20 cosas que puedes hacer en La Barceloneta

Hablar del barrio de La Barceloneta es hablar de la playa de Barcelona. Es así. Pero también hay otras cosas por hacer y visitar que normalmente pasan desapercibidas. ¿Quieres descubrirlas?

Cuando visité Barcelona hace unos dos años y medio no me imaginé viviendo en la ciudad, y mucho menos, viviendo en La Barceloneta. Y tengo que decir ¡que me encanta vivir aquí! Por primera vez en mi vida vivo al lado de la playa. Vale, estamos en invierno y aun no he podido disfrutarla, pero el simple hecho de caminar 200 metros y plantarme en el paseo marítimo y ver el mar, es un auténtico privilegio. ¿No crees?

La playa de la Barceloneta al atardecer

Además, el barrio tiene mucho encanto, con sus calles estrechitas y llenas de vida. Sin duda, es de los barrios más alegres de Barcelona, y llega a parecer que no estamos en la Ciudad Condal, sino en otro lugar. Así que aquí van 20 cosas que hay por hacer en La Barceloneta. ¡Apúntatelas!

1. Irte de bares y restaurantes. Vermuts, bombetas de La Barceloneta, tapas, arroces… En La Barceloneta no falta la opción gastronómica y hay locales para todos los gustos. Desde la mítica taberna flamenca de la Leo, hasta el restaurante Salamanca, pasando por los arroces de Ca La Nuri, o cualquier chiringuito con vistas al mar lleno de guiris.

2. Ver el barrio a pie, perdiéndote entre sus callejuelas. Mientras tanto, tomar un vermut en alguno de esos bares para todos los gustos que surgen espontáneamente en cada esquina.

3. O darte una vuelta por el mercado y comprar productos frescos. Sí, como todo barrio que se precie, hay mercado (alrededor del cual hay unos cuantos bares y restaurantes, por cierto).

4. Ver el barrio (y Barcelona) desde el aire. Desde el puerto puedes tomar el teleférico que te lleva hasta Montjuic. Se construyó para la Exposición de 1929, aunque no se terminó a tiempo y se tuvo que inaugurar después (sí, ya entonces éramos unos genios de las infraestructuras en España). Aunque te advierto, aún faltan muchas cosas por hacer. Por ejemplo…

5. Morirte de envidia viendo los yates de los ricos. Si no te alcanza para el teleférico, tampoco te alcanzará para comprarte un barquito como los que hay en el Port Vell, así que, lo siento, te tendrás que conformar con mirar…

Puerto de la Barceloneta en Barcelona
Algunos de los barquitos que encontrarás en el puerto de La Barceloneta…

6. O irte de museos. Frente a los “barquitos” que te han puesto los dientes largos se encuentra el Museo de Historia de Cataluña, muy interesante para conocer el pasado de la comunidad. Entrar cuesta 4,5 € (venga, que esto sí que te lo puedes permitir).

7. Y ya que estás allí, tienes que subir al mirador del museo para ver la vista espectacular del puerto, Montjuic y la ciudad al caer la tarde. ¿Y lo mejor? Que puedes mirar a los de los yates por encima del hombro, porque estarán prácticamente debajo tuyo.

8. Irte de compras por el Maremagnum. Y olvídate ya de los ricos, que por aquí no los verás. Solo verás guiris.

9. Disfrutar como un niño viendo peces en el Aquàrium. Es uno de los acuarios más importantes de Europa y, por lo que tengo entendido, si tienes el título de submarinismo, puedes nadar con tiburones. Mola, ¿no?

10. Salir de fiesta. ¿Cae la noche y tú sin plan? ¡De eso nada! Vístete bien y tira para el paseo marítimo. Algunas de las discotecas y terrazas más chic de Barcelona están aquí, frente al mar. Pacha, Shôko, Opium, Catwalk… Están todas juntitas. Debe ser por si te aburres en una, que puedas ir a otra.

11. Si efectivamente te aburres, puedes ir al Casino. Está al ladito de las discotecas y, ya que te has vestido bien, ¿por qué no probar suerte? Igual ganas millones y te puedes comprar uno de esos dichosos barquitos del Port Vell.

12. Ups… No. No has ganado millones, así que no podrás comprarte el yate. Y además tienes resaca. Pero no te preocupes, que puedes buscar sombra en el Parque de La Barceloneta para echar una siesta (que además es gratis).

13. O jugar al baloncesto, al ping pong, hacer skate… Lo cierto es que ese pequeño parque está pensado para que te actives, ¡no para que duermas la mona!

14. Cuando se te haya pasado la resaca, en este mismo parque podrás admirar la Torre de les Aigües, de estilo modernista.

Torre de les Aigües en Barceloneta
La Torre de les Aigües, una delicia modernista frente a la playa

15. E ir a la playa, que está enfrente. ¡La bendita playa! Sé que estabas deseando llegar a este punto… y siento decirte que, por lo que he escuchado, en verano te costará más encontrar hueco para tu toalla aquí que en Benidorm. Así que mucha suerte para encontrar tu metro cuadrado donde tomar el sol.

16. También puedes hacer surf, paddle-surf, voley-playa, yoga, correr, cualquier otro tipo de ejercicio… pero correrás el riesgo de que te quiten tu metro cuadrado, así que piénsatelo bien.

17. Cuando te canses de estar en la arena puedes irte hasta el hotel W a ver si aparece algún famoso por allí. Admítelo. Después de haberlo perdido todo en el Casino, dar un braguetazo es muy tentador. Podrías comprarte un barquito y… Siento hacerte volver a la realidad, pero probablemente no consigas ver a ninguna estrella (quien avisa no es traidor).

18. A no ser que sea la Estrella Herida, un monumento con el que te toparás al caminar por el paseo marítimo. Te aviso de nuevo: no tiene forma de estrella. Así que igual no lo encuentras…

19. No, definitivamente no vas a encontrarlo. Hay tantos vendedores ambulantes que te resultará imposible ver cualquier otra cosa y lo que harás será comprar algo en el top-manta (que no será un barquito, pero oye, algo es algo). 

20. Y si no te gustan estos agobios del verano, no te preocupes. Siempre te quedará el primer baño del año del 1 de enero. Aunque vacía, vacía la playa tampoco está…

Primer baño del año en Barcelona
Cientos de personas se bañan en la Barceloneta para dar la bienvenida al año.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 ideas sobre “20 cosas que puedes hacer en La Barceloneta”