Los búnkers del Carmel, el mejor mirador de Barcelona


Uno de los lugares que más me ha recomendado la gente que he conocido desde que estoy por Barcelona es el mirador de los búnkers del Carmel. Hasta hace poco no era muy conocido, pero no hay duda de que se ha convertido en un nuevo must de la capital catalana.

Pese a que el tiempo no acompañaba demasiado, ya que estaba muy nublado y se escapaba alguna gota de lluvia, el sitio ¡estaba a tope! Bueno, es cierto que al ser domingo por la tarde hay más gente, pero entre los que estábamos por allí había muchos turistas. Además, últimamente he visto muchas fotos de estas vistas en Instagram, así que podría afirmar que se ha puesto de moda.

Cómo son los búnkers del Carmel

Parece que últimamente nos ha dado por ir a lugares abandonados, por subir montañas, por explorar lo inexplorado y lo raro. ¿Verdad? Pues este sitio tiene todos los alicientes para que, efectivamente, se convierta en un imán para los visitantes de Barcelona.

En realidad este sitio es una colina llamada Turó de la Rovira, que está situada a unos 250 metros sobre el nivel del mar. Pese a su nombre, todo el mundo lo conoce como “los búnkers del Carmel” porque eso es lo que hay allí. O bueno, lo que queda de ellos. Durante la Guerra Civil se construyó aquí una batería antiaérea para defender Barcelona del ataque fascista y hoy día se pueden adivinar las posiciones de estos búnkers, gracias a que quedan en pie algunas paredes y suelos.

Restos búnkers del Carmel

Los restos de uno de los búnkers

Además de tener una vista excepcional de la parte que todos conocemos de Barcelona (Eixample, Montjuic, la costa, la Torre Agbar…), también se pueden ver otros barrios menos conocidos (El Carmel, Vilapicina, Guinardó…). También se divisa el Parc Güell y el Tibidabo, y es que la vista desde los búnkers es de ¡360 grados! 

La Barcelona desconocida desde los Búnkers del Carmel

La Barcelona desconocida desde los Búnkers del Carmel

Cómo llegar a los búnkers del Carmel

Para llegar hay que caminar sí o sí, aunque sea un poquito. Se puede llegar en coche y también en autobús, pero en ambos casos habrá que hacer los últimos metros a patita… y subir escaleras. Pero que esto no te desanime, que no es para tanto y la recompensa merece la pena 🙂 . Si vas en autobús hay un par de líneas que llegan hasta aquí: el V17 y el 119. 

En mi caso, he decidido subir caminando para disfrutar de un paseo de domingo cruzándome media Barcelona. He tardado 1 hora y media desde la Barceloneta, lo cual no es tanto, aunque el trayecto va cuesta arriba (desde el mar a la montaña). Siempre que puedo voy caminando a los sitios, ya que es la mejor manera de conocer una ciudad, quedarte con los lugares, ubicarte y ver los detalles que de otra manera pasarían desapercibidos.

Las vistas de Barcelona desde los búnkers del Carmel

Las vistas de Barcelona desde los búnkers del Carmel

Mucha gente viene hasta aquí para ver el atardecer y se traen bebidas y comida para pasar un rato de picnic. También los hay que sacan su lado más creativo a la hora de hacerse fotografías. He visto a una bailarina de ballet haciendose una foto con una pose imposible, ya que estaba haciendo algo así como un espagat, apoyándose en las puntas de los pies, arqueando la espalda hacia atrás y llevando un brazo elegantemente también hacia atrás. No sé describirlo muy bien, pero era impresionante.

¿Has estado alguna vez en este lugar? ¿Qué es lo que destacarías? 

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *