2015: Adiós, rutina. ¡Hola mundo!

Llegó el 31 de diciembre y toca hacer tanto balance sobre el año que se va como propósitos para el año nuevo. Para mí, 2015 ha sido un año de cambios, ya que dije adiós a un trabajo fijo y a Düsseldorf, donde dejo muchos amigos. 2016 será el año de la aventura, ¡y es que me voy de viaje sin billete de vuelta! 😀

Viajes e ideas en 2015

Antes de contarte más, me gustaría hacer un repaso de lo que ha sido 2015 en cuanto a viajes y al blog. Este año también ha traído cambios para el blog. A mitad de año decidí hacerle un cambio de look y, debido a eso, hubo algún parón en cuanto a publicaciones. No obstante, este año he visitado muchos países y ciudades donde no había estado antes y he intentado contarte todas mis experiencias. Entre esos destinos están Soest, Riga, LyonMúnich, Islandia, Italia, Dublín o Burgos.

Mi mapa de corcho en el que añado pines en los lugares que visito
Mi mapa de corcho en el que añado pines en los lugares que visito

Este año 2015 la mayoría de visitas al blog han llegado desde España, Alemania, Argentina, Estados Unidos y México, y los 10 posts más visitados han sido:

Para el próximo año, espero poder escribir mucho más sobre todos los destinos que visitaré :).

Dejarlo todo… ¡para viajar!

Como decía al comienzo del post, 2015 ha sido año de cambios. Tras más de 4 años y medio viviendo y trabajando en Düsseldorf, decidí que era hora de hacer algo diferente. Estuve evaluando la posibilidad de mudarme a otro país o trabajar para otra empresa, pero me dí cuenta de que seguiría teniendo la misma rutina: de 9 a 6 entre 4 paredes.

En mayo viajé a Islandia, uno de los países más bonitos que he visto en mi vida. Allí de algún modo reconecté con la naturaleza y comencé a reflexionar sobre todo lo que nos perdemos al pasar toda la vida en los mismos lugares, así como a pensar en que tiene que haber alguna manera de poder disfrutar de todo ello. ¡Hay tantos lugares increíbles ahí fuera!

Celebrando mi cumpleaños en mitad del glaciar Solheimajökull Islandia
Celebrando mi cumpleaños en mitad del glaciar Solheimajökull

Por esa época, además, descubrí que son muchas las mujeres que viajan solas y lo cuentan en sus blogs (Aniko, de Viajando por ahí, Laura, de Los viajes de Nena, Patricia, de Dejarlo todo e irse, o Carmen, de Trajinando por el mundo, entre otras). Lo cierto es que todas ellas despertaron en mi una gran curiosidad por este tipo de vida nómada y viajera, me inspiraron e hicieron que me planteara, por primera vez en mi vida, dejarlo todo para viajar. Desde aquí me gustaría daros la enhorabuena a todas por escribir esos magníficos blogs y las gracias por haber compartido vuestras experiencias alrededor del mundo para inspirar a otras mujeres que, como yo, tienen una gran curiosidad por conocer otras culturas y lugares del planeta :). ¡Seguid así!

La decisión no fue fácil, ni la tomé a la ligera, pero sabía que tenía que cambiar algo que me devolviese la motivación. Así pues, dejé mi trabajo a finales de octubre, vendí todas mis cosas, me despedí de mis amigos (que fue lo más difícil de todo) y ahora he vuelto a casa por Navidad, para terminar de preparar mi gran aventura, con destino…

¡Sudamérica!

El próximo 9 de enero me monto en un avión con destino Montevideo :). Ya no queda nada y ¡no sé si puedo esperar más!

La ruta “planeada” es algo así: comenzar la aventura en las playas de Uruguay, cruzar el Río de la Plata hasta Buenos Aires, desde donde partir a conocer el norte de Argentina e ir bajando hasta la Patagonia argentina por la mítica ruta 40. Después, cruzar a la Patagonia chilena e ir subiendo por todo el país hasta el desierto de Atacama para después cruzar a Perú y poder llegar hasta Machu Pichu. Puede ser que visite Bolivia también en algún momento, ¡está ahí mismo! 🙂

Aunque no tenga billete de vuelta sí tengo una idea del tiempo que planeo estar por allá. Quiero hacer este recorrido en unos 6 meses, pero aun tengo la duda de si será suficiente tiempo para conocerlo todo o si me sobrará tiempo… También puede ser que descubra que este tipo de vida nómada no es para mí y me vuelva a casa a los 15 días, ¡quién sabe! Lo único seguro es que estoy ilusionada por hacer este viaje y totalmente convencida de que tengo que hacerlo una vez en la vida y AHORA es el momento.

¿Por qué? Aunque tenga mil razones, en realidad todo se puede reducir a unos pocos argumentos:

  • Me encanta viajar y nunca he hecho un viaje tan largo. Y si quiero engancharte a mi blog, tendré que hacer viajes increíbles, ¿no? 😛
  • Quiero probar algo diferente. Hasta ahora mi vida se ha guiado por el mantra “estudia, consigue un buen trabajo, etc.”, pero ¡qué diablos! Tengo casi 30 y no me convence, así que voy a probar algo nuevo. Si al final no es para mí, tiempo hay de volver a una oficina.
  • Siento que es ahora o nunca. No tengo pareja, hijos, hipoteca… nada que en realidad me ate y me impida hacerlo.
  • Y el más importante para mi: quiero ver el mundo. Conocer gente local de otras culturas, comprobar lo maravillosa que puede ser la naturaleza en los rincones más insospechados del mundo, ver con mis propios ojos todos esos lugares increíbles que otros nos enseñan en revistas, redes sociales o la televisión, pero que muy pocos llegan a conocer.

¡Sigue mi aventura!

Si eres de Uruguay, Argentina, Chile, Perú o Bolivia y quieres enseñarme lo mejor de tu país, región o ciudad, o simplemente estás por ahí de viaje también el próximo año, ¡no dudes en contactar conmigo!

Y si estás en cualquier otro lugar del mundo, pero quieres seguir mi aventura, puedes seguirme en las redes sociales, dejar un comentario o suscribirte al blog.

Y antes de que se me olvide… ¡Feliz 2016! 🙂

 ¡Hola Sudamérica! ¡Hola mundo!

[wysija_form id=”2″]

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *