Cómo llegar a Marsella, cómo moverse y dónde dormir

Hace unos días te contaba todo lo que ver en Marsella en 3 días y, como hay tanto, me dejé en el tintero algunas cosas más que compartir. Por eso, hoy te cuento cómo llegar a Marsella, cómo moverte por allí y dónde dormir, para que tengas toda la ayuda a la hora de planificarte una escapada a esta ciudad tan sorprendente. Porque sí, después de haber escuchado de todo, ¡me sorprendió para bien!

Marsella es la segunda ciudad más grande de Francia y es, como puedes imaginar, una gran urbe. Es muy extensa (tanto que hasta tiene el Parque Nacional de Calanques en su territorio), así que no es lo mismo llegar a un sitio que a otro. Te explico las opciones que tienes a continuación.

M de Marsella, cómo llegar a Marsella
Marsella es una ciudad que se está modernizando y el cambio puede verse

Cómo llegar a Marsella en avión

Marsella se sitúa en el sur de Francia. Es una ciudad mediterránea y muchos la incluyen en un itinerario por la Costa Azul o la Provenza. Su aeropuerto es uno de los más importantes y frecuentados del sur del país, aparte de por ser la segunda ciudad más importante, precisamente por su situación en la costa. Es, por tanto, uno de los medios de transporte preferidos por los turistas para llegar a la ciudad y además el más viable si se viaja desde otros países de Europa.

Desde España hay vuelos directos desde varias ciudades, como Madrid, Barcelona o Palma de Mallorca. Para encontrar un vuelo barato a Marsella (o por lo menos comparar precios para ver cuál es el más económico) yo te recomiendo mirar en Skyscanner. Es mi buscador de referencia por la cantidad de funcionalidades que tiene, como poder ver los precios de todo el mes para saber cuándo los vuelos están mejor de precio.

Supongamos que ya te has decidido por el avión, pero hay una cosa que no te he contado aún. El aeropuerto de Marsella está en Marignane, a 25 kilómetros de la ciudad, así que hay que usar el coche o tomar el transporte público para ir hasta el centro.

Cómo llegar a Marsella desde el aeropuerto

Autobús lanzadera

Si vas a quedarte solamente en Marsella ciudad te recomiendo utilizar el transporte público. Existe un autobús que va directo desde el aeropuerto hasta la estación de tren Saint-Charles. La estación se encuentra en el centro de la ciudad y está conectada con autobuses de línea y metro, por lo que desde allí puedes seguir utilizando el transporte público para llegar a tu alojamiento.

Este autobús es el número 91, sale cada 15 minutos y el trayecto no llega a media hora. Suena bien, ¿verdad? Lo que no suena tan bien es el precio, que me parece algo caro (pero claro, Francia en general es cara). El ticket por trayecto cuesta 8,30€, que pasa a ser 9,20€ si le añades el ticket de enlace a metro o autobús de línea. Eso sí, si compras ida y vuelta te sale bastane mejor (13,40€ y 14,70€ respectivamente). Se pueden comprar en la gare routiére, que es la parada del bus.

Tren

Otra opción es tomar el tren, que es algo más barato (poco más de 5€ por trayecto). Ahora bien, para llegar hasta la estación de Vitrolles Aéroport Marseille, que es por donde pasa el TER (tren regional), hay que tomar primero un bus gratuito desde el aeropuerto. Éste se tomaría también en la parada del aeropuerto. La parte mala es que no hay tantas frecuencias como con la lanzadera y puede llevarte bastante más tiempo llegar a la ciudad. Por aquí te dejo los horarios.

Por carretera

Si prefieres dejar de lado el transporte público, tienes la opción de tomar un taxi, pero es la más cara. El taxi tiene un precio fijo como en la mayoría de grandes ciudades. De día cuesta 50€ y de noche, 60€.

Y finalmente, si vas a hacer una ruta por la Provenza o la Costa Azul, entonces quizá sí te convenga alquilar un coche para moverte con más libertad. Te dejo el link a la web de Skyscanner de nuevo, que además de comparar precios de vuelos, también lo hacen con los de los coches de alquiler. Para llegar hasta Marsella tienes que tomar la A7 (la llaman autopista del Sol) y se tarda una media hora en llegar. Eso sí, asegúrate de que tu alojamiento tenga garage o te será complicado aparcar en el centro de Marsella (o caro si tienes que tirar de parkings).

Ya que te hablo de llegar del aeropuerto a la ciudad por carretera, aprovecho para decirte que si decides ir desde cualquier parte con tu coche, a la hora de buscar el mejor itinerario yo tiro de Google Maps. En este caso buscaría Marsella, le daría a “cómo llegar” y pones tu ubicación. Enseguida te busca la ruta más rápida e incluso te indica si hay peajes o fronteras. Funciona también para transporte público e incluso para ir caminando.

Cómo llegar a Marsella en tren de Renfe-SNCF

El avión puede ser una buena forma de llegar a Marsella si viajas desde lejos, pero yo personalmente prefiero el tren. A priori seguro que piensas que se tarda mucho más que con un vuelo, pero no es del todo cierto. Por ejemplo, desde Barcelona el trayecto dura 4 horas y media. Un vuelo Barcelona-Marsella dura una hora, pero si tenemos en cuenta lo que tardamos en llegar al aeropuerto desde el centro (ponle media hora larga) + estar una hora y media aproximadamente antes del vuelo + la hora del vuelo + lo que tardas en bajar del avión, recoger la maleta si procede y salir del aeropuerto + la media hora de trayecto hasta Marsella, te plantas también en 4 horas.

El viaje se hace en los trenes de alta velocidad de Renfe-SNCF, que son los que te permiten llegar hasta Marsella desde varias ciudades: Madrid (8 horas), Zaragoza (6 horas y media), Tarragona (5 horas y media), Barcelona (4 horas y media), Girona (4 horas) y Figueras (3 horas y media).

Trenes Renfe-SNCF, cómo llegar a Marsella
Los viajes pueden ser en trenes TGV de SNCF o AVE de Renfe

Lo mejor, para mí, es que con el tren sales desde el centro de tu ciudad y llegas al centro de tu ciudad de destino en la mayoría de ocasiones, ya que las estaciones están muy bien ubicadas. Además, puedes aprovechar los trayectos para leer, trabajar o ver una película y, cuando te cansas, caminar por el tren o ir a la cafetería a tomarte algo. Para mí el tren da más libertad y me permite aprovechar mejor el tiempo de viaje. Además, ¡los trenes de alta velocidad son el medio de transporte que menos contamina!

Cómo moverse por Marsella

Una vez estás en Marsella, como te decía antes, hay muchas posibilidades para moverse de un lado a otro. El centro puede recorrerse a pie perfectamente, pero para llegar a lugares como el Parque Nacional de Calanques, las playas de Prado o cualquier otro sitio más alejado hay que desplazarse con algún método de transporte.

Existen dos líneas de metro, varios tranvías, autobuses de línea e incluso pequeños ferries para pasajeros. Aquí te puedes descargar el plano con todos los transportes. Los tickets pueden comprarse en cualquiera de las estaciones de metro o tranvía, donde el billete sencillo tiene un coste de 1,70€, o en los propios autobuses, donde cuesta 2€. En el metro se venden además billetes de dos viajes (3,40€), de 10 viajes (14€), un ticket válido para un viaje para 4 personas (4.9€) y un pase de 24 o 72 horas para usar en toda la red de transportes (5,2€ y 10,8€ respectivamente).

Château d'If, que ver en Mallorca
Al Château d’If solo es posible acceder en barco y está incluido en la City Pass

Además, en Marsella hay una City Pass, que te incluye todos los viajes en todos los transportes urbanos de manera ilimitada por el tiempo que dure la tarjeta: 24, 48 o 72 horas. Aparte de los transportes, está incluido el acceso a 14 museos, el barco y la entrada al Château d’If, el tren turístico o el bus panorámico, y un montón de descuentos en actividades, espectáculos y tiendas. El precio va desde los 26€ por persona y la puedes comprar online.

Por último, el autobús turístico puede ser una buena idea si solo dispones de un día en la ciudad, ya que te cuenta la historia de los lugares más destacados del centro de la ciudad, la fachada sur y Notre Dame de la Garde. Puedes reservarlo aquí desde 19€.

Dónde dormir en Marsella

Para completar la guía útil de Marsella, creo que es interesante que te dé mi visión sobre cuáles son los barrios en los que yo me quedaría. Seguro que tú también has escuchado muchas cosas negativas de Marsella estos años de atrás: que si es sucia, que si es peligrosa, etc. A mí no me lo pareció.

Creo que últimamente Marsella está haciendo un gran esfuerzo por limpiar su imagen rehabilitando viejos edificios, construyendo otros con una arquitectura muy moderna o haciendo muchas actividades culturales por toda la ciudad. Bajo mi punto de vista esto les está dando resultados y me pareció una ciudad tranquila, aunque es cierto que los barrios del centro histórico siguen teniendo un cierto aire de abandono que puede transmitir inseguridad.

Dicho esto, si yo me tuviera que volver a alojar en Marsella, me decantaría por Saint-Victor, ya que está al lado del centro histórico y de la costa, es muy tranquilo y hay de todo (tiendas, restaurantes, etc.). Mi impresión fue que desde Saint-Victor hacia el sur la ciudad es muy tranquila y segura, por lo que te recomiendo mirar tu alojamiento en esas zonas (por ejemplo Prado, Castellane, Pharo) y evitar Le Panier, Canebière y los alrededores de la estación de tren. Aunque estén un poquito más lejos, como te decía antes la ciudad está muy bien conectada, así que no tendrás problemas para disfrutar de todo lo que ofrece.

Si tienes previsto ir de hotel o hostel, te recomiendo mirar en Booking, ya que tienen una oferta muy amplia y puedes ver los comentarios que deja la gente que ya se ha alojado en ellos. Si, por el contrario, prefieres ir de apartamento, déjame recomendarte Guest to Guest, ya que te va a salir mucho más barato.

Dónde dormir en Marsella
La casa de Guest to Guest en la que me alojé en Marsella

Alojarte en casas de locales con Guest to Guest

Guest to Guest es una comunidad de intercambio de casas a nivel mundial. Una vez te creas tu perfil y das de alta tu casa, puedes buscar las casas de otras personas en el destino al que quieres viajar para poder alojarte en ellas. No tienes que dejar tu casa a nadie si no quieres de primeras, ya que la plataforma funciona con puntos (GuestPoints) que son la ‘moneda virtual’ de esta comunidad. Si dejas tu casa ganas puntos para seguir viajando; si no, simplemente utilizas los GuestPoints.

Al tener un sistema de pago por puntos, no hay que pagar por la estancia. Lo único que se paga son 10€ por noche por un seguro que cubre tanto al usuario como al anfitrión. Por ejemplo, a ti como usario te cubre, entre otras cosas, que si el anfitrión te deja tirado, Guest to Guest te busca una alternativa, y si eres anfitrión, te cubre si el inquilino rompe algo.

Yo lo he usado varias veces como usuaria y me ha ido muy bien. Al ser una comunidad en la que dejas tu casa la gente que la forma está en la misma onda. Son perfiles de gente viajera, que quiere acercarse a lo local cuando visita un destino y, por tanto, son respetuosos con todo (cultura, casa, etc.). En mi post sobre Guest to Guest te lo explico con más detalle y si quieres crear tu cuenta para probarlo, puedes hacerlo a través de este link y te llevas 100 GuestPoints extra, que es más o menos el precio medio de una noche.

Creo que entre el post con los lugares que ver en Marsella, el que escribí para contarte cómo visitar el Parque Nacional de Calanques y esta guía sobre cómo llegar a Marsella, cómo moverse y dónde dormir tienes información más que suficiente para preparar tu viaje a la segunda ciudad más grande de Francia. De verdad te animo a que le des una oportunidad y vayas a visitarla porque a mi me sorprendió mucho. Es mucho más mediterránea de lo que imaginaba y además tiene mucha historia porque tiene nada más y nada menos que 26 siglos. Si tienes alguna pregunta o crees que algo se me ha quedado en el tintero, no dudes en dejar tu comentario.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *