Efteling, un mundo de fantasía en los Países Bajos

Ayer estuve en el parque de atracciones Efteling, el más grande de los Países Bajos y uno de los más antiguos del mundo. Se encuentra en un pequeño pueblo llamado Kaatsheuvel, cerca de Tilburg y a unos 30 kilómetros de Eindhoven, así que si tienes planeado un viaje a esta zona, puedes tenerlo en cuenta a la hora de organizar tu agenda, especialmente si viajas con niños.

Se trata de un parque temático y está dividido en cuatro zonas: Reizenrijk, Marenrijk, Ruigrijk y Anderrijk. Pero esta división no significa que cada área tenga un tema diferente, como ocurre con los parques temáticos en España, sino que aquí, el tema, en realidad da un poco igual. La temática general del parque son los cuentos de hadas, el tema principal con el que nació en los años 50, pero al hacer diversas ampliaciones los nuevos temas parece que han sido creados teniendo en cuenta las atracciones en sí mismas.

Me explico. En una de las zonas del parque te encontrarás decoración mexicana. Se trata del área que rodea la atracción ‘Piraña’ (eso que nosotros llamamos ‘los rápidos’ en cualquier parque de atracciones), osea, la atracción y un restaurante llamado Caracol en frente. Nada más. Unos pasos más allá nos encontramos con una montaña rusa de madera con temática medieval, en frente, otra montaña rusa tematizada con la leyenda del barco ‘El Holandés Errante’, y un poco más adelante, una montaña rusa con loopings llamada ‘Pitón’ (que no sabría definir muy bien su temática, pero ni es mexicano, ni medieval, ni tiene nada que ver con un barco).

Pese a que la tematización por áreas no está muy lograda, he de decir que la tematización en algunas de las atracciones sí está muy bien hecha. Es el caso del ‘Holandés Errante‘, donde la cola discurre por pasillos llenos de barriles con poca iluminación (aunque la suficiente como para ver) hasta llegar a la zona del embarcadero, que tiene pinta de pueblo medieval. La atracción se hace en barcas de madera, y la primera parte discurre por misteriosas aguas hasta que se sale al exterior y comienza la emoción para lograr escapar al famoso barco fantasma.

Decía anteriormente que ir a Efteling es una buena idea especialmente cuando se viaja con niños, y es que la mayor parte del parque está pensada especialmente para ellos. Además de encontrar numerosos tiovivos, pequeñas atracciones y animación callejera, una de las zonas del parque está dedicada a los cuentos infantiles. Esta zona, llamada Sprookjesbos (el bosque de los cuentos), es una especie de laberinto en el que admirar recreaciones de Blancanieves y los siete enanitos, La bella durmiente, Caperucita Roja…

Toda la zona de los cuentos está inmersa en un bosque en el que, una vez has entrado, puede resultarte dificil salir. Y es que esa es otra cosa que me llamó la atención: la cantidad de jardines y vegetación que hay en el parque. A veces uno tiene la sensación de estar en un parque o jardín y no en un parque de atracciones.

Además de todo esto, como buen parque de atracciones (y no parque normal) Efteling cuenta con varios espectáculos. Uno de ellos es Aquanura, un espectáculo de agua y luces que se celebra a última hora. ¡Ojo! La última hora son las 6 de la tarde (8 de julio a septiembre), y la verdad es que, aunque no me quedé a verlo, me pregunto cómo es posible disfrutar de las luces del espectáulo cuando a las 6 de la tarde es pleno día.

El otro espectáulo se llama Raveleijn, y es la novedad de este año en Efteling. Se trata de un espectáculo que se celebra en un teatro ambientado en un pueblo medieval (el pueblo de Raveleijn) y en el que el argumento es la lucha de 5 hermanos con poderes especiales contra el malvado Olaf Grafhart y sus dragones. Parece que el show no es cualquier cosa, sino que también existe una serie de televisión sobre ello e incluso un juego online.

Entrada a Reveleijn, Efteling
Entrada a Reveleijn
Reveleijn, Efteling
Momento del espectáulo Reveleijn
Reveleijn, Efteling
Otro de los momentos del show Reveleijn

¡Idea!

Si necesitas alojamiento, puedes quedarte en el hotel del parque de atracciones, Efteling Hotel. Continuando con la tematización del mundo de las hadas, entre otras cosas cuenta con suites tematizadas con cuentos infantiles, como Caperucita Roja o La Cenicienta, y un cocinero que prepara en vivo para los niños postres… de cuento.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *