Conociendo Zaragoza

El pasado mes de junio tuve la oportunidad de viajar a Zaragoza. El motivo fue asistir a Congreso Web, un congreso en el que se habló de Social Media, Márketing, Blogs, Vídeo, SEO, eCommerce... La verdad es que estuvo muy bien, no solo para aprender algunas cosillas, sino también para saber cuáles son las tendencias en estos temas y, sobretodo, para desvirtualizar a esas personas a las que sigo, pero que nunca había podido conocer. Y ya que estaba en la capital maña, y que nunca antes había estado, aproveché para hacer un poquito de turismo :).

Basílica del Pilar, Zaragoza
Basílica del Pilar

El hotel se situaba en el centro de la ciudad, por lo que resultaba fácil llegar a sitios tan emblemáticos como la Plaza del Pilar. Allí estaba la majestuosa e inmensa Basílica del Pilar, esperando a ser visitada. Una vez dentro, no me pareció tan grande.

Lo que más me llamó la atención de su interior fueron dos bombas de la Guerra Civil que cayeron dentro de la Basílica y que no llegaron a explotar. Yo no creo en los milagros, pero me parece que esto debe ser uno de ellos. La Virgen del Pilar, en cambio, casi pasó desapercibida para mi. Allí estaba, tan pequeñita, en su altar, que si no sabes que está en ese lugar, puedes salir perfectamente del lugar sin verla.

Y ya que estoy hablando de la Pilarica, no puedo resistirme: la Virgen del Pilar dice…

Palacio de la Aljafería, Zaragoza
Palacio de la Aljafería
Techos del Palacio de la Aljafería, Zaragoza
Techos del Palacio de la Aljafería

Otro de los lugares que visité fue la Aljafería. La Aljafería es un palacio de la época árabe en el que hoy día se encuentran las Cortes de Aragón. La verdad es que me decepcionó un poco. Cuando lo ves en los folletos y cuando estás delante del edificio piensas “esto tiene que ser precioso”. Y, bueno, bonito es, pero cosas originales quedan pocas, ya que prácticamente todo está reconstruido, y es una pena. Lo que más me gustó fueron los techos, con su ornamenta y sus colores dorados.

Estando en Zaragoza, y en fin de semana, obviamente también me pasé por El Tubo. Os lo recomiendo enormemente tanto para tomar el apertivo o comer de tapeo como para tomar una copa.

¡Idea!

Al pasaros por El Tubo, no podéis dejar de visitar el Cabaret Ibérico del bar El Plata. La entrada es gratuita y si queréis pasar una noche divertida, reiros, admirar cuerpos esculturales y escuchar copla, este es vuestro sitio. ¡Ojo! ¡No apto para menores de 18 años!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 ideas sobre “Conociendo Zaragoza”