que ver en una escapada a Lisboa

La capital portuguesa es una de las ciudades que más me gustan. Tiene algo, un encanto especial, ese ‘no sé qué’ de las ciudades repletas de historia y rincones preciosos por descubrir y en los que perderse. Sus monumentos, su oferta cultural y de ocio, su gastronomía, sus alrededores… todo merece la pena visitarlo, saborearlo y disfrutarlo en una escapada a Lisboa.

Castelo de São Jorge

Uno de los lugares imprescindibles que visitar a la hora de hacer una escapada a Lisboa es el Castelo de São Jorge. Situado en lo alto de una colina en pleno centro histórico, ofrece unas vistas increíbles de la ciudad y del Río Tajo (Tejo, en portugués). Se trata de un castillo en ruinas, pero su importancia histórica, su situación y sus vistas privilegiadas son motivos más que suficientes para que ostente el título de Monumento Nacional desde el año 1910.

La entrada te costará 8,5 euros y podrás recorrer sus muros, subir a sus torres, pasear por los restos del antiguo Palacio Real y, cómo no, contemplar las vistas.

Castelo de Sao Jorge, escapada a Lisboa
El Castelo tiene una posición privilegiada para contemplar toda la ciudad a vista de pájaro

Una de las cosas más curiosas es su periscopio que, gracias a sus lentes y espejos, permite disfrutar de unas vistas poco convencionales de Lisboa. A través del movimiento del periscopio (360º), las imágenes se proyectan en una pantalla blanca como si de un vídeo se tratase mientras el guía explica brevemente la historia de los monumentos más importantes de la ciudad. Se encuentra en la Torre de Ulises y creo recordar que había demostraciones cada 30 minutos.

¿Cómo llegar al Castelo de São Jorge?

Existe una línea de tranvía que pasa por muchos de los barrios más emblemáticos del centro histórico de la ciudad: la línea 28. Es un tranvía muy pintoresco, de los antiguos, de esos de madera en los que te da la sensación de estar en otra época. La parada en la que detenerse es ‘Miradouro Sta Luzia’, aunque dos paradas antes (o después, según la ruta), la llamada ‘‘, es donde se encuentra la Catedral de Lisboa, así que puedes aprovechar para visitarla de paso.

Plaza del Comercio

Esta pintoresca plaza que abre el barrio de Baixa al Tajo se construyó tras el gran terremoto de 1755. Aquí se situaba el Palacio Real, que quedó destruido tras el tsunami que se desencadenó tras el desastre. Con gran parte de la ciudad asolada, el Marqués de Pombal recibió la orden de reconstruir Lisboa y quiso una ciudad con avenidas y plazas más amplias y una arquitectura más sencilla. De ahí nació el que es ahora uno de los barrios más turísticos de la capital.

Barrio de Belém

En una escapada a Lisboa no puede faltar una visita al icono de la ciudad: la Torre de Belém. Construida como fortaleza militar, ha vigilado el río Tajo y a sus barcos y navegantes desde 1520. La torre puede visitarse por dentro, y consta de 5 plantas, desde las que se tienen unas preciosas vistas del río. Yo me quedé con las ganas de visitarla, ya que cuando llegué estaban a punto de cerrar, pero he podido ver fotografías del interior y parece muy interesante. Creo que es una excusa perfectamente válida para volver, ¿no? 🙂

Pero Belém no es solo su torre, sino que allí también se encuentran el Monumento a los Descubridores y el Monasterio de los Jerónimos. Este último y la Torre de Belém forman un conjunto catalogado por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad desde 1983 y, desde luego, es uno de los lugares más bellos de Lisboa. Fundado en 1501, el Monasterio de los Jerónimos se construyó para celebrar el regreso de Vasco de Gama tras su expedición a la India. En él destacan su precioso claustro y la capilla, donde están enterrados el propio Vasco de Gama, el poeta Luis de Camões y algunos reyes de Portugal, como Manuel I, quien mandó construir tanto el monasterio como la Torre de Belém.

Barrio de Belém, escapada a Lisboa
El Claustro del Monasterio de los Jerónimos es una auténtica maravilla

Además de estos lugares destacados, Belém es un barrio muy animado por el que pasear. No sólo porque está lleno de turistas, sino porque hay museos y bonitos paseos y jardines a orillas del río y, cómo no, cafeterías en las que probar los famosos Pastéis de Belém. Estos pasteles son muy famosos, y es que se elaboran desde 1837 siguiendo una dulce receta secreta. La cafetería (y tienda) se encuentra a pocos metros del Monasterio de los Jerónimos, y lo reconocerás porque a su puerta suele haber mucha gente, por sus toldos azules, y porque en la acera se puede leer ‘Pastéis de Belém’. ¡Disfrútalos!

¿Qué necesitas para tu escapada a Lisboa?

Transporte

Puedes llegar a Lisboa en tren o en coche, pero si te pilla algo lejos, lo más lógico es que tomes un avión. Para que puedas comparar los precios de diferentes aerolíneas y agencias de viaje, te recomiendo buscar tu vuelo con Skyscanner. Para ir desde el aeropuerto hasta el centro de la ciudad lo más rápido es el metro. Hay que comprar una tarjeta recargable que te servirá para tomar el transporte público más veces y que cuesta 50 céntimos de euro. A eso habría que sumarle 1,40€ que cuesta el trayecto. Como ves, también es una opción muy económica.

Tranvía 28 escapada a Lisboa
Recuerdo tomar el tranvía de la línea 28 🙂

Para moverte por tu escapada a Lisboa no necesitarás más que esa tarjeta para moverte en metro y autobús por la ciudad. Ahora bien, si tienes varios días y estás pensando en visitar Sintra, Cascais, Estoril o cualquier otro lugar, quizá te convenga alquilar un coche o reservar un tour. Aquí te dejo algunas ideas de tours con Civitatis:

Alojamiento

A la hora de buscar alojamiento, te recomiendo comparar precios de hoteles. Lisboa se ha convertido en una ciudad muy turística y hay mucha oferta, pero los precios varían de un lugar a otro. Por otro lado, si prefieres ir más a tu aire, puedes probar Guest to Guest si aún no lo conoces. Se trata de una comunidad para intercambiar casa, aunque no tienes por qué dejar la tuya, sino alojarte en casa de otra persona a cambio de puntos. Si te das de alta en este link, te regalan 100 puntos extra que puedes utilizar para quedarte una noche más en esta escapada a Lisboa.

¡Disfruta de la ciudad!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 ideas sobre “3 lugares imprescindibles que ver en una escapada a Lisboa”